SE ACABO EL 2016 – ESTEBAN FERNANDEZ

unnamed

En resumen yo creo que este año fue bueno para mí. Lo más importante es la salud y si bien no ha sido perfecta he aprendido a conocer mi cuerpo y ya sé lo que me hace bien y me hace mal. Como soy un típico cubano me considero galeno y farmacéutico y eso me ayuda mucho a explicarle a mi médico lo que tengo y “lo que me hizo muy bien cuando hace 60 años el doctor Emilio Trujillo Florido me lo recetó”.

 

Y durante este año -y me pasa todos los años- he realizado enormes descubrimientos que me alivian cualquier padecimiento. Tengo amigos que son expertos en la materia y por ejemplo no hay un solo día en que hable con Franklin Denis sin que me diga y me recete: “Toma mucha agua y no olvides el Metamucil”.

 

Y mis viejos amigos me ayudaron mucho a comprender que mis pequeños problemas no tienen importancia y demostrarme que se pueden resolver. Por ejemplo, un día -hace como un mes- cometí el error de olvidar cerrarme la portañuela. Se lo conté a mi amigo Hugo Byrne y me hizo sentir bien porque me dijo “Oh, eso le sucede a los “jóvenes” como tú, pero la cosa es mucho peor cuando llegas como yo a los 80 años y vas a orinar y se te olvida abrir la portañuela”…

Otro descubrimiento de este año fue que tomar Tonic Water con quinina es magnifico para evitar los calambres en las extremidades.

 

La tercera maravilla del mundo sucedió este año: Ya estamos saliendo de Barack Obama. Eso es una bendición. Qué mal me cae el tipo ese, tan engreido, tan petulante, y tan equivocado en cuanta cosa piense, haga o diga. Y salir de la mujer -la Michelle- también es una de las mejores cosas al terminar este año. Y junto con ellos salir de todos los izquierdas en su gabinete era una de mis grandes fantasías cumplida.

 

El segundo milagro del año fue ¡Qué perdió Hillary Clinton! Esa es otro bofe. Créanme si le digo que yo quisiera que una mujer fuera Presidente de este país, pero Hillary es la última mujer que yo desearía en la Casa Blanca. Así es que llévatela viento de aguas.

 

¿Será necesario que les diga cual fue el mejor acontecimiento del 2016? ¡Ñoooooooo, que salimos de la bestia, del hijo de hiena, del que tanto daño nos hizo, del que tantas lágrimas hizo rodar a mi madre y a todas las madres de los cubanos buenos. Y hasta a las madres de los castristas que fueron enviados como carne de cañón en guerras fraticidas en África, en la America Latina y en los lugares más remotos del mundo.

 

Como colofón les digo que durante este año mis dos hijas y tres nietos se han mantenido firmes dándome cariño y cuidándome más de lo que requiero. Y muy importante: He encontrado, sin buscarlo, una mujer que me encantan sus bellísimos ojos. Ella no lo sabe pero pronto lo adivinará.

 

A ver si el año que viene se acaba de derrumbar aquella basura castrista para poder ser un hombre completamente contento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s