La prestigiosa revista tenía dos portadas y distribuyó por error 125.000 ejemplares con la cara de la derrotada. 17 lectores compraron el número ‘viciado’ y ahora, si no tienen afán coleccionista, pueden sacarle hasta 600 dólares de beneficio

 

José Manuel Báez, 12 de noviembre de 2016 a las 07:08

Cuenta la leyenda que en las redacciones periodísticas, sobre todo las de papel, vive un duende maligno que es capaz de cambiar palabras y originar enredos, a veces divertidos y otras no tanto, que suponen verdaderos quebraderos de cabeza para los directores y los dueños de la propiedad.

Sin embargo, en el caso de la revista Newsweek, según cuenta Verne, el duende, más que habitar en la redacción, optó por trasladarse a los quioscos y liarla parda con el número de esta semana en el que se hacía un especial sobre las elecciones norteamericanas.

Y todo porque, por una cuestión de logística y de imponerse a la competencia, la dirección optó por sacar dos revistas, con la misma fecha y número de páginas, pero cambiando la portada. En una iba el que fue finalmente vencedor, Donald Trump y en el otro, la favorita, Hillary Clinton. Ya imaginarán ustedes qué es lo que sucedió.

125.000 ejemplares con la foto de Clinton habían sido distribuidos y de ellos 17 están, de momento, en manos de quienes fueron a primera hora del 9 de noviembre de 2016 a comprar la publicación. ¿Dinero perdido? En absoluto.

If Newsweek were to release the issues printed celebrating Hillary’s win, it would be a huge seller. Collectors’ item.

“Si Newsweek lanzase los ejemplares impresos que celebraban la victoria de Clinton, sería un gran éxito de ventas. Un artículo de coleccionista”, decía el editor de Spectator en un tuit en el que compartía fotos de ese número.

La revista tenía preparados dos números, una para cada candidato. Como explicaban en un tuit el pasado lunes en el que compartieron las portadas, su socio Topix Media se había encargado de elaborar estos especiales.

Las encuestan sugerían que Clinton obtendría una ajustada victoria, pero victoria al fin y al cabo y la revista se dio prisa por imprimir y distribuir sus 125.000 ejemplares a finales de la semana pasada. “Como todo el mundo, nos equivocamos”, reconoció Tony Romando, director ejecutivo de Topix Media al New York Post.

From the Editors: 2 special edition covers for 2016 election outcomes were produced by a Newsweek licensee, Topix Media, and not by Newsweek

Las revistas, explica ese diario, llegaron a los quioscos el 8 de noviembre de 2016, el día de las elecciones, pero se les pidió que no las pusieran a la venta hasta que se conociese el resultado.

Según la editora, solo se vendieron 17 ejemplares de la revista y se están retirando todos los demás. En su lugar venderán 150.000 copias del número dedicado a Trump. Pero para haberse vendido en una cantidad tan reducida -si esa cifra es real-, el ejemplar retirado está bien representado en el sitio de subastas online Ebay, donde hay al menos siete de ellos a la venta con precios entre 250 y 600 dólares.

Hillary Clinton signs a “Madame President” edition of @Newsweek for a supporter backstage (photo by @sullyfoto)

El viaje histórico de Cinton a la Casa Blanca, como titulaba el semanario, volverá a los almacenes (la versión Trump se titulaba igual, pero cambiaba el apellido y la foto). Ella misma firmó un número a una seguidora antes de que saliesen a la venta, cuando su victoria se daba por hecha.

El fallo de Newsweek fue distribuir los números demasiado pronto y confiar en que los vendedores respetarían lo de no sacarlos a la venta antes de que terminase el recuento electoral. Pero lo de preparar noticias y números con antelación es práctica habitual en los medios. Con la digitalización de las redacciones, ha quedado demostrado varias veces con la publicación de obituarios cuando la persona está todavía bien viva.

EL PRECEDENTE DEL CHICAGO TRIBUNE

En papel parece que el error pesa más, pero sobre todo, sale mucho más caro, no solo en credibilidad, sino en dinero. En las elecciones de 1948 al Chicago Tribune le pasó algo muy parecido a lo Newsweek.

Un nuevo sistema de impresión obligaba a dejar listos los periódicos con horas de antelación a su salida y como todo indicaba que ganaría el candidato republicano, abrieron el periódico con el titular: Dewey derrota a Truman. Por más que esa fuese la historia que querían contar -el diario había llamado al candidato demócrata “imbécil”-, la realidad fue que Harry S. Truman ganó. El presidente electo, para más recochineo, se fotografió con el ejemplar erróneo muerto de risa.

Origen: El día que Hillary Clinton ganó…por una pifia de Newsweek :: Periodismo :: Prensa :: Periodista Digital