Los muchachos comunistas tienen ese que se yo… ¿viste?

 

HORACIO GONZÁLEZ VUELVE A LA CARGA

Los muchachos comunistas tienen ese que se yo… ¿viste?

Horacio González es el director de la Biblioteca Nacional. Referido como “sociólogo”, suele beneficiarnos periódicamente con algunas lecturas académicamente desopilantes.

Es uno de los redactores del “relato”, un exégeta de ese típico resentimiento kirchnerista, eternamente adolescente.

Si se pudiera precisar la existencia cierta de un talibán moderado, ese es González.

En su última aparición, desde el Granma oficial“Página12”, acometió la tarea de tomar algunas fotos del juez Thomas Griesa y, a partir de su estampa y su mirada, definir toda la tradición sociocultural de los Estados Unidos.

Las políticas, la forma de vida, la cultura, los personajes del cine, las guerras, las grandezas y las miserias.

Tal como se lo contamos: el hombre ve una foto, analiza una mirada, y escribe 71 renglones de inefable pseudosociología para el deleite del medio pelo ilustrado K. Nota redactada, Página 12 publica, González cobra, y el consumidor de fantasías comunistas enlatadas lee y adhiere fervoroso.

Es un tarotista de la narración. Vende humo para la gilada, pero artesanal.

Dice González: “Hay fotos y fotos. La foto oficial es otra cosa. Se la prepara, la toman especialistas, debe hacer brillar la solemnidad y la gallardía del poder”.

González, se llaman fotos institucionales, es un juez de los Estados Unidos, cuenta 82 febreros, ¿qué quiere que haga el tipo, sacarse fotos jugando de 5 con Scioli en La Ñata?

Destaquemos estos memorables párrafos de González:

-Es un rostro enjuto, tomado por una ancianidad que casi es un mecanismo de voracidad y astucia. Al lado de la bandera norteamericana, toma tal envergadura arquetípica, que es en sí mismo un llamado imperial, una convocatoria belicosa con su martillo de madera reposando amenazador en el pupitre….

-Podemos ver en Griesa —hombre de Kansas, de Harvard, del Sistema— también la brumosa figura de un Braden. Pero no veremos la de Humphrey Bogart. Sí la de un John Wayne. No la de un James Dean.

González, afloje con la percha de Griesa, el hombre no tiene la culpa de que usted ni se corte el pelo ni se empareje el bigote…es, apenas, una cuestión de pulcritud personal. Será viejo pero se baña.

Se trata de tomar un concepto básico y adornarlo con 32 palabras firuleteras para cautivar al rebelde no encausado.

González escribe como juega ese jugador de papi fútbol florido y gambeteador, que cuando pisa la cancha de once a la primera que le tiran recibe un guadañazo que lo manda al Dupuy Tren. Es fulbito intelectual.

Después de leer esta pieza, el lector comprenderá un poco mejor los mecanismos de razonamiento de los amigos kirchneristas. Pobre gente, imagínense tener que fumarse estas lecturas todos los días durante 9 años…

González hábilmente elige, al mejor estilo 678, y entonces rescata a Bogart y a James Dean…los enaltece como “los buenos”, como si ellos no fueran parte también de ese bellamente siniestro y extraño país que fabrica al mismo tiempo un George Bush y un Luther King…una eterna Janis Joplin y una tonta Doris Day…

Los comunistas vernáculos odian todo aquello que no entienden.

Y no entienden casi nada….
¿Y por casa como andamos?

 

Resulta inevitable hacer un acto de recuperación de la soberanía de la sanata y preguntarse qué podría ver González en algunas fotos de nuestros mejores personajes Narc & Pop….esos a los que todo les avala, esos que son, para González, infalibles artífices del destino patriótico.

No poseemos la verba de González, está claro. Él es un 1114 fileteado como por Quinquela, esplendorosamente brillante; nosotros apenas una Citroneta con servo que ni siquiera arranca al empujarla…pero veamos…

¿Qué podría decir González al contemplar la foto de Amado Boudou, vicepresidente de la Nación?

-“Su figura afirma y consolida la impronta del arquetípico joven exitoso. De esa guitarra brotan certeras notas, cual impolutos billetes recién impresos y esparcidos en un multicolor orgasmo de testaferros y cortesanas. Un auténtico varón de la Harley y la Fender Telecaster…”

O al regocijarse con la imagen de Luis D´Elía….

-“El Profesor Luis D´Elía es el prototipo de la determinación argentina. De la lealtad para con la causa nacional, decididamente escriturada en las mejores fojas de la historia, y libre de sinuosas hipotecas morales, trasuntando en su mirada la convicción de que una comisaría puede romperse, pero un trabajo digno nunca debe acometerse…”

O del mismísimo matrimonio Kirchner inclusive….

-Esta imagen más que una mujer refleja un sino, un destino, un cuadro, definitivo y trascendental, que no sabe de resuellos, que no sabe de renuncios, que no sabe de economía, que no sabe de derecho, que no sabe de saberes terrenales…La impertérrita compañera de ruta de este hombre que vino desde el sur y trajo el cambio (chico), para llevarse un país escriturado en oro y plata a nombre propio, que es el nombre de su pueblo, de su familia, que es el reaseguro de sus ciento setenta y tres generaciones por venir. Todos somos un poco Ella, todos somos un poco Él. Todos tenemos una deuda de honor con estos héroes que nos han permitido a tantos sobrellevar más de una década sin necesidades, especialmente esa incómoda necesidad de tanta gente que consiste en tener que ir a trabajar….a trabajar el futuro, otro si digo…”
Colofón

 

El relato necesita imperiosamente de esta clase de muchachos, como González, como Feinmann, como Forster, como toda la troupe de “Carta Abierta”, el colectivo sanatero del circo Narc & Pop.

Ellos son los que construyen la épica.

Toda la gestión kirchnerista está signada por una épica irrepetible; desde el robo de YPF hasta la reinauguración de las Piletas de Ezeiza…desde pintar un aeropuerto de blanco y mostrarlo por Cadena Nacional, hasta estrellar una botella de champagne contra el casco de una lancha del Tigre y rebautizarla “Transatlántico Néstor Kirchner”…. Y estos pibes, como González, son los que salen a explicarles a los muchachos los alcances históricos y las características fundacionales de la inauguración de un criadero de chanchos en Bell Ville.

Horacio González es el Fidel Pintos del kirchnerismo.

Dirige La Biblioteca Nacional…es lo que hay.

 

Fabián Ferrante

Alerta: Al primer lector que escriba “qué van a ser comunistas éstos, comunistas con la plata de los demás“, etc etc, se le enviará sin cargo y sin retorno una foto de Diana Conti autografiada y besada en rouge.

Fuente:http://periodicotribuna.com.ar/

 

Un comentario ,los comunistas usan Lacoste?o es trucho ?Adri Bosch.

 

 

About these ads