Arantxa Sánchez Vicario en su glorioso 1994.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Tras 17 años con raqueta en mano, la catalana Arantxa Sánchez Vicario (su nombre real es Aránzazu Isabel María Sánchez Vicario) se retiró en 2002 de toda vida social “para conquistar su libertad”.
Según ha resumido ‘La Otra Cónica’, del diario madrileño El Mundo, la protagonista cuenta en sus memorias, ‘Arantxa ¡Vamos! – Memorias de una lucha, una vida y una mujer‘, sus padres tuvieron potestad sobre ella durante toda su carrera.
“Mi madre decidía sobre mi pelo, mi ropa… Cuando me compraba algo por mi cuenta, rara vez le gustaba”, dijo Arantxa, apuntando a Maria Vicario.
De su padre, Emilio Sánchez, señala que fue un avaro administrador de sus intereses.“Mensualmente me otorgaba una cantidad de la que yo le daba cuenta puntual”, añade.
En la actualidad, ella no tiene ningún tipo de relación con ningún miembro de su familia.
¿Por qué? Porque cuando ella se retiró, llegó la decepción: en 17 años de carrera, Arantxa había ganado el equivalente a € 45 millones… pero no había dinero… O sea que Emilio Sánchez fue un mal administrador, además.
Los problemas con Hacienda aún están en manos de sus abogados, ya que las liquidaciones tributarias de los años 1989, 1990, 1991, 1992 y 1993 no fueron pagadas por constar su residencia fiscal en Andorra.
“Me han dejado sin nada, estoy endeudada con Hacienda y mis propiedades son muy inferiores a las que tiene por ejemplo mi hermano Javier, que a lo largo de su vida ha ganado mucho menos que yo”, zanja.
Por si todos los problemas económicos fueran pocos, su matrimonio con Pep Santacana tampoco gustó a su familia. De hecho, “la familia se opuso rotundamente al enlace”.
 Sin embargo, Arantxa encontró en Pep una persona diferente. “Pocas semanas después del anuncio del enlace llegó a los medios una serie de informaciones sobre Pep en las que se hablaba de problemas financieras y deudas (…), pero con lo que nadie contaba es que Pep me lo había contado todo”.
Historia
Aránzazu Isabel María Sánchez Vicario nació el 18/12/1971, en Barcelona, España), y llegó a ser Nº 1 del mundo, con 4 títulos del Grand Slam en categoría individual, 6 en categoría de dobles y 4 en dobles mixtos.
A principios de 2007, International Tennis Hall of Fame ingresó a Arantxa Sánchez Vicario en el Salón de las Leyendas del tenis mundial.
A los 4 años de edad comenzó a jugar al tenis, siguiendo los pasos de sus hermanos mayores Emilio y Javier. En 1985, con 14 años, se hizo profesional.
Arantxa sacudió el mundo del tenis cuando en 1989, siendo Nº10 del mundo, derrotó a la Nº1, Steffi Graf, en la final de Roland Garros, convirtiéndose en la jugadora más joven hasta ese momento en ganar el Abierto de Francia de Tenis (la marca sólo le duró un año, ya que en la siguiente edición, la serbia Monica Seles ganó el título con 16 años).
A partir de entonces, los partidos entre la alemana y la española se convertirían en un clásico del tenis femenino por su dureza y gran juego.
Sánchez-Vicario desarrolló rápidamente una reputación en el circuito por su espíritu de lucha, peleando por todos los puntos que disputaba. Se la llamó “el abejorro de Barcelona”.
Su año más exitoso fue 1994, cuando ganó 8 torneos, entre ellos Roland Garros y el Abierto de USA.
En 1998, ganó su 3er. título en el torneo francés, completando su cuarteto de títulos de Grand Slam en categoría individual.
En el ránking de la WTA, ella fue Nº1 en 1995 (durante 12 semanas), en categoría individual y en categoría dobles, en forma simultánea. Solamente lo había conseguido Martina Navratilova en 1987. Desde entonces solo han repetido ese éxito Martina Hingis, Lindsay Davenport y Kim Clijsters.
En categoría de dobles, Sánchez Vicario ganó en Australia en l1992 (junto a Helena Suková), 1995 (con Jana Novotná) y 1996 (con Chanda Rubin); en el Abierto de USA en 1993 (con Helena Sukova) y 1994 (junto a Jana Novotna), y en Wimbledon en 1995 (con Jana Novotná). Ganó además 4 títulos del Grand Slam en categoría de dobles mixtos.
En 1991, integró el equipo de España que ganó su 1er. título en la Copa Federación.
Sánchez Vicario tiene la marca de mayor número de triunfos en categoría individual y dobles conseguida por cualquier jugadora en la Copa Federación, con 72 victorias.
También representó a España en 5 ediciones de los Juegos Olímpicos. En los de Barcelona 1992, consiguió la medalla de plata en dobles, junto a Conchita Martínez. En Atlanta 1996, perdió la final individual ante Lindsay Davenport.
Arantxa Sánchez Vicario anunció su retirada del tenis en noviembre de 2002. Sin embargo, regresó en 2004 para jugar en algunos torneos de dobles y poder disputar sus quintos Juegos Olímpicos.
En 2012 regresó a la competición como capitana de la Copa Federación de tenis junto al entrenador Gabriel Urpí.
El 12 de septiembre de 2008 se casó en el Castillo de Peralada en Gerona con José Santacana. Su hija, Arantxa, nació el 27/02/2009 en Barcelona. Su hijo Leo, el 28/10/2011.