Cuba: el totalitarismo está vivito y coleando

Cuando Félix Llerena, de 20 años, regresó a Cuba el pasado 27 de abril después de una visita a Estados Unidos, fue retenido en el aeropuerto durante 4 horas y, luego de una minuciosa requisa, vio confiscadas muchas de sus pertenencias –incluyendo una tableta, memorias flash y un panfleto sobre la constitución de Estados Unidos. Al día siguiente, fue interrogado y amenazado por la Seguridad de Estado (policía política) junto con su madre. Finalmente, el 8 de mayo Félix fue expulsado de la universidad por ausencias, medida que contradice las reglas de la institución. Recientemente, se están reportado expulsiones de estudiantes universitarios por motivos políticos –al menos 15 en los últimos meses de una sola universidad, la Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Félix es Coordinador Occidental del Instituto Patmos y editor de su boletín Patmos Press; además apoya otras iniciativas por la democracia. (Patmos promuve el diálogo interreligioso, defiende las libertades religiosas y educa sobre derechos humanos.) Representantes de Archivo Cuba estuvieron con Félix durante su visita a Estados Unidos y se impresionaron con su Inteligencia y entusiasmo. Nos escribió que lamentó mucho perder los folletos de Archivo Cuba que le confiscaron y añade: “…yo, Félix Yuniel Llerena López, continuaré adelante, agarrado de DIOS, con sus fuerzas, y … seguiré luchando pacíficamente por una Cuba libre, independiente, y soberana, una Cuba donde quepamos TODOS!! Una con TODOS y para el bien de TODOS.” Su valentía, fé y patriotismo nos inspiran.

Mas represión y descalabro económico en Cuba
Muchos de los defensores de derechos humanos cubanos que visitan los Estados Unidos –si se les permite salir– sufren experiencias similares al salir y/o entrar.  Son ejemplo de los estragos que están sufriendo los opositores pacíficos cubanos en los últimos tiempos, incluso los que más apoyaron la “normalización” con Estados Unidos que inició el Presidente Obama.

Hasta enarbolar la bandera de Estados Unidos se considera un crimen en Cuba. Por ejemplo, Daniel Llorente, de 52 años, fue arrestado violentamente y permanece preso luego de sobrepasar el cerco de seguridad y correr con la bandera de EEUU en un desfile del pasado 1ro de mayo. Hace un año había sido arrestado y detenido 24 horas meramente por cubrirse con la bandera de Estados Unidos para recibir en La Habana al crucero Adonia, procedente de Estados Unidos.

Tristemente, la represión ha recrudecido en el clima de total impunidad que le ha otorgado la comunidad internacional a la dictadura cubana. En los dos años y medio desde que se anunció la “normalización” con Estados Unidos, tanto la severidad como el número de agresiones violentas contra opositores ha aumentado, y se ha incrementado el ensañamiento contra niños, mujeres y personas de la tercera edad.  La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional recientemente reportó que el número de presos políticos se ha duplicado a 140 en el último año y que en lo que va de este año ya suman 1,800 las detenciones arbitrarias de opositores pacíficos –en el 2106, habían reportado 9,351 y en el 2015 8,314.

Además de presidio y detenciones arbitrarias, la extensa lista de violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte de las autoridades incluye violencia de todo tipo, tortura, interrogatorios, secuestros, acoso sexual, confiscaciones, allanamientos y desalojos de residencias, amenazas de muerte, elevadas multas, despidos de empleo o centros académicos, accidentes extraños, cargos judiciales falsos, campañas de difamación, restricción de movimiento dentro de Cuba y hacia el extranjero, amenazas y represalias contra familiares, censura, exilio forzado y hasta muerte y desaparición forzada, éstas últimas detalladas en www.ArchivoCuba.org. Decenas de atropellos se reportan prácticamente a diario desde toda la isla. Sólo la Alianza Democrática Oriental reporta decenas de incidentes represivos serios cometidos contra sus miembros en la zona oriental de Cuba el primer trimestre del 2017.

A pesar de los crecientes vínculos con las principales democracias del mundo, laún existe en Cuba un gigantesco aparato represivo (policía política) y se mantienen intactas la constitución y las leyes estalinistas –las únicas “reformas” han sido para adoptar mecanismos represivos más sofisticados. El sistema de partido único bajo el partido comunista todavía subordina el sistema jurídico a la rama ejecutiva, controla todos los medios de comunicación y no permite el ejercicio de derechos políticos y económicos fundamentales, incluyendo los de libre determinación, asociación, expresión y laborales. El Indice de Democracia Mundial 2016 del Economist Intelligence Unit, que mide el estado de la democracia globalmente, continúa colocando a Cuba entre las peores autocracias del planeta.

En el plano económico, la economía cubana, parásita e ineficiente, sigue en crisis. El Indice de Libertades Económicas de 2017 (http://www.heritage.org/index/), que analiza 12 libertades, desde propiedad privada a clima financiero, en 180 países, coloca a Cuba al final de la lista, en el nro. 178, sólo ligeramente sobre Venezuela y Nor Corea. El régimen rehúsa reformas estructurales necesarias, continúa prohibiendo la propiedad privada y expandiendo el conglomerado corporativo militar. La explotación de los ciudadanos mediante en el negocio de tráfico humano en manos del estado es la principal fuente de ingresos del país junto con la asistencia de Venezuela, que, a su vez, perjudica a sus ciudadanos. La conectividad cibernética en Cuba es una de las más pobres del mundo y el clima de negocios sigue siendo pésimo.

En la esfera internacional, Cuba continúa exportando su modelo fallido en Venezuela y otros países de la región, afianzando sus alianzas con estados y grupos que amenazan la seguridad global (tales como Irán, Corea del Norte, Siria y Hezbollah) y trabajando contra los intereses de Estados Unidos.

No a la impunidad
La comunidad internacional –al menos los países e instituciones democráticas– deben exigir que cesen los abusos e imponer condiciones al régimen cubano que produzcan resultados concretos y realmente empoderen a los ciudadanos.

Ver más sobre lo anterior en:

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article150247787.html

https://www.martinoticias.com/a/cuba-expulsan-universidad-felix-llerena/144507.html

https://democraciaparticipativa.net/derechos-humanos-h-rights/denuncias-reports/12055-soy-un-joven-cristiano-cubano-patriota-y-pacifico-hostigado-por-el-regimen-de-castro.html

Fuente: www.ArchivoCuba.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s