La ignorancia del papa Francisco sobre el gran legado libertario de la Iglesia

(Twitter)
Los libertarios no son invasores no deseados, sino más bien campeones del continuo progreso en el mundo que la propia Iglesia Católica apunta a servir y apoyar.(Twitter)

Por 

Es un hecho grandioso que el papa se refiera al libertarismo por su nombre. Es aún más interesante que mi editor en español crea que el papa, en un trabajo académico, estaba atacando el lenguaje utilizado por mí en particular, aunque sin citarme.

En un pasaje, el papa dice que el libertarismo “engañosamente propone una ‘hermosa vida’.” La segunda edición de mi libro Una bella anarquía acaba de salir en español (lengua materna del papa), con ventas sólidas. No es una exageración sugerir que mi libro haya sido su blanco, pero eso lo decidirá el lector (usted puede descargar la versión en inglés aquí).

Cuando la Iglesia anatematizó [censuró] los puntos de vista en la Edad Media, los papas se cuidaron específicamente de citar las obras en cuestión, para no crear confusión sobre las opiniones condenadas (véase el Catecismo del Concilio de Trento, por ejemplo). Ya no es así. Se nos deja para adivinar la identidad del interlocutor, y el papa está así libre para descarrilar.

Por otra parte, sólo deseo que la crítica del papa tuviera algún contenido sustantivo a tratar. Los libertarios están siempre listos para un buen desafío. Lamentablemente, la declaración en su mayor parte equivale a la caricatura.

Aquí está el contexto completo de lo que dijo el papa Francisco:

Por último, no puedo dejar de mencionar los graves riesgos asociados con la invasión, en los niveles más altos de la cultura y la educación, tanto en las universidades como en las escuelas, de las posiciones del individualismo libertario. Una característica común de este paradigma falaz es que minimiza el bien común, es decir, el vivir bien, la vida buena, en el marco comunitario, y exaltar un ideal egoísta que engañosamente invierte las palabras y propone la buena vida.

Si el individualismo afirma que es sólo el individuo el que da valor a las cosas y a las relaciones interpersonales y por lo tanto, solamente el individuo decido lo que es bueno y lo que es malo, el libertarismo, hoy tan de moda, predica que para fundar la libertad y la responsabilidad individual se debe recurrir a la idea de autocausalidad. Así, el individualismo libertario niega la validez del bien común, ya que por un lado presupone que la idea misma de común implique la constricción de al menos algunos individuos, por otro que la noción de bien prive a la libertad de su esencia.

La radicalización del individualismo en términos libertarios, y por lo tanto anti-sociales, conduce a la conclusión de que cada uno tiene el “derecho” de expandirse hasta donde su potencia se lo permita incluso al precio de la exclusión y la marginación de la mayoría más vulnerable. Ya que restringirían la libertad, los lazos, serían lo que necesita ser disuelto, equiparando erróneamente el concepto de lazo al de vínculo, se termina por confundir los condicionamientos de la libertad – los vínculos – con la esencia de la libertad realizada, es decir, los lazos o las relaciones con los bienes, precisamente, desde los familiares a los interpersonales , de aquellos de los excluídos y los marginados a los del bien común, y en última instancia a Dios.

Leer nota completa

Origen: La ignorancia del papa Francisco sobre el gran legado libertario de la Iglesia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s