Los periodistas mexicanos sortean amenazas y censura de los carteles de la droga – Committee to Protect Journalists

Por Elisabeth Malkin

Adrián López Ortiz, director general de Grupo Noroeste, un grupo de medios propietario del diario Noroeste, de la noroccidental ciudad mexicana de Culiacán, había salido del aeropuerto en auto en dirección a su casa en abril de 2014 cuando un todoterreno lo interceptó. Dos sujetos armados salieron y lo agarraron, y López sintió temor de que lo fueran a secuestrar. Pero los sujetos tenían otros planes. Uno de ellos se llevó el auto de López mientras que el otro se quedó atrás, pateó a López y luego le disparó en ambas piernas.

ÍNDICE

Attacks on the Press book cover

Lo que sucedió a continuación fue una variación de lo que se ha convertido en el tema de muchos ataques contra los medios mexicanos.

Dos jóvenes fueron arrestados rápidamente y procesados por el delito de robo de auto agravado. El gobernador del estado de Sinaloa se refirió al hecho como “mala suerte” y felicitó a las autoridades por actuar con celeridad. Caso cerrado.

López no está convencido. “No hay pruebas para decir que provino del Gobierno”, sostuvo. “Pero tengo elementos para decir que no fue un delito común”. Para empezar, afirmó, “el modus operandi no concordaba”. A él lo habían seguido desde el aeropuerto, y el auto robado había sido recuperado en menos de tres horas. Además, le habían disparado cuando él se encontraba en el suelo y ya no representaba una amenaza para los atacantes. Luego, cuando él solicitó revisar las imágenes de video de las cámaras de seguridad oficiales, las autoridades se negaron. “Hay muchas incongruencias”, expresó el periodista.

La entrada del diario <i>Noroeste</i> quedó impactada por orificios de bala luego de que sujetos armados abrieron fuego contra la sede regional del periódico en la turística ciudad de Mazatlán, en la costa del Pacífico mexicano, el 1 de septiembre de 2010. (AP/Christiann Davis)

La entrada del diario Noroeste quedó impactada por orificios de bala luego de que sujetos armados abrieron fuego contra la sede regional del periódico en la turística ciudad de Mazatlán, en la costa del Pacífico mexicano, el 1 de septiembre de 2010. (AP/Christiann Davis)
Leer nota completa

Origen: Editado por capos del narcotráfico – Committee to Protect Journalists

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s