¡No va ser fácil la cosa de acá al 27 de Octubre!. Y del 27 de Octubre en adelante, ¡ni le cuento!. Van a empezar a aparecer los desaparecidos, y los que no estando desaparecidos se llamaban a silencio.

Si Ud., suponía que esto iba a ser fácil, es Ud., un reverendo pelotudo, y de pelotudos ya estoy harto; ¡ocurre que se reproducen como conejos!.

Así como existe la guerra fría, existe el terrorismo frío. ¡Fijese que casualidá; el terrorista Firmenich desde la comodidad de su cátedra en España, llama al pueblo,  ¿ qué pueblo?, a levantarse en armas en defensa de La Señora . Casi simultáneamente se fugan 13 presos  peligrosos de la cárcel de Ezeiza. La matanza de civiles y policías inocentes continúa. ¿Qué nombre le quiere poner a esto?.

Kunkel y Diana Conti, como pulpos en su tinta, sienten algo así como “un volver a vivir”. Algo que para muchos se convirtió en morir en vísperas. Víctor Hortel, referente del Vatayón Militante, aprovecha para rajarse, llevándose puestos a 19 celadores del Servicio Penitenciario.

¿Se acuerda de Fernando de la Rúa?. Me dice que sí. Bien; éstos poco y nada tienen que ver con Fernando de la Rúa, ¿comprende?. ¡Quizá haya llegado la hora de meterse las cacerolas en el toor, antes que nos las metan!, ¿me explico?.

¡Habrá que estar atentos!. No voy a meterme en temas que no domino, pero me resulta por demás sugestivo que ordenen exhumar el cuerpo de ese angelito casualmente llamado Ángeles, para practicarle las pericias que le practicaron en su momento. El autor está en cana. ¿Importa demasiado si la mató o la dio por muerta?. El Dr. Pierri, especialista en la defensa de homicidas y chorros, sigue al frente de la misma cobrando suculentos honorarios cuando ¡ni el hijo se la cree!. ¿Se dá cuenta o no se dá cuenta?. ¿Acaso está esperando que vuelva a aparecer en aguas del Río de La Plata el submarino Ruso que apareció hace 50 o más años?. Perdone por la redundancia. ¡Es verdad; estoy más que recaliente!. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Voy a hacer lo que hace Usain Bolt, el velocista más grande del Planeta después de cada carrerita. Me voy a meter en agua con hielo, y si sobrevivo, cualquiera día de éstos le vuelvo a escribir.

Ricardo Jorge Pareja

parejaricardo@hotmail.com