DE MI ARCHIVO / 10º ANIVERSARIO DE 3 ASESINATOS

Manuel Díaz Martínez

Sin duda, el capítulo más siniestro de la Primavera Negra es el fusilamiento -ordenado por Fidel Castro, legalizado por sus jueces y ejecutado por sus militares-, en los primeros días de abril de 2003, de tres jóvenes negros que secuestraron una lancha de pasajeros con el propósito de llegar a Estados Unidos. Cuando, sin que ofrecieran resistencia, fueron capturados por un guardacostas cubano y llevados a tierra, tres turistas francesas que viajaban en la lancha declararon que los secuestradores no habían hecho daño a nadie y suplicaron a Fidel Castro, personalmente, que fuese magnánimo con ellos. El amo de Cuba les prometió ser bueno y después dispuso que a los detenidos se les hiciese un juicio express y los ejecutaran. Quería, como él mismo dijo, enviar un mensaje fuerte a quienes pensaran imitarlos. Y así fue cómo la dictadura cubana, que ampara a terroristas de la ETA y de las…

Ver la entrada original 1.688 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s