Trump, a los medios: ‘Estoy en una habitación llena de mentirosos’ 

El primero en llevarse un rapapolvo del presidente electo fue el mandamás de la CNN, Jeff Zucker, al que le espetó: “Odio tu cadena, todo el mundo en CNN es un mentiroso y tú deberías estar avergonzado”.

Carlos Esteban

Quienes pensaban que el enfrentamiento de Donald Trump con los grandes medios norteamericanos era meramente un recurso estratégico de campaña o una anomalía pasajera, que cuando fuera elegido les pondría, como todos, la alfombra roja y aquí no ha pasado nada, se llevaron ayer la sorpresa de su vida.

Trump convocó a los responsables de los principales medios norteamericanos en la Torre Trump de Nueva York… Y la cosa no fue exactamente como la mayoría esperaba. De hecho, fueron espantosamente, en declaraciones de uno de los asistentes al New York Post: “¡Fue un jodido fusilamiento!”.

El primero en llevarse un rapapolvo del presidente electo fue el mandamás de la CNN, Jeff Zucker, al que le espetó: “Odio tu cadena, todo el mundo en CNN es un mentiroso y tú deberías estar avergonzado”.

Era algo que no esperaban -y que, por supuesto, nunca han vivido- los reyes de la prensa allí convocados. Fue un desastre. Creían que hablarían del acceso de los periodistas a la nueva administración, y se llevaron una bronca monumental e insólita en un país donde los medios son sacrosantos, temidos por todos los altos cargos públicos y privados del país”.

“Estamos en una habitación llena de mentirosos, la engañosa y deshonesta prensa que lo dio mal todo”, siguió diciendo a los treinta o cuarenta ejecutivos de los medios reunidos allí. Se refirió a periodistas concretos, aunque sin citar sus nombres, criticando a una por tergiversar todas sus palabras y a otra, presente en la habitación, por ponerse a llorar ante las cámaras cuando anunció que Hillary había sido derrotada en las urnas.

Hoy mismo ha usado su cuenta de Twitter para cancelar y volver a concertar una cita con responsables del New York Times, la todopoderosa Dama Gris a quien pone a caldo públicamente sin reparo con un aborrecimiento absolutamente mutuo. “Fue horrible”, confirma uno de los asistentes.

Esto significa, al menos, dos cosas: que Trump no ha olvidado ni pasado por alto los ataques concertados de los medios contra su candidatura y que podría hacerles pagar por ello -¿dónde está escrito que la Casa Blanca tenga que dar pase de prensa a la cadena ABC?-; y que los grandes nombres del panorama mediático, que han tirado su prestigio por la ventana en una campaña de desinformación sistemática y que no viven empresarialmente su mejor momento, podrían tener que enfrentarse a la competencia de recién llegados del mundo digital, más ágiles y con una estructura de costes comparativamente ridícula a quienes la nueva Administración podría favorecer. Breitbart, el portal creado por el que ahora es su estratega en jefe, Steve Bannon, es el primero que me viene a la cabeza.

Pero hubo ayer un segundo suceso con el mismo protagonista que podría resultar aún más significativo: Donald Trump colgó de su cuenta personal en redes sociales un breve vídeo en el que resumía las primeras medidas que iba a tomar su Administración. ¿Quién puede evitar pensar en las radiadas ‘charlas junto a la chimenea’ que  permitieron a Franklin Delano Roosevelt comunicar a diario directamente con el pueblo americano?

De hecho, en el propio vídeo Trump anuncia que hará próximas actualizaciones por el mismo medio. Imaginen por un momento lo que significa que, de este modo, la prensa y las cadenas de televisión dejen de ser el intermediario de lo que ha dicho el presidente en cada momento para convertirse, como cualquier tuitero, en meros comentaristas.

Por lo demás, las medidas anunciadas -a aprobar “el día uno de mi administración”- coinciden con las anunciadas en relación a regulaciones (habrá que eliminar dos viejas por cada nueva que se quiera aprobar), inmigración, comercio internacional (retirada del Acuerdo Comercial del Pacífico) y energía, y confirman que no se trataba de huecas promesas electorales. Parece increíble, pero, sí: está pasando.

Origen: Trump, a los medios: ‘Estoy en una habitación llena de mentirosos’ | La Gaceta

3 comentarios en “Trump, a los medios: ‘Estoy en una habitación llena de mentirosos’ 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s