Cruzar las alambradas

Imagen

 

Imagen

 

 

Imagen

 

Está por comenzar la campaña nacional del beisbol en Cuba. Otra vez los graderíos de toda la nación escucharán los gritos desenfadados de aquellos que apuestan por sus selecciones locales y la isla tendrá noticias del fervor contenido de sus hijos. Los piqueteros más conocidos en los pueblos del interior organizarán viajes a las capitales provinciales alquilando camiones para ver los partidos de ida y vuelta> no importa regresar en la alta noche, para ellos el valor de ese sacrificio es tá en ver a los prospectos locales luciendo las camisas de la región y gritar bien alto las consignas de su equipo, los improperios permitidos, las obscenidades propias de un espíritu contenido en la rabia y la frustración. Muchas veces me he preguntado por el día en que ese vocerío indetenible tome el cauce de la desobediencia civil, de la inconformidad que late puertas adentro…

Ver la entrada original 181 palabras más