Los K pagaban el gas a Cristóbal y Baez la luz en inmuebles de Cristina-Nicolás Wiñazki

Surge de documentos que están en poder del juez Bonadio. Un enjambre societario y serias fallas contables.

La ex presidenta deja sus huellas digitales en los tribunales de Comodoro Py

La causa judicial lleva el nombre del objeto de su estudio, “Los Sauces”, una inmobiliaria de la familia Kirchner. La empresa está sospechada de haber sido usada como posible pantalla para “blanquear” dinero de la corrupción. Quienes lideran esta pesquisa son el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rivolo.

La denuncia la presentaron la diputada Margarita Stolbizer y su abogada Silvina Martínez.

Tras analizar los resultados de las primeras medidas de prueba, descubrieron que la compañía era administrada de forma absolutamente irregular. “Los Sauces” carecía de estructura pero facturaba millones: sus muchos inmuebles eran alquilados por “clientes” que, a su vez, eran beneficiarios de contratos públicos pagados durante la Presidencia de los Kirchner, o eran directamente socios de la familia.

El caso avanzó. La documentación que se encontró alertó aun más al juez y al fiscal. Alrededor de “Los Sauces” gira lo que describieron como un “enjambre societario”. Así llamó a múltiples lazos que unen -quizás como en ninguna otra causa judicial-, a los Kirchner con los empresarios emblemáticos de la Presidencia de Cristina Fernández.

Son el constructor Lázaro Báez, hoy proceso por lavado de dinero con prisión preventiva en otra causa judicial; y el líder del Grupo Indalo, Cristóbal López. La Justicia comprobó, entre otras cosas, que los Kirchner, a través de “Los Sauces”, pagaron boletas de gas de la sede de Indalo, en la calle Córdoba al 600. O que Báez abonaba la luz de departamentos que los K tienen en Puerto Madero pero que le alquilaban a Cristóbal López, y a otras empresas más.

Además, varias constructoras de Báez figuran en la AFIP como inquilinas de propiedades de “Los Sauces”: desde el 2009 hasta el 2015 pagaron montos importantes pero no existen comprobantes sobre losinmuebles que realmente les rentaban.

Tras recolectar estas pruebas, y muchas más de este estilo, e incluso irregularidades en depósitos y transferencias bancarias entre Cristina, Máximo y Florencia Kirchner –los accionistas de “Los Sauces”–, el juez Bonadio decidió quitarle el manejo de la empresa a la familia K. El magistrado dispuso que la firma sea intervenida judicialmente por seis meses.

También removió de la administración de los bienes de la sucesión del fallecido Néstor Kirchner a quien controlaba esa herencia en trámite, su hijo mayor, Máximo. En el mismo escrito, Bonadio también ordenó que las empresas del Grupo Indalo y de Báez tengan a partir de ahora “interventores informantes”.

La misma medida afectará a empresas de Osvaldo Sancelice, un hombre clave en los negocios los Kirchner. Los Báez. Y los López.

Para Bonadio, el “enjambre societario” de “Los Sauces” “conduce a una confusió́n económica y jurídica de estos patrimonios y que podrian demostrar un lavado de activos de origen ilícito”. Uno de los inmuebles que sirve para ejemplificar este escenario es un dúplex que los Kirchner compraron en el complejo Madero Center, de Puerto Madeero.

En el 2009, los K se lo alquilaban, vía “Los Sauces” a una financiera llamada “Solvencia Crediticia”, que en el 2011 lo “subalquiló” a otra empresa, “Solvencia Fiscal”.

Al mismo tiempo, una de las firmas de Cristóbal López, llamada Inversora M&S, también efectuó pagos por alquiler de ese mismo inmueble a “Los Sauces”. Fue durante el 2009 y 2010. Bonadio dice que se “superpondrían” así la locación y la sublocación de esa propiedad.

A esa “enjambre” de inquilinos en Puerto Madero hay que sumarle una curiosidad más, que tal vez no sea producto del azar. Según un informe de la AFIP, quien “efectuó pagos por servicios de luz y expensas de ese dúplex” fue la empresa Austral Construcciones SRL. Su dueño es Báez.

O sea: los Kirchner le alquilaban a López un piso subalquilado por otras empresas, y la electricidad la pagaba Lázaro. Esos cruces serían asombrosos si no fuera porque se detectaron otros similares, siempre con “Los Sauces” como eje de este “enjambre”.

Según un informe de la AFIP, la inmobiliaria de los Kirchner “pagó consumos de servicios de la empresa Metrogas de Córdoba 653 piso 7° of. 71, es decir, la sede del “Grupo Indalo”.

Y más: en un allanamiento realizado en ese lugar, se encontraron, además, “facturas a nombre del defensor de la imputada Cristina Elisabet Fernández”. Hay misterios no solo financieros, si no también cronométricos.

Los Kirchner vía “Los Sauces” recibieron un pago de $ 4 millones en la sucursal de Santa Cruz del Banco Nación. Se desconoce qué persona lo hizo, escrbió Bonadio. Pero aun más extraño es cómo se realizó. La documentación aportada por el banco es paradójica en cuanto a lo temporal. Los Kirchner, o alquien en representación de ellos, extrajeron 4 millones de pesos de una cuenta a las 14:04:37 de un día determinado. Pero ese dinero se había depositado, ese mismo día, a las 14:03:33. Lo simplifica Bonadio en una línea: “Es decir, se depositó lo que no se había extraído”.

Origen: Los K pagaban el gas a Cristóbal y Baez la luz en inmuebles de Cristina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s