Los abogados de Santos – Los Irreverentes

Santos contrató al abogado de Samper y al asesor de los Uribe Noguera para que emprendan acciones penales contra Uribe.

El nuevo berrinche de Santos contra el presidente Uribe viene acompañado de abogados penalistas. Ha trascendido que el Nobel de Paz, acosado por las sustentadas denuncias que en los últimos días ha hecho el doctor Uribe, tomó la decisión de contratar los servicios profesionales de dos abogados a quienes les dará poder para que presenten denuncia contra el jefe de la oposición ante la Corte Suprema de Justicia.

En efecto, el presidente Uribe ha publicado dos documentos con sendos análisis de los casos de corrupción e indelicadezas que ha cometido el gobierno nacional (Puede leer “Varias almendras: primera parte” y “Varias almendras: segunda parte”). Y Santos, acostumbrado a rehuir el debate, a evadirse cuando le corresponde explicar sus actuaciones y a no ponerle la cara al país, decidió recurrir a dos abogados para que lo representen.

Llama la atención la actitud de Santos y de quien hasta hace poco fuera su ministra estrella, la cuestionada Gina Parody. En vez de aclarar los interrogantes que pesan contra ellos, decidieron judicializar el debate político amenazando con denuncias penales contra el expresidente y jefe de la oposición en Colombia.

¿Cuál es el objetivo? ¿Silenciar al expresidente que lleva la vocería de más de la mitad de los colombianos que se oponen al régimen?

Santos se ha valido del aparato judicial para perseguir a sus críticos. Desde que asumió el poder se ha encargado de impulsar procesos penales contra distintos sectores del uribismo. Así, logró hacer que la Corte Suprema de Justicia condenara a los exministros Sabas Pretelt y Diego Palacio, quienes hoy injustamente purgan unas sentencias ignominiosas por hechos que jamás cometieron.

En la mira de Santos también estuvieron los secretarios generales de la presidencia de la República, Bernardo Moreno y Alberto Velásquez, también condenados. Persiguió a la exdirectora del DAS, Pilar Hurtado hasta el punto de haber ordenado que Interpol emitiera en su contra una circular roja.

El exalto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, quien fue el primer y tal vez único uribista que se opuso abierta y directamente a la elección de Santos en 2010, fue víctima de la ira presidencial. De la noche a la mañana y sin prueba alguna, el doctor Restrepo, un hombre honorable, terminó siendo víctima de un absurdo proceso penal, que en realidad parece un montaje como los que en su momento Lavrenti Beria hacía por instrucciones de Stalin.

Cuando Santos no tiene respuestas o argumentos, posa su mirada en la administración de justicia para enfrentar a sus rivales políticos.

Ahora que ha decidido emprender acciones contra quien es el jefe de la oposición a su gobierno, ha contratado los servicios profesionales de los doctores Julio Andrés Sampedro y Juan David Riveros, quienes comparten oficina de abogados.

Julio Andrés Sampedro y Juan David Riveros

Es curioso que en el universo de penalistas que hay en Colombia, Santos haya escogido a Sampedro, que además de haber celebrado contratos con el Estado, en su momento fue el apoderado del expresidente Ernesto Samper cuando éste denunció a la hoy senadora Claudia Nayibe López. La cercanía del doctor Sampedro con el samperismo es más que evidente, razón por la que se creería que el expresidente que en su momento le pignoró la dignidad de la República a un cartel de las drogas, es quien incita a Santos a proceder judicialmente contra Uribe.

El otro abogado de Santos, Juan David Riveros, fue la persona que asesoró a la familia Uribe Noguera aquel aciago 4 de diciembre en el que la indefensa Yuliana Samboní fue secuestrada, ultrajada, violada y posteriormente asesinada por Rafael Uribe Noguera.

Los colombianos no saben qué le dijo Riveros al asesino ni cuáles fueron sus recomendaciones en los minutos posteriores al crimen. ¿Por qué Uribe embadurnó en aceite el cadáver, lo escondió, manipuló la escena del crimen y luego ingirió cantidades exageradas de alcohol y cocaína para fingir una supuesta enajenación mental para efectos de evitar la acción de la justicia? ¿Cuántas veces y durante cuánto tiempo conversó Riveros con los Uribe Noguera aquel día? ¿De quién fue la idea de llevar al asesino a una clínica psiquiátrica? Son interrogantes que deberán aclararse en el juicio que se les adelanta a los hermanos del criminal Rafael Uribe. En su momento, Néstor Humberto Martínez aseveró que “no vamos a permitir que se obstruya la justicia. La escena del crimen fue manipulada y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros que están intentando obstruir la acción de la fiscalía general de la nación”.

Al decir popular, “por su abogado lo conoceréis”. Santos intenta acallar la voz opositora del expresidente Uribe, ha decidido otorgar poder al abogado de Ernesto Samper y al experto que el día del crimen de Yuliana Samboní, aconsejó a Rafael Uribe Noguera.

@IrreverentesCol

Origen: Los abogados de Santos – Los Irreverentes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s