A LA MUERTE DE CHÁVEZ

Con el agravamiento de su enfermedad aumenta la especulación sobre qué pasará si Hugo Chávez queda descartado del poder en Venezuela.  Hay quienes consideran que la desaparición de Chávez será el fin del chavismo. No tiene que ser necesariamente así; el chavismo puede sobrevivir. El resultado dependerá del papel que jueguen los factores internos y externos, y la casualidad histórica.

Si Fidel Castro hubiera perdido la vida en el ataque al cuartel Moncada en 1953, o en la prisión de Isla de Pinos o si no hubiera sido puesto en libertad por la amnistía decretada por el General Batista, difícilmente Cuba se habría convertido en un satélite aliado de la URSS.

Cuba, con un nivel de alfabetización del 76%, con la mortalidad infantil más baja de toda Latinoamérica y la decimotercera en el mundo, y con la tercera producción per cápita de Latinoamérica, pudiera haber continuado su progreso económico.   Seguramente también habría reencontrado el camino hacia la democracia, interrumpida por el golpe de estado de Fulgencio Batista en 1952.

Si Hugo Chávez hubiera muerto durante su intento de golpe de estado, o si el presidente Caldera no lo hubiera  indultado, la historia de Venezuela habría sido completamente diferente.

El inesperado cáncer de Chávez es otra contingencia o una decisión de la providencia.  Pueden haber más sorpresas en el futuro venezolano o en el cubano que influirían en el desenlace de los acontecimientos en ambos países.  Pero la muerte de Chávez no tiene necesariamente que provocar el fin del chavismo. Por el contrario, puede ser hasta una oportunidad para su consolidación y permanencia como una fuerza política en Venezuela.

El chavismo no es el Socialismo del Siglo XXI. Son dos cosas que obedecen a circunstancias y necesidades diferentes.  El Socialismo del Siglo XXI es un eco distante y superficial de la fracasada propuesta marxista-leninista de la Guerra Fría del pasado siglo, mezclado con el viejo resentimiento antiyanqui de los latinoamericanos, del Buen Salvaje al Buen Revolucionario de Carlos Rangel.

El presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, dijo hace poco que cuando su colega venezolano Hugo Chávez “pase” no habrá “construido ningún socialismo”.  Mujica tiene toda la razón. La principal función de esta arenga con rimbombante nombre es darle una razón de ser, un grito de guerra, a la alianza conocida como el ALBA.

El Socialismo del Siglo XXI ha sido la solución semántica a la falta de contenido de un frente político  cuyo único fin ha sido atacar verbalmente a los Estados Unidos mientras se hacían negocios con el mismo país denunciado como el enemigo de la humanidad.

Pero ¿que será del ALBA? es menos importante a la muerte de Chávez que el tema que nos ocupa: ¿que será del chavismo?

El chavismo es el caudillismo histórico arropado de internacionalismo antiyanqui.  Es una vieja estafa maquillada a la última moda para lograr el apoyo de los “desposeídos”.  Esta armado del lenguaje socialista y de toda la parafernalia que permiten los medios de información modernos.   En ninguna forma puede ser  subestimado.   La elite chavista es una clase voraz y destructiva desplazando a otra sin visión política, pero productiva y creativa, que aceptaba el juego democrático y los derechos humanos.

Como el chavismo tiene que destruir la economía privada para eliminar el poder político de la clase que sustituye, no se puede concebir este movimiento sin una generosa industria petrolera, como tampoco podría haber sido posible el proyecto castrista en Cuba sin una formidable subvención externa, primero de la URSS y luego de Hugo Chávez.

Quienes, ante la eventual desaparición de Chávez, vaticinan la segura muerte del chavismo, no le dan mucho peso a las raíces de este fenómeno político. Se inclinan a definirlo como un proyecto disparatado y desordenado dirigido por un imprescindible e insustituible caudillo.  Le dan mucha importancia al aspecto demagógico del dirigente. Resaltan el aspecto teatral de Chávez, sus payasadas, groserías e insolencias.   En realidad estas características le han ayudado a motivar, unir y dar dirección a un porcentaje significativo de venezolanos.

Para ellos Chávez es el látigo de los que tuvieron más en el pasado. Es el dirigente que ayuda a los que tienen menos. El que desplazó a la clase que había sido privilegiada en la Venezuela de los dos grandes partidos tradicionales.  Es el líder mundial que todo pueblo aspira a tener.  Hay una buena dosis de demagogia en todo esto, pero los chavistas creen en la legitimidad de su planteamiento y eso para ellos es lo importante.  El hecho es que cualquiera que sea el porcentaje de simpatizantes que tenga el chavismo, el movimiento chavista ha demostrado que es una fuerza influyente.

No parecería razonable pensar que a la muerte de su dirigente el movimiento se desintegrará y todos se irán a sus casas tranquilamente, renunciando a las posiciones o a las expectativas que han alcanzado o que creen lograrán en la Venezuela del siglo XXI.  El futuro del chavismo dependerá de varios factores, pero entre estos puede ser determinante la facción que se quede con el poder del movimiento.

Hay un sector de chavistas nacionalistas más interesados en los cambios en Venezuela que en seguirle los pasos al comunismo castrista. En realidad no quieren que se repita en Venezuela la experiencia cubana.  Esta actitud es el resultado de algún nivel de información sobre la difícil realidad de la población en la isla.  Lamentablemente no parecen saber cómo el castrismo se transformó, paso a paso, de un movimiento popular en una tiranía totalitaria.

Aunque ellos no lo piensen así, para los chavistas nacionalistas la muerte de Chávez podría ser una verdadera bendición. Chávez va radicalizando un proceso que cada vez se acerca más al seguido por Fidel Castro en Cuba.  Sin Chávez al frente, este sector tendría posibilidades de presionar por una fórmula que les permitiera participación en las decisiones.  Esta es una posibilidad, aunque hay que reconocer que hoy están atrapados entre la demagogia de Chávez y el miedo al enemigo “reaccionario”.

Las aspiraciones de este sector no han podido llegar muy lejos porque Hugo Chávez quiere manejar el proceso como un líder indiscutido. La moderación va en su contra. También va en contra de los intereses del castrismo.  Mientras Chávez viva, serán los radicales -los chavistas castristas- los que controlarán el poder del movimiento chavista en Venezuela.   A su muerte hay la posibilidad de un  reacomodo pero no puede esperarse que esto suceda automáticamente, ni que incluso sea la alternativa con más posibilidades.

Los chavistas nacionalistas pueden ser neutralizados por el aparato cubano y por los chavistas castristas. Si esto no sucediera, el movimiento chavista podría sobrevivir como una fuerza política dentro de un marco democrático. En este escenario incluso la pérdida  de las elecciones no es el fin del chavismo.  Si  aceptaran una eventual  derrota electoral, el chavismo se convertiría en una fuerza legítima en Venezuela.   Eso hicieron los sandinistas a la pérdida de las elecciones en las que triunfó Violeta Chamorro.

El problema del chavismo es que el movimiento ha sido controlado desde el principio por los chavistas castristas. Un núcleo heterogéneo de demagogos, corruptos, oportunistas, narcotraficantes, empresarios y militares que no están dispuestos a perder el control de Venezuela.   Se han enriquecido bajo el chavismo y disfrutan de la impunidad que les brinda un poder sin frenos.  Hugo Chávez es el principal chavista castrista. Raúl Castro y su élite reaccionaria también lo son.  Están convencidos de que su alianza y los métodos de control copiados de Cuba les garantizarán la inmunidad y el poder en ambos países.

Sin Chávez, este grupo tratará de mantener el poder en Venezuela. Pueden equivocarse en su maniobra y provocar una crisis que pondría en riesgo el control que tienen y la estabilidad del régimen en Cuba. No se sabe cuál puede ser la reacción de la comunidad internacional, de la oposición venezolana, o incluso del sector de chavistas nacionalistas.

Los chavistas nacionalistas no tienen muchas posibilidades de arrebatarles a los chavistas castristas el control del movimiento y del país aunque muera Chávez, a menos que una crisis les brinde la oportunidad.

En realidad,  para los chavistas moderados la forma más fácil de desplazar a los chavistas castristas es perdiendo las elecciones.  Si votan por la oposición democrática o si se abstienen de votar por el candidato oficial provocarían la derrota del castro-chavismo y podrían tomar el control del movimiento encausándolo democráticamente.

Los Estados Unidos, por ser el principal comprador del petróleo venezolano, y otros países por su prestigio pueden influir en los acontecimientos en Venezuela.  Pueden apelar a los chavistas nacionalistas a tomar el control de su partido eliminando la influencia del castrismo cubano.  Al mismo tiempo deben advertir a los chavistas castristas y al propio régimen de La Habana que el juego sucio en el proceso electoral en Venezuela tiene un precio. Esto dependerá en buena parte del papel que quiera asumir Barack Obama o Mitt Romney.

Los dos argumentos de este comentario se resumen a que si Chávez deja de ser el dirigente del chavismo el futuro en  Venezuela no está escrito piedra y además, que el chavismo no tiene que morir con Chávez.

El informado escrito de Miguel Arencibia en Cubanalisis: ¡Que viene el Neo chavismo!   plantea  una dirección. El compatriota Darsi Ferrer en El jaque mate venezolano sostiene otra. El estudio de Datanalisis: Articulación del Chavismo y Sucesión de Hugo Chávez de María Díaz y Carlos Lagorio nos brinda una visión histórica del chavismo y el posible rol de sus principales personajes.  Recomiendo las lecturas de los tres trabajos.

15 comentarios en “A LA MUERTE DE CHÁVEZ

  1. http://www.rnw.nl/espanol/radioshow/cartasrn-radio-nacional-de-venezuela-hacia-la-onda-corta

    Adri:

    Estoy de acuerdo contigo. He aqui otra razon poruqe el chavismo seguira por el momento. Radio Nacional de Venezuela anuncia el comienzo de una emisora de onda corta para el mundo.

    En un mundo donde Radio Nederlands y otras emisoras occidentales dejan la onda corta utilizando como razon la presencia del internet, Venezuela, Cuba, y Iran aumentan sus transmisiones tomando en cuenta que existe personas sin acceso a Internet mientras un receptor de onda corta cuesta $30.

    Bastante para difundir propaganda a la gente.

    Me gusta

  2. Adri:
    En primer lugar, quiero agradecerle la referencia y enlace a mi artículo en “Cubanalisis”. He leído el suyo con gran interés y he tomado nota de aspectos de la problemática Venezolana, que pude haber soslayado.
    Concuerdo con otros lectores de su blog en que su cubanía es mayor que la de muchos nacidos en la Isla que -viviendo fuera de ella- mantienen un dogal virtual ante el castrismo.
    Reciba el testimonio de mi aprecio

    Antonio Arencibia

    Me gusta

    1. Bienvenido Antonio!
      Gracias por su comentario,si ud me lo permite ,me gustaria poner en el blogger su banner y darle difusión a la pagina que tiene datos y notas tan interesantes que el mundo debe saber, no solo los cubanos ,que lo saben de sobra.
      Me gratifica que personas de experiencia en la web visiten el blog ,me dá entusiasmo para seguir adelante ,nuevamente gracias y espero su respuesta.

      Me gusta

  3. Interesante comentario, lo volvere a leer, algo provocativo ese “chavismo nacionalista” post castrista……Uffffff, esa gente cuando muerden, NO SUELTAN, tal “situacion” sangriento final tendra, el pueblo cansado esta de tanta pelea, hostigamientos, escasez, vejaciones, falta de TODO, buen “expediente” por aca a muchos de “ellos” hechos les tienen, las elecciones, sus resultados HONESTOS, sin fraude, la solucion seria, claro, una cosa el borracho dice, el otra , Siii, Diego O “digo” ???, DISFRUTEN LA VIDA, linda ES, JAJAJA.

    Me gusta

  4. De iluciones se vive si se muere chavez o no se muere el cambio va, pero no para la opocicion ni el chavizmo, en Venezuela mandaran los militares y veremos quien se aguita, no mas civiles en el poder ni que sean apoyados por los yankis.

    Me gusta

  5. Creo que el andamiaje del socialismo no se caerá con la muerte de Chavéz ni de los Castro.

    Han invertifdo suficinetes recusos, corrupción e intetreses de poder en sus clases serviles, que sobrevivirán a pesar de todo y cuando pierdan el poder; estarán reciclandose desde la oposición n callejera com métodos terroristas, “” desde abajo”” como lo hizo Ortega preparándose caretas y máscaras de Democratas para entrar en acción como la clase corrupta que son y que sustentan bajo unadomionación militar e ideológica ferrea, sonde olvidan la Constitución Política haciéndo un verdadero caos d e ilegitimidad en la nación .
    .

    Me gusta

  6. Creo que el andamiaje del socialismo no se caerá con la muerte de Chavéz ni de los Castro.Han invertifdo suficientes recusos, corrupción e intetreses de poder en sus clases serviles, que sobrevivirán a pesar de todo y cuando pierdan el poder; estarán reciclandose desde la oposición n callejera com métodos terroristas, “” desde abajo”” como lo hizo Ortega preparándose caretas y máscaras de Democratas para entrar en acción como la clase corrupta que son y que sustentan bajo una dominación militar e ideológica ferrea, sonde olvidan la Constitución Política haciéndo un verdadero caos d e ilegitimidad en la nación .

    Con la muerte de estos tiranos acaba solo el primer capítulo de la historia en cada nación, lo realmente importante no pasa AÜN, Y es basar la derrota del Socialismo del siglo 21, en nuevas y sustentables ideas que lleven a nuestras sociedades a una nueva forma de alcanzar y preservar el poder político, desde la satisfacción de los intereses puros y genuinos de la mayoría, que pasan por resolver cosas tan trascendentales como comer cada día, recibir atención humana y oportuna, poder reproducir no solo la fuerza de trabajo sino las tack force ideológicas de las clases media y emergentes del lado de ideas profundamente demócraticas.

    Pero; no es así quien puede mas bien huyó, huye, o huirá, en busca de oportunidades, se deja el campo al enemigo: Ycomo sobrevivirán los valientes que quedan que luego llamamos patriotas desde las redes sociales? : ¿ Cómo podrán sostener el punto,?? Si muchos ni siquiera tienen nada que comer, sin trabajo, sin alternativas, viviendo la vida del cangrejo:PARA ATRAS, PARA ATRAS..

    Hasta ahora ninguno de los sistemas ha permitido la consolidación de clases medias emergentes fuertes, lo que en realidad ha pasado es que se ha dado una decena de pasos hacia atrás, se HA PAUPERIZADO TANTO LA CALIDAD DE VIDA, en nuestros países que es frecuente encontrar clases que eran medias o de ser medianamente acomodadas por tener un empleo digno, una familia estable y cierto nivel de acceso a bienes y servicios, son ahora clase medias empobrecidas, que lo único con que cuentan es con ingresos del SIU, pero tan escasos que apenas sobreviven en indices cercanos a la sobrevivencia y a la desesperante miseria, donde el honor y la dignidad se cambian por un mendrugo, por el exilio..o lo que sea, al fin y al cabo, lo único que cuenta es conservar el esqueleto:

    Y eso amig@s se llama: Instinto de conservación.- De ahi se deriva la indiferencia los Partidos Politicos tradicionales, que no resuelven nada, solo están acomodándose a la compra venta de conciencias y desarrollando capitales afines a las narcocorruptas ideas socialistas del siglo 21 y su ya muy mal acomodada teoría de socialismo, que en realidad lo único que practica es el capitalismo salvaje, consolidando una nueva clase politica -militar que se sustenta en una teoría que si en VERDAD fuese miminimanente practicada sería un veradadero germen de desarrollo, y no una debacle finaciera, deudas internas y externas y de peremne desempleo, pobreza y corrupción.

    Me gusta

  7. No hay que subestimar la capacidad ideología de los nuevos valores de la oposición de Venezuela cansada del fantasma del Socialismo del S.XXI .se les olvida el adagio “Que uno nunca se baña en un río con las mismas aguas porque nuevas aguas cubrirán tu cuerpo”.Despues que Chavez muera vendra nuevas corrientes ideological my diferentes.Para culminarles dire este Otro adagio.Muerto el pedro se termina la rabia

    Me gusta

  8. La muerte del patan venezolano es motivo de jubilo para todos aquellos que luchan en contra del Marxismo internacional. La memoria de Pedro Luis Boitel sigue vigente . El mejor comunista, ahorcado!
    Pedro Luis Boitel

    Me gusta

  9. La proxima en desaparecer tendria que ser la plebeya argentina, Cristina Kishner. Que lastima que se le escapo al proceso militar!

    Pedro Luis Boitel

    Me gusta

    1. Pedro CFK jamas fue guerrillera no es Bachelet ,ni Dilma ,nunca estuvo presa ni sufrio ningun tipo de persecusion.
      Mientras sus companeros de Universidad eran perseguidos ,secuestrados y asesinados por la Dictadura .
      Ella y su marido estaban comodamente viviendo en Santa Cruz (Patagonia)beneficiadose con una ley 1040 ,impuesta por el gobierno militar que los que no podian pagarla se usurpaban sus propiedades ,con esta ley los Kirchner se hicieron de parte de su patrimonio.
      En la epoca militar todo andaba bien.
      El negocio de los DDHH vino en el 2003 esta gente nunca se le conocio por ninguna lucha ,necesitaban de ese apoyo ya que habian obtenido solo el 22% de los votos .

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s