Gobierno de Donald Trump: El nuevo juez del Supremo de EEUU fundó el club Fascism Forever en el instituto. 

Neil Gorsuch, la elección de Donald Trump para cubrir la vacante en el Tribunal Supremo, habría mostrado sus tendencias ultraconservadoras ya en su adolescencia, según el Daily Mail

FUE SU PRESIDENTE HASTA 1985

Neil Gorsuch, leyendo el libro ‘Hartos del liberalismo’, de William F. Buckley, un clásico del movimiento conservador.

El nuevo nominado por el presidente Donald Trump para el Tribunal Supremo, el juez Neil Gorsuch, encabezó un grupo llamado Fascism Forever (fascismo para siempre) durante sus años en el instituto, según asegura el diario sensacionalista británico ‘Daily Mail’, que incluye fotos y capturas del anuario escolar. El objetivo del grupo habría sido oponerse a las visiones ‘liberales’ de los administradores del centro, de acuerdo con ese medio.

“En círculos políticos, el club Fascism Forever de nuestro incansable presidente Gorsuch, felizmente, ha pateado las crecientes tendencias ‘izquierdosas’ del instituto”, dice el anuario. El ahora juez fundó el club a su ingreso en la Escuela Preparatoria Georgetown —hoy un centro educativo jesuita, considerado uno de los más selectivos de EEUU—- y ejerció como su presidente hasta su graduación en 1985.

Según resalta el ‘Daily Mail’, el anuario de instituto no es el único ejemplo del conservadurismo de Gorsuch ya en sus años juveniles. En otra de las fotos, se le puede ver leyendo el libro de 1959 de William F. Buckley ‘Hartos del liberalismo’, definido como un texto clave del movimiento conservador.

Defensor de los “valores tradicionales” de EEUU, Gorsuch se crió en Colorado aunque conoce bien los entresijos políticos de Washington, donde su madre, Anne Gorsuch Burford, trabajó entre 1981 y 1983 como directora de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) bajo el mando del expresidente Ronald Reagan. Influido por los valores de su madre, el joven Gorsuch cofundó la revista ‘The Fed’ para dar voz a los ideales conservadores en la progresista Universidad de Columbia en Nueva York, donde escogió una controvertida cita de Henry Kissinger para el ‘Quién es quién’ universitario: “Lo ilegal lo hacemos inmediatamente, lo inconstitucional nos lleva un poco más de tiempo”. De allí pasó a las prestigiosas universidades de Harvard y Oxford, donde obtuvo su doctorado.

Captura del anuario en el que se ven los cargos que ostentaba Gorsuch.
Captura del anuario en el que se ven los cargos que ostentaba Gorsuch.

Comenzó su carrera legal en la década de los noventa, trabajó durante un año para el juez conservador del Tribunal Supremo Anthony Kennedy y, en 2006, el expresidente George W. Bush nominó a Gorsuch para la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, una instancia inferior al Tribunal Supremo. Dos meses después de su nominación, Gorsuch logró la confirmación del Senado con el respaldo de demócratas y republicanos.

Este nombramiento es hasta la fecha el más importante de los realizados por Trump, por un motivo: el Tribunal Supremo emite generalmente fallos sobre cuestiones de importancia nacional —como en el caso de la batalla por Florida en las presidenciales del año 2000 entre Al Gore y George W. Bush—, pero su poder también posee enormes ramificaciones en clave internacional. Por ejemplo, será el Supremo el que probablemente deberá tomar la decisión final sobre el veto migratorio impuesto por el presidente, que afecta a más de 130 millones de personas de siete países de mayoría musulmana.

Neil Gorsuch, en Capitol Hill, Washington, el 2 de febrero de 2017. (Reuters)
Neil Gorsuch, en Capitol Hill, Washington, el 2 de febrero de 2017. (Reuters)

Como juez de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, Gorsuch ha defendido firmemente la pena de muerte y la libertad religiosa de los individuos por encima de las regulaciones del Gobierno. Aunque nunca ha emitido una sentencia sobre el aborto, sí ha asegurado que no hay ninguna “base constitucional” que respalde la idea de que debe darse prioridad a la libertad de elección de la madre. Uno de los casos que le catapultaron a la fama es el de la compañía de artesanía Hobby Lobby, que demandó al Gobierno para lograr que no fuese obligatorio proporcionar a sus empleados seguros médicos con cobertura de anticonceptivos, como establece la ley sanitaria proclamada en 2010 por Obama y conocida como Obamacare.

En un fallo de 2013 de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, Gorsuch consideró que la ley sanitaria obligaba a la compañía Hobby Lobby y a otros grupos religiosos a “violar su fe religiosa al obligarles a prestar un grado inadmisible de asistencia” que vulnera sus creencias. Esta oposición a la ley sanitaria de Obama podría haber conquistado a Trump, quien ha prometido derogarla y que, tras tomar posesión el pasado 20 de enero, se apresuró a firmar una orden ejecutiva para debilitar la reforma sanitaria.

Origen: Gobierno de Donald Trump: El nuevo juez del Supremo de EEUU fundó el club Fascism Forever en el instituto. Noticias de Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s