Plazas Tharir de la Argentina

El cristinismo perdió el control de la calle.

escribe Osiris Alonso D’Amomio
Consultora Oximoron, especial
para JorgeAsísDigital

Plazas Tharir de la Argentina

La Plaza de Mayo, La Plaza del Obelisco, alrededores de la Quinta de Olivos. Como las plazas centrales de Córdoba, Rosario, Mendoza.
Nada tienen que envidiarle al significado político de la Plaza Tharir. De El Cairo, Egipto.

La aglomeración egipcia, basada también en las redes sociales, bastó para demoler la fortaleza temible del presidente Hosni Moubarak. Y transferir el poder para el fundamentalismo. La única fuerza que mantenía la capacidad de organizarse.
En cambio, las sucesivas aglomeraciones de las Plazas Tharir de la Argentina, a partir de las mismas redes, brotaron el 8-N para brindar -como primera constatación- una contención popular. Hacia los desmanes fundamentalistas del cristinismo (única fuerza, a pesar de todo, organizada).

Oponer la expresiva simpleza del freno. Para atenuar las desaforadas arbitrariedades que complementan, hasta aquí, la mala praxis del segundo mandato de Nuestra César.
Con apetencias, para colmo, de violatoria continuidad. Jactancia traducida como reelección.
Un espejismo (la reelección) que el 8-N envió, definitivamente, a la lona.(Cont)

Leer nota completa:http://www.jorgeasisdigital.com/2012/11/09/plazas-tharir-de-la-argentina/

About these ads