Trump voto popular: El republicano más votado de la historia de EEUU

 

A punto de concluirse el recuento del voto popular, el republicano supera ya a George W Bush como candidato de la formación que más papeletas ha cosechado.

Pepe G.-Saavedra

Donald Trump ha ganado las elecciones de EEUU y, además, se ha convertido en el candidato republicano más votado de la historia del país. Según el recuento oficial del voto popular, Trump ya ha superado la barrera de los 62 millones de votos, techo alcanzado por George W. Bush en su segunda legislatura.

El presidente electo ya supera los 62,2 millones de papeletas, por lo que se ha encumbrado como el candidato republicano más apoyado por los electores de la historia del país. Aún así, Hillary Clinton saca dos millones de votos de ventaja al republicano, pero el complejo sistema electoral evitará que tome el poder.

Y es que los votos pendientes de escrutar no pueden cambiar el sentido del resultado, ya que Trump tiene asegurada una mayoría holgada de compromisarios. Esta situación ya ocurrió con anterioridad, en el años 2000, donde Bush hijo llegó a la Casa Blanca con menos votos que su oponente demócrata, Al Gore.

Según las páginas que contabilizan a tiempo real el escrutinio, Dave Leips’s Atlas of US Presidential Elections o The Cook Political Report,Trump ha arrasado entre los republicanos. Además, tal y como recoge El País, las papeletas que aún faltan por escrutar incrementarán el récord de Donald Trump y elevará notablemente el techo electoral de los republicanos.

Récord republicano

Hasta la fecha George W. Bush había sido el republicano con más votos populares hasta la llegada de Trump. Ronald Reagan, por su parte, con los 54,5 millones cosechados en 1984 se encontraba en segundo lugar. En su haber sí tiene Regan el mayor porcentaje de voto electoral cosechado hasta el momento, tanto por republicanos como por demócratas. En 1984, el actor venido a presidente logró un 97,6 de porcentaje de voto electoral.

Un sistema electoral complejo

Aunque la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump compitieron para ganar el voto popular en los comicios del 8 de noviembre, la elección del presidente de EEUU recae en el Colegio Electoral, un sistema con 229 años de historia.

Los votantes delegan la elección directa función en 538 compromisarios o electores que, en su nombre, votarán en los 50 estados del país y el Distrito de Columbia (sede de la capital).

El Colegio Electoral, que también escoge al vicepresidente, fue creado en 1787 por los autores de la Constitución de EEUU, tras descartar la elección directa por voto popular con el fin de proteger a los Estados pequeños ante el poder de los grandes.

El número de electores de cada Estado es igual al número de sus senadores más el número de sus representantes. Así, el total de compromisarios asciende a 538, equivalente a los congresistas de la Cámara de Representantes (435), los legisladores del Senado (100) más los tres delegados que aporta el Distrito de Columbia.

La gran mayoría de los Estados (48) otorga sus votos electorales al aspirante que se adjudica la mayoría absoluta de los votos populares (de los ciudadanos). Las excepciones de esta regla son Maine y Nebraska, que reparten los votos del Colegio Electoral mediante un sistema de representación proporcional.

En general, el ganador del voto electoral suele coincidir con el vencedor del voto popular, aunque cuatro presidentes han sido elegidos tras perder en cuanto a número de votos en las urnas:

– En 1824, John Quincy Adams recibió unos 38.000 votos menos que Andrew Jackson, pero se hizo finalmente con la Casa Blanca.

– En 1876, Rutherford B. Hayes ganó en el Colegio Electoral por un solo voto, pese a salir derrotado por Samuel T. Tilden por unos 264.000 sufragios populares.

– En 1888, Benjamin Harrison se impuso en el Colegio Electoral por 65 votos, si bien perdió frente a Grover Cleveland en las urnas.

– En 2000, George W. Bush perdió el voto popular frente a Al Gore por un 0,51 por ciento, aunque acabó venciendo por 271 votos electorales frente a los 266 de su adversario.

En caso de empate o de que ningún candidato obtenga la mayoría de votos electorales, la decisión de elegir al presidente pasa a la Cámara de Representantes, donde cada delegación estatal dispone de un voto. El mismo proceso se aplica a la elección del vicepresidente en esa situación, pero la selección corre a cargo del Senado.

Sólo dos presidentes han sido elegidos por la Cámara Baja:

– En 1801, Thomas Jefferson derrotó a Aaron Burr tras 36 votaciones seguidas.

– En 1825, John Quincy Adams venció a Andrew Jackson en la primera votación.

EEUU es, por tanto, el único país que elige un presidente con poder político mediante un colegio electoral y el único también en el que un candidato puede alcanzar la jefatura del Estado sin lograr el mayor número de votos populares, una particularidad criticada por expertos que atribuyen al sistema un déficit democrático.

El Colegio Electoral nunca celebra una reunión como cuerpo. El lunes que sigue al segundo miércoles de diciembre (este año sería el día 19 de ese mes), los compromisarios -nominados por los partidos políticos- se reúnen en los parlamentos estatales para emitir oficialmente su voto para elegir al presidente y al vicepresidente.

Los estados envían después los votos certificados al Senado, donde se ordenan -sin abrirlos- por orden alfabético y se depositan en dos cajas de caoba especiales.

Se puede dar la circunstancia de que surjan electores desleales, es decir, que bien no votan por el candidato de su partido de acuerdo con el resultado de la elección popular y la distribución del voto electoral en su estado, bien no votan por ningún aspirante.

Hasta la fecha, ningún compromisario “infiel” ha cambiado el resultado de unas elecciones presidenciales en este país.

El 6 de enero, el Congreso de EEUU se reúne en una sesión conjunta para contar los votos guardados en las cajas de caoba, que dos ujieres del Senado colocan en una mesa ante los representantes y senadores, y declara a los ganadores de las elecciones.

Ya el 20 de enero, día de la investidura presidencial, el presidente y el vicepresidente electos juran y toman posesión de sus cargos en el Gobierno de Estados Unidos. EFE

Origen: Trump voto popular: El republicano más votado de la historia de EEUU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s