¿No será que temen un retorno del kirchnerismo en 2019 …?. Otro comentario: El cotidiano maltrato que crea desgano, abatimiento y bronca

Los que crudamente dicen que Ezeiza es la única salida que tiene el país, hoy vuelven a sentirse seguros con esa afirmación …
Los que crudamente dicen que Ezeiza es la única salida que tiene el país, hoy vuelven a sentirse seguros con esa afirmación …

Calificadas fuentes propias localizadas en el exterior del país, acaban de brindar a ENFOQUES POSITIVOS muestras claras de un creciente interés de ciudadanos argentinos por radicarse fuera del país, buscando oportunidades en los más diversos destinos. Para documentar tal información, quienes la han hecho llegar acompañaron algunas páginas de organizaciones de argentinos radicados en distintos puntos del mundo, las que a pesar de ser accesibles de manera abierta, el Portal prefiere no mencionarlas específicamente por cuanto de allí surgen los datos de muchos ciudadanos que están pidiendo ayudas, tales como que se les  brinde un panorama de trabajo en esos destinos, datos acerca de cómo convalidar títulos profesionales, posibilidades de vivienda y demás.

Se supone que esta nueva ola de argentinos que quieren radicarse en el exterior, obedece a los problemas laborales que han comenzado a manifestarse en la Argentina, con mayor fuerza desde las últimas semanas, un dato que el Portal tristemente ostenta el título de haber anticipado con suficiente tiempo, en función de los datos con los que ya se contaba hace algunos meses, acerca de las complicaciones cada vez más profundas que se manifestarían en el terreno empresarial, con suspensiones, despidos y cierres de fuentes de trabajo.

Sin duda es una triste información, no propia de un Medio que se titule “Enfoques Positivos”, salvo que se comprenda el verdadero sentido de esta denominación, el que se explica en cada Edición, en un sector destinado a la cuestión, con fondo color amarillo, para hacerlo más visible y así evitar las previsibles quejas de los lectores.

Lo cierto es que la razón principal del creciente interés por abandonar el país ha de ser la comentada, salvo que se sumen casos en los que los protagonistas de una nueva y previsible oleada de emigrantes, esté compuesta también por quienes ya consideran que aunque desde 2015 la Argentina tenga nuevo Gobierno, la situación de hundimiento del país no dé como para un corto período de recuperación, o que visualicen que el kirchnerismo pueda volver a ser Gobierno en 2019, o antes, si desde ese sector se lo proponen, haciéndoles una gestión imposible a quien lo suceda.

Sin embargo, también podría pensarse que alguna vez la ciudadanía argentina aprenderá a defenderse de los Gobiernos ineptos, mentirosos y corruptos, pero siempre queda la pregunta si definitivamente será ahora, o recién en veinte años o treinta años … Algo muy difícil de responder.

—————-

Otro tema ahora, y este tiene que ver con los recientes reclamos del Episcopado argentino, porque lo expuesto en el, con relación a la violencia y a la corrupción, nadie podría discutirlo, y las razones de esos fenómenos están vinculadas, lógicamente, con puntuales y concretas situaciones que los promueven.

Un caso de los muchos que suceden cotidianamente en la gran ciudad, muestra cómo puede desarrollarse la violencia, pero también el desgano, la incertidumbre y la desconfianza, motivos por los cuales también muchos argentinos quieren irse del país, para vincular este comentario con el anterior expuesto en la columna.

El hecho sucedió al inicio de la presente semana, en ocasión de la repavimentación de algunas calles del Barrio de Belgrano, en la Capital Federal, lo que es bastante frecuente y no porque la ciudad cuente con un Gobierno eficiente y muy atento a sus problemas, sino, sencillamente, porque los trabajos que se realizan evidencian una muy mala calidad, lo que requiere ser rehecho en períodos de tiempo cada vez más cortos.

Tanto es así que algunos observadores dicen que así es el sistema hecho a propósito para generar más intervenciones y con ellas la posibilidad de arreglos con las empresas contratadas. No le consta al Portal esta situación, pero puede aceptar como razonables las sospechas …

Lo cierto es que las tareas realizadas, mostraron por lo pronto una gran desorganización especialmente por no existir, directamente, ningún tipo de redireccionamiento del tránsito, cuando por las calles cortadas circula una muy importante cantidad de vehiculos, y especialmente varias líneas de ómnibus.

Fueron contadas las cuadras totalmente paralizadas que se generaron en algún momento de determinados días, superando en casos, a las seis o siete, donde nadie pudo avanzar por muy extensos lapsos, ni siquiera los vehículos de emergencias, los que quedaron realmente atrapados, sin poder salir.

Faltó coordinación, imaginación, previsión y un montón de cosas más, entre ellas voluntad de servicio, tanto del Gobierno de la Ciudad como de la Policía Federal.

El clima de alta tensión que se vivió por estos días –y se supone que así seguirá en el futuro- en los lugares afectados, es más que entendible, y hasta podría generar reacciones violentas de parte del público, al verse burlado, desatendido y desconsiderado, del modo más brutal y absoluto …

Fuente: Enfoques Positivos