Hermann Tertsch: Un día para el odio

ESpaña Odio guerra civil

La men­ti­ra de la Gue­rra Ci­vil de bue­nos y ma­los aten­ta con­tra la paz

Que el PSOE anun­cia­ra ayer que con­si­de­ra ur­gen­te des­en­te­rrar a Fran­cis­co Fran­co re­ve­la las prio­ri­da­des de quien no tie­ne hoy otra idea que ofre­cer que la de una re­van­cha con­tra to­dos los que no sean ellos. Cuan­do Eu­ro­pa y el mun­do en­tran en una re­vo­lu­ción de di­men­sio­nes in­cal­cu­la­bles y fas­ci­nan­tes y efec­tos aun ig­no­tos, la iz­quier­da es­pa­ño­la es in­ca­paz de ar­ti­cu­lar ni una idea que mo­vi­li­ce sal­vo el re­sen­ti­mien­to y el odio a su enemi­go fa­vo­ri­to, a Fran­co.

Franco desfile Día de la Victoria
No pue­den per­do­nar­le al dic­ta­dor que mu­rie­ra en la ca­ma, sa­be­dor que su fu­ne­ral atrae­ría a mul­ti­tu­des. No le per­do­nan esa muer­te plá­ci­da por­que des­mien­te to­da la mon­ta­ña de men­ti­ras fa­bri­ca­das du­ran­te cua­tro dé­ca­das des­pués pa­ra jus­ti­fi­car el he­cho de no ha­ber exis­ti­do co­mo re­sis­ten­cia a la dic­ta­du­ra. Los es­pa­ño­les no so­me­ti­dos al go­ta a go­ta de ig­no­ran­cia, fa­bu­la­ción y sec­ta­ris­mo, los que aun tie­nen me­mo­ria, co­no­ci­mien­to y hon­ra­dez, sa­ben cuán­ta re­sis­ten­cia hu­bo al ré­gi­men y de quién fue la po­quí­si­ma ha­bi­da. Los abue­los de ca­si to­dos los es­pa­ño­les vi­vie­ron el fran­quis­mo des­de me­dia­dos del si­glo con nor­ma­li­dad y cre­cien­te pro­ve­cho, co­la­bo­ra­ción y to­da la com­pli­ci­dad y ven­ta­jas de­ri­va­das que el ré­gi­men per­mi­tie­ra.

Des­pués, los es­pa­ño­les pre­fi­rie­ron ca­si to­dos, pa­ra no su­frir se­ña­la­mien­tos ni re­pre­sa­lias, por co­mo­di­dad o co­bar­día, re­pe­tir la bur­da mi­lon­ga de que ha­bían si­do gran­des an­ti­fran­quis­tas. Y con la gro­tes­ca equi­pa­ra­ción de fran­quis­mo y na­zis­mo han pre­ten­di­do ex­pli­car que la re­sis­ten­cia de esos abue­li­tos fue­ra tan clan­des­ti­na que no la per­ci­bie­ron ni ellos mis­mos. Es la gran men­ti­ra an­ti­fran­quis­ta que ha he­cho im­pu­ne to­da men­ti­ra pos­te­rior en Es­pa­ña. No creo que na­die de­ba con­ver­tir en un pro­ble­ma la ex­hu­ma­ción de Fran­co y su en­te­rra­mien­to pos­te­rior con su mu­jer y fa­mi­lia en el ce­men­te­rio de El Par­do. Es lo que él ha­bía pre­vis­to. Aun­que na­die du­de tam­po­co de que, co­mo ne­ce­si­tan a Fran­co es­té don­de es­té, el PSOE y otros so­li­ci­ta­rán den­tro de unos años que se le ex­hu­me de El Par­do y po­co me­nos que se lan­cen los hue­sos a una reha­la de pe­rros co­mo ac­to de jus­ti­cia his­tó­ri­ca. Al tiem­po. Con la otra ini­cia­ti­va sí de­be­rían te­ner cui­da­do to­dos, des­de el PSOE a ese PP, hoy más «pro­gre­sis­ta» que ayer, pe­ro me­nos que ma­ña­na. La pro­pues­ta de un día de me­mo­ria de «las víc­ti­mas del fran­quis­mo» bus­ca im­po­ner al Es­ta­do la exal­ta­ción de me­dia Es­pa­ña en hu­mi­lla­ción de otra me­dia. Y crear dos cla­ses de es­pa­ño­les, se­gún su cer­ca­nía al Fren­te Po­pu­lar. Ni ese día ni na­da po­drá im­po­ner la obs­ce­na fa­la­cia de la «gue­rra de la de­mo­cra­cia con­tra el fas­cis­mo». Ni bo­rrar la ver­dad del cho­que en­tre dos op­cio­nes dic­ta­to­ria­les y gol­pis­tas am­bas. No po­drán ha­cer­lo a no ser que lo­gren prohi­bir el sa­ber la ver­dad y de­cir­la. Si hay un día pa­ra las víc­ti­mas del fran­quis­mo, ha de ha­ber otro pa­ra las del Fren­te Po­pu­lar. Y otro pa­ra las de am­bos.

España bandera republicana y bandera española
La tran­si­ción asu­mió que to­das las víc­ti­mas de gue­rra en­tre es­pa­ño­les, des­de los pri­me­ros cu­ras ase­si­na­dos en 1931 a los úl­ti­mos fu­si­la­dos re­pu­bli­ca­nos, eran los caí­dos de to­dos. Que la gue­rra fue una tra­ge­dia co­mún con cul­pa­bles, cri­mi­na­les, víc­ti­mas y hé­roes en am­bos ban­dos que jun­tos de­bía­mos re­cor­dar, la­men­tar y hon­rar. Des­de ha­ce años, la iz­quier­da im­po­ne co­mo his­to­ria una ma­la pe­lí­cu­la de bue­nos y ma­los que es una agre­sión y un in­sul­to a la ver­dad, a los es­pa­ño­les y a la in­te­li­gen­cia. Lo ha­ce sin re­sis­ten­cia. Es una men­ti­ra que, so pre­tex­to del an­ti­fran­quis­mo, ha­ce apo­lo­gía de una ideo­lo­gía cri­mi­nal y jus­ti­fi­ca y blan­quea su fe­roz lu­cha con­tra la li­ber­tad. Ins­ti­tu­cio­na­li­zar esa men­ti­ra na­da inocen­te, su­po­ne ins­ti­tuir un día de odio en­tre es­pa­ño­les. Ha­brá quien pien­se que es lo que ne­ce­si­ta­mos.


hermann-tertsch-creditos-enero-2017
Hermann Tertsch

@hermanntertsch
Periodista español. Columnista del ABC de España. Comentarista de Televisión

Origen: Gentiuno » Gente del Siglo XXI » Hermann Tertsch: Un día para el odio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s