A La Habana le parece poco el fin de la política ‘pies secos/ pies mojados’ y pide la eliminación de la Ley de Ajuste | Diario de Cuba

 

Raúl Castro.

El Gobierno cubano calificó este jueves como “un importante paso en el avance de las relaciones bilaterales” la eliminación, por parte de la Administración Obama, de la llamada política “pies secos/ pies mojados” y el programa de refugio a profesionales cubanos de la salud. No obstante, lo consideró insuficiente y pidió el fin de la Ley de Ajuste.

En una declaración publicada por la prensa oficial de la Isla, La Habana dijo que ha estado casi un año negociando con Washington “un nuevo acuerdo migratorio”.

La eliminación de los privilegios migratorios de los cubanos ha sido una de las principales exigencias del Gobierno de Raúl Castro en sus discusiones con Washington.

Según el régimen, la política de “pies secos-pies mojados”, constituía “un estímulo a la emigración irregular, al tráfico de emigrantes (…) Su implementación y la de otras políticas provocó crisis migratorias, secuestros de naves y aeronaves y la comisión de delitos, como (…) la trata de personas, el fraude migratorio y el uso de la violencia con un impacto extraterritorial desestabilizador creciente sobre otros países de la región”.

El Gobierno confirmó que se ha comprometido a recibir a los cubanos que “sean detectados por las autoridades competentes de los Estados Unidos de América cuando trataban de ingresar o permanecer irregularmente en ese país”, violando sus leyes.

“Los Estados Unidos también se comprometieron a aplicar en lo adelante a los ciudadanos cubanos que sean detectados en esa situación los mismos procedimientos y normas migratorias que al resto de los migrantes de otros países”, añadió La Habana.

Aplaudió asimismo la eliminación del programa estadounidense que otorgaba refugio a los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior.

El programa “formaba parte del arsenal para privar al país de médicos, enfermeros y otros profesionales del sector, en una virtual operación internacional de robo de cerebro (…) y un atentado contra las misiones médicas humanitarias y solidarias de Cuba en países del Tercer Mundo, que tanto lo necesitan”, dijo La Habana en su declaración.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno de Raúl Castro.

El programa de refugio “incitó a personal cubano de la salud que colabora en terceros países a abandonar sus misiones y emigrar a los Estados Unidos, convirtiéndose en una práctica censurable que dañó los programas de cooperación médica internacional de Cuba”, dijo el régimen, que se queda hasta con el 75% de los salarios que pagan los gobiernos de los países de destino por el trabajo de los profesionales de la Isla.

Pese a estas medidas del Gobierno de Barack Obama, a una semana de ceder paso al de Donald Trump, el régimen consideró que para “garantizar una migración regular, segura y ordenada”, el Congreso estadounidense debe derogar la Ley de Ajuste Cubano, de 1966.

El régimen, que no suele mencionar la precaria situación económica interna ni reconocer la falta de libertades entre las causas de la emigración, llama “asesina” a la Ley de Ajuste.

La Habana dijo que el acuerdo alcanzado con Washington “ratifica la decisión de ambas partes de impedir las salidas ilegales vía marítima y de devolver a Cuba a todas las personas que sean interceptadas en esos hechos o a quienes penetren a la Base Naval de Guantánamo”.

Asimismo “el Gobierno de los Estados Unidos continuará garantizando la migración regular desde Cuba con un mínimo de 20 mil personas anuales”, dijo el régimen.

“Las partes promoverán la cooperación bilateral eficaz para prevenir, y procesar a los implicados en el tráfico de personas, así como los delitos asociados a los movimientos migratorios, que ponen en peligro su seguridad nacional, incluyendo el secuestro de aeronaves y embarcaciones”, agregó el Gobierno cubano.

Dijo que continuará aplicando su ley migratoria y “adoptará paulatinamente otras medidas” para actualizarla.

Origen: A La Habana le parece poco el fin de la política ‘pies secos/ pies mojados’ y pide la eliminación de la Ley de Ajuste | Diario de Cuba

Obama en su despedida ,dio su tiro de gracia a todos los cubanos que buscaban libertad .

Fue el Pte norteamericano que mas deportò casi 3 millones de todos los paises del mundo,en ningun momento fue benevolo.

No le temblo la mano para saludarse con asesinos como Raul Castro .

A favorecido al gobierno comunista de Cuba ,en lo que se llamo tristemente “apertura”.dando via libre ,a que el regimen ,reprima ,persiga ,encarcele ,mas que nunca.

Ahora el PCC va por mas ,quiere que eliminen la Ley de Ajuste .ha  conseguido todo ,sin mover un solo dedo .

Los Castro lograron inyectar la larva del castrismo ,en el exilio cubano dentro de los Estados Unidos ,logrando enfrentamientos entre compatriotas y que se les otorgaran visas a los esbirros del regimen .

Si alguien creyò que algo iba a cambiar en Cuba les alibre seguro que jamas tuve ilusiones y ahora menos ,tampoco creo que haya grandes cambios con Trump .

Todo lo que pueda escribir es poco ,estoy indignada con el mundo al que los comunistas le venden pescado podrido y le creen.

Se que todo ira peor ,pero la gente se seguira escapando ,porque la Libertad  es un derecho inalienable de todo ser humano ,mas que la familia ,mas que todo.

El hombre nacio para ser libre

AB

Anuncios

Un comentario en “A La Habana le parece poco el fin de la política ‘pies secos/ pies mojados’ y pide la eliminación de la Ley de Ajuste | Diario de Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s