¿Doble comando en EE.UU.? Los mundos divergentes de Trump y de su vice Pence

Duelo de halcones y palomas

El vicepresidente corrige y hasta desautoriza expresiones de su jefe. No está solo. El jefe del Pentágono y el canciller hacen también a un lado esos extremos y hasta defienden a la prensa

Paula Lugones

Paula Lugones

Conservadores. Pence, del tronco tradicional del partido, y Trump, un populista. Desacuerdos en la cima. AP

Donald Trump asumió en la Casa Blanca con la promesa y el mandato popular de “drenar el pantano de Washington”, o desmantelar al establishment de la capital más poderosa del mundo que alberga funcionarios, congresistas, lobbystas y líderes de los tradicionales partidos políticos de los Estados Unidos. Pero nada está dicho en esta nueva e impredecible era que inquieta al mundo: dentro de su gabinete hay una enorme tensión entre los que buscan patear el tablero y los que prefieren las reglas más tradicionales; los extremistas y los moderados; los provocadores y los reposados; los “halcones” y “palomas”. Marchas, contramarchas y tironeos en varias decisiones revelan esa puja.

El mundo, en tanto, mira azorado este delicado juego pendular que, a poco más de un mes de la nueva administración, encierra una enorme incertidumbre: Trump, que se mueve como una tromba en el frente interno y externo, no parece decidirse por ahora hacia dónde inclinará definitivamente su gobierno.

El abanderado de los “halcones” es Stephen Bannon, el “monje negro” del gobierno y un tirabombas profesional. Ex editor del Breitbart news, un sitio que amplifica la voz de la “ultraderecha alternativa” racista y xenófoba, es quien estimula la guerra feroz con los medios, la expulsión de los inmigrantes y el cierre de fronteras. “El Gobierno está en un proceso de deconstrucción del poder administrativo”, aseguró esta semana.

Lo apoyan otros ministros del ala dura como Jeff Sessions, de Justicia, cuya nominación fue controversial en el Senado, donde se lo acusaba de su pasado racista y favorable a la expulsión de extranjeros. Michael Flynn, el renunciante Consejero de Seguridad Nacional, pertenecía también a esta facción, pero fue eyectado por sus supuestos lazos con Rusia, un triunfo que dio alas a los sectores más moderados. Este grupo de “halcones” busca provocar un shock en Washington y romper con reglas democráticas como el respeto a la prensa, la separación de poderes, la diversidad y los derechos humanos ya que algunos han avalado –entre ellos Trump– la tortura como método de interrogación. Son favorables al proteccionismo y al unilateralismo internacional. Quieren un EE.UU. poderoso, con gran despliegue militar pero que se ocupe solo de los problemas que lo afectan directamente. Nada de misiones altruistas en países extraños. Las “palomas”, en cambio, buscan un gobierno más previsible, que no rompa las alianzas tradicionales ni genere nuevos enemigos externos. No son antiglobalizadores furiosos y entienden que es vital llevarse bien con los legisladores republicanos en el Congreso, muchos de ellos que no apoyaron a Trump. El vicepresidente Mike Pence es uno de ellos, otros son el jefe de Gabinete Reince Priebus, el canciller Rex Tillerson y el ministro de Defensa Jim Mattis. El sector ganó un aliado con la designación en remplazo de Flynn del general Herbert McMaster, cuyas ideas chocan con las del ideólogo de la Casa Blanca. De hecho, trascendió que reclamó el desplazamiento de Bannon del Consejo de Seguridad.

Este sector ha tomado prevalencia en la política exterior. A contramano de las expresiones virulentas de Trump, el presidente debió moderar su relación con China: no le impuso tarifas a sus productos ni tampoco renunció a la política de “una sola China”. También, en medio del escándalo del espionaje, se desdibujó su romance con Rusia por influencia de Mattis y de los republicanos tradicionales del Congreso. En Oriente Medio, luego de que el presidente asegurara que abandonaba la solución de “dos Estados”, aclararon que no había cambios. Trump había hablado pestes de la OTAN, pero Pence y Mattis dieron seguridades de continuidad a los aliados europeos. Adrian Basora, ex embajador y ex asesor de Seguridad Nacional en el gobierno de George Bush padre, dijo a Clarín que es raro que una administración cambie más de 20% la política exterior de su predecesor. Incluso alguien tan inédito como Trump no lo haría, vaticinó.

Con relación a los inmigrantes se ve también la tensión entre las facciones. Mientras Trump decía que habría “operaciones militares” para expulsar a indocumentados, Tillerson tranquilizaba en México, señalaba que no habría deportaciones masivas y no se utilizaría al ejército. En otros temas la disputa sigue en alza: Bannon y el presidente vapulean a la prensa, pero Mattis dice en Europa que no hay que atacar a los medios.

Julian Zelizer, profesor de Historia y Asuntos Públicos en Princeton, es pesimista: “No hay muchas palomas en esta Casa Blanca. La tensión está básicamente entre los internacionalistas que creen en alianzas y en trabajar en conjunto, y los nacionalistas que quieren usar el poder estadounidense, particularmente contra el terrorismo del ISIS, con nuestras propias condiciones”, dijo a Clarín.

Bert Rockman, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Purdue, critica a Trump. Señaló a Clarín, todos los presidentes al comienzo encabezan “un gobierno de extraños” porque los integrantes no se conocen. “Pero los ‘extraños’ suelen tener una misión común cuando el presidente envía señales claras”. Explicó que Ronald Reagan, por ejemplo, lo hizo porque tenía tres objetivos simples: reducir impuestos; reducir programas y regulaciones gubernamentales y gastar mucho más en defensa para ser más agresivo con la entonces URSS. “La operación de Reagan era como esa ‘máquina afinada’ que Trump afirma y cree estar presidiendo. Reagan tenía poca comprensión de los detalles –como Trump– pero tenía una visión clara y una voluntad firme de luchar duro desde su investidura presidencial, y no desde sí mismo”.

Origen: ¿Doble comando en EE.UU.? Los mundos divergentes de Trump y de su vice Pence

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s