La Justicia durante la administración K fue muy cuestionada por el avasallamiento que tuvieron Néstor y Cristina Kirchner por sobre los jueces y fiscales, y por los fallos mamarrachescos que tuvieron muchos de los funcionarios judiciales cercanos al entonces matrimonio presidencial.

El juez federal Norberto Oyarbide fue sin dudas la cara visible de la impunidad para los poderosos en la Justicia, donde por ejemplo trató en un trámite exprés y en tiempo record, el sobreseimiento a los Kirchner por presunto enriquecimiento ilícito, fallo que hoy está en la mira judicial.

En el día de ayer, Oyarbide anunció que tras 40 años de trabajo  en Tribunales, se jubilará y pondrá fin a su carrera. Dueño de una personalidad excéntrica y gestor de varios lujos, entre ellos anillos millonarios, el oriundo de la provincia de Entre Ríos supo acumular un poder inconmensurable donde nadie, a pesar de los hechos que indicaban graves irregularidades en sus fallos, lo pudo sacar del sitio que supo ocupar.

La feria judicial que se avecina será la última en su vida pública, y según anunció a diversos medios de comunicación “ayer (por el lunes) empecé los trámites jubilatorios”, y aseguró a sus íntimos que tendría ganas “de participar en Bailando por un Sueño”.

Entre las causas más polémicas en las que participó este hombre de 65 años, están la supuesta cuenta en Suiza de Carlos Menem; enriquecimiento ilícito de Armando Gostanian, vinculación de la empresa OCASA (Alfredo Yabrán) con Domingo Cavallo, y fue uno de los nombres señalados por el entonces ministro Cavallo de estar en la famosa servilleta de Carlos Corach.

Con la salida de Oyarbide se acaba una época en donde lo que reinó fue la impunidad para los poderosos y la salida sin investigación previa de los políticos que supieron manejar el poder en el país durante los últimos 20 años.

 

Origen: Se retira un juez corrupto: Oyarbide a un paso de jubilarse | Diario Hoy