Esteban Fernandez:LATINOS, NO ME INTERESA SUS DESTINOS

 

unnamed

Es necesario comenzar este escrito aclarando que después de tantos años viviendo en California tengo grandes amigos latinoamericanos. Y me da lo mismo sin son mexicanos, salvadoreños, guatemaltecos, legales o ilegales, o llegaron del planeta Marte.

Algunos, después de haber trabajado junto a mí por hasta 10 años, han terminado siendo más anticastristas que muchos cubanos que he conocido. Y voy a subir la parada: si surgiera la posibilidad de una guerra contra el castrismo yo consigo 100 latinos más rápido que logro reclutar 100 jóvenes cubanos. Y… siempre tengan presente que las últimas bombas puestas en La Habana las pusieron salvadoreños. Esto sin contar que he tenido muy buenas relaciones sentimentales con latinoamericanas que siempre han terminado siendo tremendas anticomunistas.

 

Dicho esto, quitado del medio, y después de este aclaratorio y largo preámbulo, vamos con la manga al codo contra la masa latinoamericana que ahora anda aterrorizada con Donald Trump, pero que a través de más de 50 años se han defecado en nuestra causa.

 

No solamente han ignorado nuestro sufrimiento sino que en múltiples casos han simpatizado y apoyado a Fidel Castro Ruz. Nosotros desgañitándonos y explicándoles nuestro sufrimiento y ellos saliendo a las calles en protestas con cartelones con la efigie de uno de los que más daño nos hizo: Ernesto “Che” Guevara.

 

¿Les preocupa Donald Trump? Bueno, no es para tanto, Trump jamás va a ser ni la milésima parte de malo con ellos como lo han sido los hermanos Castro con nosotros. ¿Qué los pueden deportar? A mí que coño me importa. ¿Ellos se han interesado y les ha dolido que a nosotros nos obligaran a abandonar nuestra patria, nos incautaran nuestras propiedades y nos escupieran y nos lanzaran los perros al salir por el Mariel? ¿Cuántas lágrimas derramaron ellos por nosotros?

 

Yo me voy a compadecer con los buenos, con la minoría que ha hecho causa común con nosotros, y hasta sería capaz de esconderlos en mi hogar para evitar que se los lleve la Migra. Algunos me siento como si fueran mis hermanos y compañeros en esta lucha.

 

Los demás no me interesan porque ¿ustedes algunas veces se han enterado que han salido en manada condenando el paredón de fusilamientos en Cuba? De eso nada, aquí en California está el castrista latinoamericano que hace ola.

 

Ni soy Trumpista, ni tengo un cartelón de Trump en la puerta de mi casa, ni me pongo una gorra que diga “Make America Great Again” y voté por él sin el más mínimo embullo. Pero soy un cubano rabiosamente anticastrista, y a los que han vivido de espaldas a nuestra tragedia -y en montones de casos hasta se han solidarizado con nuestros opresores- para ellos solamente tengo tres palabras ¡Bye, bye y que le vaya bien!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s