Así lo definía Armando Discépolo, el padre de la criatura, hermano de Enrique Santos.

Y sobre el escenario erigido ante la Casa de Gobierno, todo el vigor de éste GROTESCO del que formaran parte los profesionales de siempre a través de la música y el canto, a quienes se sumarán los muchachos encargados de la percusión que acompañará a lo que queda de la fanfarria del ex regimiento granaderos a caballo del igualmente ex ejército argentino  cuando se ensayen los acordes del “Himno Nacional” en tiempo de “salsa”. También sobre el escenario, lo más nefasto, nauseabundo y repodrido de la dirigencia política, sindical y empresarial.

Será un 25 de Mayo distinto; ¡no le quepa la menor duda!. ¡No sé si habrá advertido que desde hace tiempo ya…unos diez años, la probidad, valentía, entrega de nuestros máximos próceres, excepciones hechas al margen, han sido sistemáticamente puestas en tela de juicio!. ¡Y Ud., y yo, como regios pelotudos, aspiramos a que cuando menos se nos considere!; algo así como pedirle a la Señora que devuelva todo lo que se “fanó” solita y junto a su fallecido esposo (q.e.p.d.), más las comisiones devengadas por servicios prestados a lo más granado de su entorno, y cuya cuota parte se encarga de mostrarnos Jorge Lanato, como le llama la sueca, dejándonos perplejos. ¡Sí; porque en definitiva, lo único que consigue el periodista de los días contados, es dejarnos perplejos (sic) “dudoso, incierto, confuso”, según reza el diccionario. ¡Y es justamente semejante penosa perplejidad, el principal  factor con el que cuentan y les habrá de permitir seguir choreándosela, ante nuestra vista y desconsideración.

En tanto, los del campo menazan con un nuevo paro; los de la CGT no oficialista reclaman por “el impuesto a las ganancias y un 30% de ajuste salarial como para intentar morderle los talones a la desmesurada inflación que se come sus bolsillos y los míos cual polilla rabiosa y desenfrenada; los demás seguimos expectantes la secuencias de PPT, y del torneo clausura, ávidos de saber quién será el nuevo “campión” y quienes se irán al descenso tan temido. ¡Y la matanza continúa, y la trata de blancas continúa; y el narcotráfico que ha echó raíces se expande morfandose las neuronas de nuevas generaciones de argentinos, ya predestinadas a burlarse de la razón y el pensamiento.

El humo de los choripanes, sumará su nota de color y de olor. El totín y el coblán en finísimos envases de cartón, precipitarán el vómito de la presencia insolente o la ignorancia supina.

La presentadora oficial, será la encargada de anunciar la presencia de la presidenTA de los cuarenta millones de argentinos, una manera más que paqueta de hacerle sentir como el toor, debajo del que dejó olvidado el control remoto a través del que forzará el apagado, o atinará al zapping que le devuelva a aquél dibujo animado del que tanto lamentará haber salido.

Ricardo Jorge Pareja

parejaricardo@hotmail.co