CFK: infelices fiestas –  Le doy mi palabra

Goodbye Cristina…goodbye?? – Por Elena Valero Narváez | La Prensa Popular

Cristina está pasando las peores fiestas de su vida. De todos lados llueven los misiles de las investigaciones contra su gobierno, el más corrupto de la historia democrática. Ni la Navidad ni el arbolito le trajeron los regalos de buenas noticias para la ex presidenta. Todo lo contrario:
Recibió un presente griego. Un mazazo que la hiere de muerte política. El juez Julián Ercolini la procesó por la matriz corrupta en la distribución multimillonaria en dólares de la obra pública. Dice textualmente el juez que la ex presidenta es “Miembro preponderante de una asociación ilícita con una trama criminal de una complejidad inusitada”
Es el segundo procesamiento de Cristina. La ex presidenta ya tiene uno firme por la causa dólar futuro que le propinó el juez Claudio Bonadío.
Pero este es mucho más grave por donde se lo mire. Y no solamente porque el doctor Ercolini, también ordenó un embargo por la friolera de diez mil millones de pesos que está en relación con la magnitud de los delitos cometidos. Según el riguroso trabajo del juez basado en la presentación de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, la anterior jefa del estado podría ir a la cárcel “acusada de asociación ilícita para ejecutar un plan sistemático para saquear al estado”. Estamos hablando de una pena que podría llegar hasta los 15 años de prisión.
Esa es la peor noticia que podría recibir Cristina. La posibilidad de ir a prisión donde ya está Lázaro Báez, su socio comercial, empleado, cómplice y testaferro y algunos funcionarios de su gobierno como José López, que también fue procesado.
Cristina en su tuit de Nochebuena brindó por la libertad para todos y todas. Se supone que lo de todas, lo dijo por Milagro Sala y en defensa propia anticipada. ¿Y todos, por quien lo dijo? Cristina cree que Lázaro, Jaime y José López, entre otros reos que están en Ezeiza son blancas palomitas que deben quedar en libertad?
¿Lázaro, Jaime y López son también presos políticos según su retorcida mirada inflamada de ideología y pánico?
Desde las redes sociales la ex presidenta reaccionó como si estuviera perdida en otra realidad y no comprendiera la dimensión histórica de lo que determinó la justicia.
La resolución de Ercolini tiene 800 páginas, 220 pruebas y aporta 2.200 cheques. Denuncia sobreprecios de 1.000 millones de dólares. ¿Escuchó bien? Estos muchachos nos robaron a todos los argentinos pero sobre todo a los más pobres, 1.000 millones de dólares. Por eso el juez reclama que esto se encamine lo antes posible hacia el juicio oral y público.
Cristina se defendió diciendo que la “asociación ilícita es una figura penal creada por los gobiernos de facto para perseguir a los dirigentes populares? Mezcló todo sin inocencia y se preguntó si también van a procesar al 54% de argentinos que la votó.
Vale la pena separar la paja del trigo y aclarar. Cristina no es una perseguida política. Está padeciendo la persecución penal por los delitos de corrupción más graves de la historia democrática. Sus ideas políticas no tienen nada que ver. Es corrupción en estado puro. Mega choreo para decirlo en cordobés básico.
Es perseguida por la justicia que con muchas pruebas y argumentos la acusa de administración infiel, asociación ilícita en dos causas, malversación de fondos, abuso de autoridad; lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, falsificación de documento público, cohecho, es decir coimas, lavado de dinero y como si esto fuera poco, traición a la patria, que tiene una pena de 10 a 25 años de cárcel por haber intentado encubrir a los terroristas de estado iraní que volaron la AMIA.
Y nada puede decir de un magistrado como Julián Ercolini que fue designado en su puesto en pleno gobierno kirchnerista. No era de la servilleta de Corach. Fue de la servilleta de Esteban Righi.
Pero el procesamiento y el embargo de Ercolini no es la única mala nueva de este fin de año de infelices fiestas.
El estallido del caso Odebrecht le pega de lleno también a Cristina y a su fiel cajero histórico, Julio de Vido. Ella se reunió dos veces en un mes con el mismísimo Marcelo Odebrecht en la Casa Rosada sin que se conocieran los motivos del encuentro. El poderoso empresario está en la cárcel de Curitiba condenado a 19 años y en proceso de delación premiada. Es decir que mientras acusa con pruebas a gente que está por arriba de él, puede aspirar a una reducción de la pena. Ya tiró abajo del camión de los sobornos millonarios a Lula y Temer. ¿Hará lo mismo con Cristina? Declaró que en este país pagaron la fortuna de 35 millones de dólares de coimas debidamente registradas en sus libros contables.
De Vido no gana para disgustos. Dicen que su salud y su estado de ánimo están frágiles. Tiene a dos subordinados presos: Jaime y López. Ahora se sumó Roberto Baratta al trencito de investigados que conducía don Julio hacia los destinos que le ordenaba Cristina. Hasta su cuñado Claudio “El Mono” Miniccelli sigue prófugo y su hijo Facundo es una punta del ovillo que lleva a su socio, Jorge “El Corcho” Rodríguez, quien fue uno de los lobistas de Odebrecht en Argentina y le produjo dos discos al hijo de don Julio.
Pero esto no es todo lo malo en el futuro próximo de Cristina. Difícilmente tenga y feliz y próspero año nuevo. Esta vez se dio vuelta la taba.
Claudio Bonadío no descansa ni da puntada sin hilo. Había dispuesto monitorear judicialmente la inmobiliaria de Osvaldo “El Bochi” Sanfelice donde Máximo Kirchner supo ser socio. La UIF (Unidad de Información Financiera) lo enganchó con un movimiento de 4 millones de dólares en 6 meses que no puede explicar. La empresa “Idea SA” de Sanfelice gerencia tres de los hoteles de la cadena de Cristina que antes administró Lázaro Báez.
Hay que recordar que el juez Claudio Bonadío dió una verdadera estocada de muerte al operativo ocultamiento de los bienes y la corrupción de la familia Kirchner. Cristina se creyó muy astuta en desapoderarse de forma fraudulenta frente al embargo de sus bienes. Una cosa que hizo en forma grosera fue transferirle 5 millones de dólares a su hija Florencia. Son los famosos fajos termosellados de la caja de seguridad que levantaron olas de indignación y la siguiente pregunta: ¿De dónde sacó esa fortuna una chica tan joven que nunca trabajó? Le recuerdo que esos codiciados billetes verdes pero sucios están congelados y la justicia por ahora no permite moverlos hasta que se sepa toda la verdad y nada más que la verdad.
¿Qué hizo Bonadío? Utilizó un mecanismo legal irreprochable: intervino judicialmente por seis meses “Los Sauces” y la “Sucesión de Néstor Carlos Kirchner”, dos sociedades que son pilares del entramado de enriquecimiento ilícito de la familia.
Cristina miente cuando dice que el gobierno la quiere proscribir. Todo lo contrario, el presidente Mauricio Macri y su equipo la quieren enfrentar y derrotar en las urnas. Sueñan con competir en Buenos Aires el año que viene y mostrar que aquella Cristina poderosa hoy no puede unificar al peronismo y tampoco resulta una candidata demasiado atractiva para los sectores más humildes del conurbano. Si Cristina no gana la senaduría, será su certificado de defunción política. Por ahora está vivita y coleando. La administración de Cambiemos sabe que si Cristina fuera encarcelada eso la convertiría en una suerte de mártir y la ayudaría en su estrategia de victimizarse. Hoy en el día de los inocentes estamos hablando de una Cristina claramente culpable. Autoritarismo, soberbia y corrupción, son los tres pilares del gobierno de Cristina. La que hoy tiene infelices fiestas. Y que nadie le diga: “Que la inocencia te valga”.

Origen: CFK: infelices fiestas – 28 de diciembre 2016 | Le doy mi palabra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s