El periodista se refirió al crudo relato del genocida sobre la cantidad de víctimas fatales de la Dictadura. La cantidad de desaparecidos. Las explicaciones.

foto perfil.com

Las entrevistas entre Reato y Videla sumaron unas veinte horas. | Foto: Cedoc.

Ampliar Ampliar

Fueron “siete mil u ocho mil personas “las víctimas fatales de la última dictadura argentina. Esa frase no tiene mayor peso, si no fuera por quien la dice: el dictador Jorge Rafael Videla en Disposición Final, el nuevo libro del periodista y escritor Ceferino Reato. Luego de la controversia suscitada por esa afirmación, Reato explicó el contexto en que realizó la serie de entrevistas al genocida, que derivó en el libro.

“Él tenía ganas de hablar”, confió Reato, editor de la revista Fortuna y autor del best seller Operación Traviata. De acuerdo con el escritor, Videla “no está arrepentido de nada pero tiene la necesidad de explicar su punto de vista sobre este tema”, para lo cual mantuvo veinte horas de entrevistas entre octubre de 2011 y marzo de 2012 en Campo de Mayo.

“Su relato es muy frío, muy descarnado. Me sorprendió ese modo de decir las cosas”, comentó Reato.

Aliados civiles. La crudeza de las Fuerzas Armadas durante aquellos años de plomo no fue propia de un grupo aislado, y son varias las conjeturas que se tejen en torno al apoyo de la sociedad civil, los empresarios y los factores de poder. De acuerdo con el autor de Disposición Final, el genocida “dice que la ´guerra contra la subversión’ fue apoyada por todos los factores de poder, la prensa inclusive”. “Yo no estoy de acuerdo con que fue un gobierno cívico-militar, aunque sí hubo aliados civiles”, aclaró Reato.

“En el ’76, las Fuerzas Armadas ya tenían una autonomía total y lo sabían. Mataron, desaparecieron y moldearon una sociedad”, sostuvo.

Números poco claros. La cantidad de detenidos y desaparecidos es uno de los datos que jamás fueron aclarados con el correr de los años. De hecho, desde el informe elaborado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), las cifras oscilan entre 7 mil y 30 mil víctimas.

“Entre 7 mil y 8 mil personas está en línea con la Conadep, pero no con los organismos de Derechos Humanos”, estimó Reato, entrevistado en el canalC5N. “En el libro de Schoklender (Sueños postergados) se dice que el número de los 30 mil fue un invento de Hebe de Bonafini”, sostuvo el periodista. “Es difícil explicar ese número. No lo sé”, confesó.

«Videla sostiene que no importa el número, sino el hecho. Y tiene razón», admitió.

Improvisación. Para Reato, es innegable cierto nivel de improvisación en el desarrollo y sostenimiento del golpe de Estado. Según los dichos de Videla, las desapariciones de los cuerpos fueron una salida “para no provocar protestas y la gente no se enterara».

“Hay un plan sistemático y Videla lo dice, que consiste en eliminar una cantidad de gente”, explicó el editor de Fortuna. “Entran al Golpe sin saber cómo hacerlo. Van de fugas de presos que no eran tales a algo más masivo”, continuó.

Sin embargo, el destino de los cuerpos es todavía es una incógnita, y el silencio, inquebrantable. Siguiendo los dichos del ex jefe del Ejército, “no hay una lista completa, pero puede haber listas parciales y desprolijas”, aseguró Reato. “Hay información. Hay mucha información”, agregó.

“Las listas existieron. En muchos centros y lugares de detención, los presos no eran llamados por sus apellidos, sino por números. Listas tiene que haber habido”, justificó.

“Videla dice que hubo intercambios entre los jefe militares. Entre la reticencia de algunos y la muerte de otros, decidieron no dar información”, aseguró el editor. “Hay mucho por hacer todavía, desde el Estado”, concluyó.

Fuente:http://www.perfil.com