Nicolás Wiñazki -La Jefa de una banda que sabía de los negocios con los empresarios K

Durante su era de esplendor de poder, se difundieron al menos dos mitos sobre los Kirchner. Uno, fue el que aseguraba que el matrimonio que gobernó doce años la Argentina tenía un patrimonio millonario, declarado, cuando llegaron a la Casa Rosada. Es falso.

Al menos en blanco, los santacruceños sí eran dueños de una veintena de propiedades, pero la mayoría de esas casas y departamentos no tenían ni tienen una precio de mercado alto, como para considerar a esas inversiones en “real state” como las que suelen tener personas de riqueza relevante. El otro mito acaba de caer. Es el que afirmaba que Cristina Fernández desconocía parte de los negocios pocos transparentes que hacía su esposo con empresarios amigos, algo de lo que se habría enterado una vez que él falleció, en octubre del 2010. El “Jefe” de ese accionar, quizás delictivo, era Kirchner. Pero Cristina era a la vez “La Jefa”. Ella sabía y participaba del entramado de sociedades cruzadas y empréstitos privados que los santacruceños usaron para hacerse ahora ricos, pero una vez que lograron llegar al Gobierno. Su fortuna entre el 2003 y el 2015 creció alrededor del mil por ciento.

El modo en el que ese patrimonio creció de tal manera fue una especie de círculo de dinero que fluyó siempre en las mismas direcciones.

Fondos públicos millonarios pasaron a financiar proyectos privados de los empresarios Lázaro Báez, sobre todo en la obra pública y el petróleo. Y también el sistema fue similar con Cristóbal López: a él los K le otorgaron licencias de medios, de juegos de azar, concesiones de rutas, y también cánones para que explote zonas petrolíferas, entre otros rubros.

Parte de la plata pública que iba a las cuentas de Báez y López terminó de cerrar su círculo al llegar al final del camino: varias decenas y decenas de millones de pesos que dos empresarios obtuvieron gracias a sus contactos con “La Jefa” fueron a la fortuna personal de los Kirchner en el ámbito privado. Del Estado a “establishment K”, y de allí a la ex familia presidencial.

Así es la nueva “Ruta del Dinero” en la que se basaron el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo para procesar a todos los miembros de la familia ex presidencial, entre muchos otros personajes de su entorno.

Todos lo que giraba alrededor de esa empresa era “irregular”: nunca tuvo sede legal, incumplió los trámites que regulan a las socedadies comerciales y, sobre todo, les generó ganancias millonarias a a los Kirchner gracias a sus clientes, a su vez enriquecidos por el Estado, Báez y López.

La “Jefa” supo todo desde siempre, fue o es aun socia de Báez, y dejó que su inmobiliaria funcionara como multiplicadora de alquileres de propiedades compradas al por mayor, y en muchos casos rentadas sin contratos.

Las pruebas recolectadas por los investigadores de este caso es abrumadora.

Tanto, que ni siquiera el perito de parte de los Kirchner pudo defender demasiado a sus clientes. “Demasiado” es un decir: no pudo defenderlos.

En el escito de Bonadio y Rivolo se argumenta el procesamiento de Cristina Kirchner describiéndola como “El Jefe” (así, en masculino), y la involucran en al menos tres delitos, uno de llos el más grave, el de comandar de una asociación ilícita que tenía como fin adueñarse del dinero público, que empezó con Néstor Kirchner en vida pero continuó con Ella, “La Jefa”, en el poder. Y una vez que lo dejó, en diciembre del 2015, también. El juez y el fiscal sostienen que la ex Presidenta es “penalmente responsable de los delitos de tomar parte en una asociación ilícita en calidad de Jefe, el cual concurre en forma real con el delito de lavado de activos de origen ilícito agravado por su habitualidad, por formar parte de una asociación y por ser funcionario y negociaciones incompatibles”.

En conclusión, Cristina fue considerada la “Jefa” de una “banda”.

Origen: La Jefa de una banda que sabía de los negocios con los empresarios K

Anuncios

Un comentario en “Nicolás Wiñazki -La Jefa de una banda que sabía de los negocios con los empresarios K

  1. Si la Cristina viuda de Kirchner es Ali Baba y sus miles de ladrones y no sus 40 ladrones. Estos paros programados lo onfirman ahora con el emblema de la CGT y rojas banderas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s