Esta es la casa de Fidel Castro en México donde conoció al “Ché”


Video

http://www.hispanopost.com/esta-es-la-casa-de-fidel-castro-en-mexico-donde-conocio-al-che

Son muchos los sitios de la Ciudad de México que guardan recuerdos de Fidel Castro, pero pocos con el significado del viejo edificio de Emparan 49, en la colonia Tabacalera, donde Raúl presentó a su hermano con un médico argentino, Ernesto “Ché” Guevara.

Los personajes revolucionarios se quedaron como parte del imaginario histórico de la ciudad, aunque para los vecinos, que recuerdan las historias de sus padres, serán unos misteriosos jóvenes extranjeros que saludaban muy correctos y alguna vez tuvieron líos con la policía, años después se acostumbrarían a verlos en primeras planas con titulares a favor y en contra de sus andanzas revolucionarias.

Para Guadalupe Rojas, cuya familia es vecina de Emparan 49 desde hace más de 65 años y quien escuchó de su suegra toda la historia de los revolucionarios en México, la muerte de Fidel Castro solo merece una corta reflexión: “Todo tiene un comienzo y un final”.

Origen: Esta es la casa de Fidel Castro en México donde conoció al “Ché” – HispanoPost

3 comentarios en “Esta es la casa de Fidel Castro en México donde conoció al “Ché”

  1. Particularmente y de lo alto de mi experiencia septuagenaria, no pienso así y ni podría pensar. Parece muy simple reducir la vida de eses dos criminales a “algunos líos con la policía”. Ya en aquella época demostraron falta de carácter, de personalidad y de valores humanos verdaderos – como hasta hoy sucede con los jóvenes que tienen verdadera tendencia a la criminalidad.
    No existen disculpas para Fidel, Raúl y/o Guevara. Son psicópatas “naturales” que siquiera merecían haber nacido. Aquellos que aún los festejan y rinden cultos son tan degenerados como los propios. Pena que hayan llegado tan lejos en sus “locuras ideológicas”, provocando verdaderos “mares de sangre y de sufrimiento”!
    No merecen ser recordados!

    Me gusta

      1. Infelizmente, Adri, no estoy de acuerdo. Tomemos como ejemplo a Hitler. Un degenerado que provocó la muerte de millones de personas inocentes simplemente porque era un loco en el más amplio sentido del término.
        Por que recordarlo? Tendría que ser enterrado como lo fue su propio cuerpo! Ya está más que comprobado que la historia mantiene, a través de sus registros, todos los “grandes nombres” (sic) (para el bien o para el mal). Siempre discordé de ésto. Los nombres que no merecen ser recordados deben ser mencionados apenas sumariamente: “Este individuo, por su degeneración moral, por sus crímenes, por su comportamiento antisocial, ha sido retirado de los registros históricos de la humanidad para que no sea nunca recordado, ni por sus descendientes!”.
        Cuanto más se habla en esos degenerados – créame -, más se abre puertas para que los frágiles de personalidad y de carácter sean contagiados por esos bizarros ejemplos!
        Perdóneme, pero mi convicción siempre fue esa y me quedó más clara en todos mis años de militar.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s