Los hechos de la Embajada del Perú en Cuba constituyen una de las mayores protestas que ha realizado en la etapa Castrista. Más de 10 mil cubanos se refugiaron en la embajada como única vía posible para salir de Cuba, y escapar de la Dictadura Cubana, que no permitía a los ciudadanos salir sin su autorización.
Ante el escándalo internacional que esto generó, Fidel Castro tuvo que abrir la Isla y permitir que alrededor de 125 mil cubanos salieran rumbo a EE.UU.
La principal característica de los protagonistas esta gran ola migratoria, era su juventud. La mayoría eran jóvenes solteros, con o sin familia. Era un éxodo formado abrumadoramente por trabajadores. Además, también vinieron muchos intelectuales y artistas que se autoidentificaron como la Generación del Mariel. El gobierno estimuló los actos de repudio contra los que se iban. Fueron insultados, golpeados y humillados.
La mayoría de los ”marielitos” crecieron a fines de los años 60 o en los 70, una época en la que los problemas relacionados con la libertad de expresión se agudizaron mucho, especialmente para artistas e intelectuales, y las ”desviaciones” manifiestas como la homosexualidad, se castigaban con la cárcel.
Edición: Miguel Daniel.
Imágenes: Documentales y materiales varios.
Música: Celia Cruz. Cuando salí de Cuba.