El Comunismo,por Esteban Fernandez

 

A muchísimas personas usted les pregunta ¿qué cosa es el comunismo? Y no pueden dar una respuesta concreta. Los defensores de esa basura dan una explicación científica y atractiva, mientras algunos enemigos brindan una jerigonza muy difícil de entender por el ciudadano común y corriente.

Los diccionarios dicen lacónicamente que “Se trata de una Doctrina iniciada por Marx y Engels que interpreta la historia como una continua lucha de clases cuyo fin es el logro de una sociedad sin diferencias sociales ni propiedad privada”…

.

Sin embargo, la cosa es mucho más fácil de entender: El comunismo es una gran plasta de estiércol organizada por grupos de taimados desalmados tratando de -poco a poco- subvertir el orden mundial y controlar a los seres humanos.

En la actualidad han logrado “hacerse los muertos para ver que entierros les hacen” y convencer a la humanidad decente de que “El marxismo leninismo es algo del pasado, de la época de la guerra fría y que no hay nada que temer con respecto a ellos”. Puras pamplinas.

En realidad el comunismo se divide en dos partes esenciales: Antes de llegar al poder y después de tomarlo. Cuando no son gobierno se las dan de buenos, de nobles, altruistas defensores de todas las causas justas, y utilizan nombres atractivos como “Progresistas, socialistas, bolivarianos, martianos, liberales, humanistas, pacifistas, defensores de los derechos de las mujeres, de los homosexuales y de las masas oprimidas, etc.”

Cualquier injusticia en el mundo ellos salen como leones a defender a los abusados. Si no existe el desafuero entonces lo inventan. Dicen estar a favor de las minorías discriminadas, del limpiabotas, del niño sin zapatos y del humilde trabajador del campo. Y hasta se dedican a condenar crímenes cometidos hace cien y hasta mil años. Critican a la esclavitud, la Inquisición, los abusos cometidos por los vaqueros contra los indios, y nos dicen que Cristóbal Colón era un degenerado, la conquista española un crimen de lesa humanidad, el general George Patton un militar loco y Jesucristo era un líder agrario. La labor de zapa ha sido, y es, monumental.

Y desde luego, con esas actitudes hipócritas logran captar a gente buena, a sinvergüenzas, a tontos útiles, a compañeros de viaje. Se cuelan en la Universidades, captan profesores y alumnos y logran convencer a reconocidos y acomplejados artistas de Holywood para que los apoyen, mientras a periodistas y escritores los ponen a su favor. Están en los sindicatos, en la televisión, en la radio, en el cine, en los deportes, en todas partes, en todos los países. Luchan desaforadamente por eliminar todo vestigio de moral y cívica de la faz de la tierra.

Logran socavar todas las instituciones, desprestigian a las autoridades. Atacan a la policía, a la C.I.A., a los políticos que no les son adeptos, a las Fuerzas Armadas, a los ricos, provocan la lucha de clases, logran que los millonarios luzcan unos monstruos e intentan desarmar a la población.

Consiguen pactos con cuanto enemigo tengan los gobiernos constituidos. Lanzan quejas y protestas por todo, hacen picadillo y desmoralizan a cuanta persona se les oponga. Nunca exponen las verdaderas y siniestras intenciones.

No importa donde radiquen, los enemigos más poderosos y blancos para la eliminación son Los Estados Unidos, las religiones, sobre todo la católica por considerarla la más peligrosa contra ellos y sus objetivos. Lucen ser unos ángeles guardianes de los desamparos y del proletariado del mundo.

Ah, pero cuando agarran una nación no la sueltan jamás. Son peores que el macao. Se acabaron las contemplaciones, se deshacen de los inocentes que les hicieron compañía. Qué se vayan al infierno las promesas a los negros y a los pobres y desvalidos, se acabó la propiedad privada, el nombre de Dios brilla por su ausencia y esas manifestaciones públicas que tanto ellos organizaron pasan a ser reprimidas enérgicamente. Quedan prohibidas las huelgas que ellos hasta ayer promovían.

Se acabó la Constitución y el derecho de Habeas Corpus y todos los derechos humanos quedan conculcados. El que proteste va abajo y de un solo tajo. No mas paños calientes. Imponen la esclavitud de todos menos de un grupito de malvados matarifes quienes en ese momento demuestran fehacientemente lo farsante que fueron.

Fusilan, llenan las cárceles de patriotas, acaban con las elecciones libres, la prensa pasa a ser órgano de propaganda de ellos. Imponen el hambre y la miseria generalizada.

Y el objetivo principal, ya se los dije, donde tienen enfilados todos los cañones es a esta gran nación que nos ha brindado refugio. Quizás usted y yo nos salvemos, pero las consecuencias las sufrirían nuestros nietos y bisnietos si lograran el supremo perverso objetivo. Por lo tanto nuestra labor debe ser denunciarlos, detenerlos y borrarlos del mapa.

About these ads

3 comentarios en “El Comunismo,por Esteban Fernandez

  1. En verdad, más claro no creo. Allá los ilusos o ingenuos que siguen creyendo que ese sistema es el ideal y que todos lo van a lograr aplicar como reza el concepto. Por suramérica nos quedan aún muchas plumas de la cabeza por quitar y algún que otro guayuco que cambiar.

    Me gusta

  2. Lleva toda la razón para hablar así, pero miren todos, ¿es que hace falta que salga alguien para decir esta verdad? Basta con solo leer algún libro de história y ver lo que han hecho EN TODOS los países donde entraron a mandar (que no a gobernar, entran a mandar absolutivamente). El problema es que la gente de la calle es muy facil de engañar, su mente es muy facil de manipular, y con una gran aclamación popular ya lo creen todo. Voy a decir algo pero no es para enfadar a nadie: en este mundo hacen más daño los tontos que los malos ¿por qué? Pues tu al malo le explicas las cosas y pdría ser que llegue a entender la situación, y que se venga a razones porque después de todo, salvo los más degenerados como los Castro y algunos otros por el mundo, tiene inteligencia para comprender que las cosas deben cambiar si se están haciendo mal; pero al tonto no hay manera; se pasa toda la vida siguiendo a quien más grita, sin entender realmente qué dice, son como las rocas rodando montaña abajo, se lo llevan todo por delante porque su mentalidad es gregaria, de manada, y busca al macho alfa sea quien sea diga lo que diga con tal que grite bien fuerte y lance consignas revolucionarias; caso típico Venezuela ahora mismo al dia de hoy. Se pasa toda la vida ayudando a quienes le esclavizan, haciendo cosas malas creyendo que son buenas, no escucha a sus verdaderos amigos aquellas personas que quieren el bien común y mantener la estabilidad social mediante buenas razones y buena moralidad tradicional, y bueno al final de su vida esa persona no ha sido nada, solo un instrumento del mal y se ha pasado toda la vida manipulado porque no se molesta en discernir qué es verdad y qué es mentira. Por eso está el mundo así, por la falta de criterio própio y la comodidad de que otro piense por tí. “La verdad, ¿y qué es la verdad?” que dijo el filósofo griego. Pues la verdad es para que tú lo veas ante cada situación, ante cada caso, y aprendas a discernir lo cierto de lo falso, pero eso exige molestarse en pensar, y no todo el mundo quiere tomarse el trabajo de hacerlo. Y luego van a votar, y votan a los más vocingleros y los más demágogos, y apartan del poder a quienes realmente tienen ideas correctas y planes concretos para sacar adelante a la sociedad humana. ¿Qué solución tiene este problema? NINGUNA. Solo sufrir las consecuencias de sus decisiones erráticas toda la vida, ir de conflicto en conflicto, de guerra en guerra, de problema en problema, de dictador a dictador, de ruina en ruina, de fanatismo a fanatismo, de fracaso en fracaso, hasta que la eternidad se lo traga y va a donde van todos los que no piensan, el caos y la aniquilación de su persona.
    No me puedo extender más. Acabo una vez más con el final del Manifiesto Comunista, el principal documento junto con El Capital del partido comunista(¡atención! ¡el partido comunista es uno, La Internacional, aunque haya un partido comunista español, o argentino, o francés, etc!):

    LOS COMUNISTAS NO NOS MOLESTAMOS EN ESCONDER NUESTRAS INTENCIONES, ABIERTAMENTE DECLARAMOS QUE NUESTRAS METAS SOLO PUEDEN CONSEGUIRSE MEDIANTE EL DORROCAMIENTO VIOLENTO DE TODOS LOS DEMÁS SISTEMAS SOCIALES EXISTENTES.

    Para ello destruyen la moralidad de la sociedad a conciencia, hasta el fondo, totalmente, atacando a cualquier norma moral tradicional (“la religión es el ópio del pueblo”, “acabar con la família tradicional porque eso es represión”, “acabar con la autoridad de los padres y los maestros, las autoridades en general, porque ellos son la represión”, etc etc, e imponer “un nuevo orden mundial”. El orden mundial que quieren imponer ya me lo conozco yo, la paz del cementerio.

    No escribo más que me extiendo demasiado.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s