La hipocresía premiada. Por Charlie Bravo

Zoé Valdés

Como les dije hace apenas un par de días, ya se ha convertido en pecado pensar en las musarañas. Va uno, a solas con sus pensamientos por una calle cualquiera y se encuentra al típico idiota americano, vistiendo una camiseta hedionda con la jeta de Fidel Castro, y con un ejemplar en la mano de “Las venas abiertas de America Latina” escrito en 1970 y publicado en 1971 por la Casa de las Américas, el brazo cultural de la seguridad del estado cubana. El imbécil de la camiseta, ese no me interesa tanto. Le pedí permiso muy educadamente para fotografiarlo, y después de tomar mi foto para ustedes le dije hasta del mal que iba a morir, todo muy educadamente, sin alzar la voz, sin gesticular, y sobre todo, sin darle oportunidad para que dijera que uno que es un anticomunista es un ser histérico. No, todo lo contrario, al…

Ver la entrada original 1.477 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.