ANTICIPO: 1982, EL NUEVO LIBRO DE YOFRE De Viola, Galtieri y Bignone a la Democracia

Después de Nadie Fue, Fuimos Todos, Volver a Matar y El Escarmiento, Juan Bautista Yofre aborda su 5to. libro por Sudamericana, titulado 1982 – Los Documentos Secretos de la Guerra de Malvinas/Falklands y el Derrumbe del Proceso. La presentación será el jueves 06/10 pero Urgente24 anticipa un breve fragmento del texto.

    De Viola, Galtieri y Bignone a la DemocraciaInvitación a la presentación de 1982, de Juan Yofre.|

    por JUAN BAUTISTA YOFRE

    El 18 de diciembre de 1981 llegó a Buenos Aires el contralmirante (R) Luis Pedro Sánchez Moreno, embajador argentino en Lima, Perú. Se tomaba una corta licencia porque venía a apadrinar la boda de su hija. Ya que estaba, como había una nueva Junta Militar, fue a visitar a cada uno de los comandantes. El viernes 19, se presentó a la audiencia que le fijó su compañero de la promoción 75 y comandante de la Armada, Jorge Isaac Anaya. La entrevista se realizó en el despacho que el jefe naval tenía en el piso 13 del Edificio Libertad. Se saludaron con afecto y Sánchez Moreno comenzó a hablar de la situaciónperuana mientras Anaya mostraba una mirada desatenta. Poco después lo interrumpió.
    Anaya: “El Proceso se ha deteriorado mucho y tenemos que buscar un elemento que aglutine a la sociedad. Ese elemento es Malvinas”.
    Dicho esto se quedó mirando, esperando una respuesta.
    Sánchez Moreno: “He estudiado varios años en un colegio inglés. Conozco a los ingleses tanto como vos, Margaret Thatcher no se va a dejar llevar por delante por un gobierno militar. Los ingleses son como los bulldgos, cuando muerden a la presa no la sueltan…”
    Al instante Anaya dio por terminada la reunión. Asumió su papel de comandante y con un formal “es todo, Sanchez Moreno” lo despidió. Sin embargo la cuestión no terminó ahí. El sábado 20, durante la fiesta de casamiento, el dueño de casa y el almirante Carlos Castro Madero -también compañero de promoción de Anaya- intentaron disuadir al comandante en jefe de la Armada, pero fue imposible.
    El lunes 22 de diciembre hubo un “cambio de atmósfera” en la Argentina, a partir de la propia personalidad de Galtieri, a quien se comparaba con George C. Patton, el mítico general norteamericano de la Segunda Guerra Mundial. Galtieri intentaba reflotar el Proceso pero nadie le creía. La indiferencia era evidente. “El efímero gobierno de Viola dejó una herencia de dificultades económicas y prácticamente en el mismo lugar el proyecto de apertura política, no obstante los primeros esfuerzos concretos para colocarlo en sus carriles”, dijo O Globo, de Brasil. También afirmó: “Los signos de agotamiento del régimen discrecional saltan a la vista”. Más contundente fue Jornal do Brasil al afirmar que el “ciclo de intervenciones militares se revela agotado”.
    “Esto se derrumba”, palabras más, palabras menos, dijo el embajador de carrera Gustavo Figueroa.
    “No se preocupe, el jefe tiene un plan”, respondió el coronel Norberto Ferrero, el hombre de íntima confianza de Galtieri, durante una cena a solas con Figueroa, el cónsul en Nueva York, en noviembre de 1981.
    En realidad Galtieri no tenía un plan sobre las Malvinas porque el Ejército nunca lo trabajó como hipótesis de conflicto. La que sí tenía un plan que se actualizaba permanentemente era la Armada. El 22 de diciembre, el almirante Anaya le pasó a su jefe de Estado Mayor, vicealmirante Alberto Gabriel Vigo, una orden escrita a mano que contenía tres puntos, tal como se desprenden de su minúscula letra. Fue la primera orden del conflicto armado que se avecinaba.

    1.- MALVINAS
    1.1.- El CON (comandante de Operaciones Navales) presentarme un plan actualizado.
    1.2.- Enviar personal seleccionado para reconocimiento.
    1.3.- Plan después ocupación.
    1.3.1.- Efectivos para permanecer en STANLEY.
    1.3.2.- Apoyo a dichos efectivos.
    1.3.3.- Logística para STANLEY.
    1.3.4.- Defensa de STANLEY.
    2.- SUPER ETANDARD
    Deben ser traídos al país con todo su armamento a medida que estén listos. Antes del 01 JUN 82.
    3.- P-3. ANTES 01 JUN 82.
    Sobre la base de esa orden, al día siguiente el vicealmirante Alberto Gabriel Vigo le envió el documento “Secreto” Nº326/81 al vicealmirante Juan José Lombardo con la instrucción de que “deberá elaborar personalmente y entregarme a la mano, el Plan actualizado para la recuperación de Malvinas”. El contenido del documento comprende los cuatro puntos del 1.3. Los dos restantes debían llevarse a cabo en otros departamentos de la Armada, relacionados con Material Naval (contralmirante Víctor José Nasini), Material Aeronaval (contralmirante Santiago Vignale) y con el jefe de Operaciones del Estado Mayor General de la Armada (contralmirante Edgardo Aroldo Otero). El avión P-3 Orion es un modelo fabricado por la Lockheed para patrulla y reconocimiento marítimo.
    El 23 de diciembre de 1981 por la noche, Galtieri apareció hablando por primera vez en cadena nacional al país como presidente de la Nación. Pidió confianza a la población y reclamó austeridad a su gobierno. Y en política exterior señaló que la Argentina no adoptaría “posiciones equivocadas o grises, susceptibles de debilitar nuestra raíz occidental”. Ese mismo día jueves, la Confederación General del Trabajo, en una declaración que tituló “Por una Navidad en paz”, le reclamó a Galtieri un gobierno de emergencia con la participación de “todos los sectores de la vida nacional”, al estimar “el fracaso total y absoluto de la pretendida gestión gubernamental del llamado Proceso”. La organización sindical que dirigía Saúl Ubaldini propuso “la movilización popular” con la intención de un “perentorio llamado a elecciones generales y decretar el estado de emergencia social”. Llamaba también a la “concordia” y “la unidad nacional”.
    También el 23 se sucedieron otros dos acontecimientos importantes: Juan Pablo II exhortó a la Argentina y a Chile a hacer todos los esfuerzos posibles para acordar la paz (la mediación ya había entregado sus conclusiones, que fueron rechazadas por la Junta Militar), y los Estados Unidos aplicaron sanciones económicas a Polonia, cuando su gobierno comunista interrumpió el proceso de apertura de libertad sindical que llevaba adelante Solidaridad con el respaldo del gremialismo.
    El 29 de diciembre se realizó en el edificio del Congreso Nacional la ceremonia de entrega de insignias a los nuevos generales, brigadieres y almirantes. Mientras el periodismo se encontraba distraído por los fastos de las nuevas designaciones y, fundamentalmente, por las fiestas de fin de año, ese mismo día y en el mismo lugar, los miembros de la Junta conversaron “acerca de la necesidad de impulsar” los objetivos tratados el pasado 18 de diciembre, “además de otros temas como los relacionados con los EE.UU. y con los demás países latinoamericanos. En dicha ocasión se convino analizar el caso MALVINAS lo antes posible, teniendo en cuenta la próxima ronda de negociaciones que reemplazaría las reuniones diferidas en diciembre de 1981″.
    About these ads