1 de mayo en Cuba: crónica de una farsa anunciada.

CIUDADANO CERO

Por Jeovany Jimenez Vega.

Mañana será un día sin sorpresas en Cuba. Este 1 de mayo –el primero sin Fidel Castro en casi seis décadas– nuevamente se llenarán las plazas públicas del país, lo cual nadie sensato debería interpretar como una verdadera muestra de apoyo al Gobierno de Raúl Castro, sino más bien como una advertencia de que los resortes represivos de la dictadura profunda se mantienen intactos.

En una sociedad donde la a-moralidad cobra matices surrealistas, la abrumadora mayoría de los que desfilarán el Día Internacional del Trabajo en esta isla oprimida lo harán conscientes de que asisten a una gran farsa, de que todo no pasará de ser un ejercicio más de automutilación, pero en ausencia del espíritu crítico y el civismo necesarios para negarse –extirpados hace décadas por la dictadura– la mayoría terminará cediendo y preferirá pagar su tributo de miedo a los tiranos. Total, si nunca…

Ver la entrada original 569 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s