La pesca, la corrupcion y el medio ambiente – Felipe Sola y un escandalo millonario

Tomado del Blog Corrupción y destrucción de Argentina

Publicado -viernes, 25 de marzo de 2016

Según las declaraciones de Felipe Sola ,el Mtro de Gabinete Marcos Peña ,no puede manejar ni un kiosco .

Este archivo 16/5/2005 ,es para que comprendamos como Felipe “Merluza” Solá saber hacer buenos negocios .

Resultado de imagen para felipe sola ,La pesca, la corrupcion  millonario
Imagen archivo ,Tomada de Seprin
En medio de tantos escándalos políticos por Cromagnones, sobresueldos, internas y demás, hay un tema que debería estar en la portada de los principales medios de información desde hace años y que viene pasando desapercibido a pesar del tenor de lo que representa. Tiene que ver con la depredación de la pesca en nuestro país y el riesgo que esto representa a nivel humano y ecológico en el corto y mediano plazo para nuestro país. Este escándalo roza a varios políticos de primera línea que actualmente disputan poder en la provincia de Buenos Aires en el marco de las elecciones del 23 de octubre de este año y tal vea sea por eso que nadie ha atendido aún a la magnitud de este problema. Este tema, que dejará con la boca abierta a más de uno, está relacionado con el otorgamiento de permisos de pesca de manera discrecional, la falta de controles en esta área y el pago de millonarias coimas para el otorgamiento de “permisos de pesca”. A diferencia de otros temas periodísticos, en este caso existe una pila enorme de documentación probatoria, parte de la cual sustenta este artículo.
 
Para confeccionar la presente nota, se han entrevistado a no menos de diez personas involucradas en el tema, ya sea funcionarios políticos, ya sea especialistas en el tema. Uno de los testimonios más elocuentes lo ha brindado Roberto Maturana, quien se presenta a sí mismo como Oficial de Marina Mercante e investigador del tema pesquero. Cada una de sus palabras está respaldada por el correspondiente documento y sus dichos no han podido ser desmentidos jamás por autoridad alguna. Según Maturana, uno de los puntos más delicados de este tema tiene que ver con que el agotamiento de las poblaciones de peces, ya que ” repercute en la seguridad alimentaría y el desarrollo económico, reduce el bienestar social de los países. Se requieren grandes esfuerzos para recuperar las poblaciones de peces agotadas”. Habla demasiado Maturana, pero lo hace con seguridad y sin dudar un segundo, lo cual es sintomático. Y no duda en señalar las responsabilidades políticas del caso: “Los funcionarios y políticos argentinos ignoraron durante más de una década las advertencias y recomendaciones científicas y técnicas sobre los criterios de la explotación pesquera que garanticen la sustentabilidad de los recursos. Aun hoy se sigue impulsando una política ‘de Mar Vació’. La aparente irracionalidad que se generó a partir de la ausencia de políticas de estado en pro y cuidado de los caladeros, es en realidad el resultado de una racionalidad política específica del Gobierno, que conoce perfectamente el sector pesquero, ya que el mismo Señor Presidente y sus ministros son, en su mayoría, oriundos de puertos Patagónicos. Todo el mundo conoce hoy las ilegalidades, abusos, falta de transparencia que giran en torno a la administración pesquera nacional. En Argentina no se respeta la Ley federal de Pesca pues quienes deberían hacerla respetar son parte de este robo a la Patria, léase Consejo Federal Pesquero y subsecretaría secretario de Pesca. El Señor Presidente que tanto verbaliza, en su impronta de justiciero, nada hace al respecto y sigue la fiesta de Impunidad. Alguien habrá evaluado el caos social que se le viene encima por seguir esta ‘Carrera depredatoria a favor de ilegales’ 
 
… ¿ O es mas importante el mentir de contínuo que tener el coraje de frenar la destrucción de recursos y salvar miles de puestos de trabajo?. Relataré algo que viste de cuerpo entero a las autoridades del Consejo Federal Pesquero que son siempre las mismas (de por vida): A fines de 1999 con la crisis en auge de extinción de la merluza se tomaron decisiones increíbles que hoy continúan. En octubre la subsecretaria otorgó permisos de pesca para que mas de 30 buques pescaran langostinos en la zona de veda de merluza, hecho alarmante ya que junto al langostino se capturaba una gran cantidad de merluza juvenil y especies adultas desovantes. Luego se comprobó que cada permiso aporto 10.000 pesos…PLIN CAJA !!! Afanosamente.
 
Actualmente se permite a buques pescar dentro de la zona de veda de merluza, cuando el langostino sale a aguas Nacionales, así es como ahora se enfrentan a la escasez del mismo y quedan en quebranto los pequeños empresarios costeros de Rawson que también son castigados por este Gobierno tan socializador en su verba. Y pragmático a la hora de otorgar planes trabajar. Este año el calamar está en baja captura por haber permitido el año pasado ingresar buques extranjeros a capturar este recurso a cambio de un ridículo cánon sin controlar que el escape anual debe ser de un 40% para asegurar la próxima temporada, esto es absolutamente sabido y probado científicamente. Pero las autoridades se empeñan en destruirlo, lo pescan de día grandes congeladores dentro y fuera de las 200 millas, de noche los iluminados buques de captura selectiva de cefalópodos, día y noche sacan del mar lo que la naturaleza no da abasto a reproducir, el escape reproductor no existe ante tal barrera de redes de arrastre y atracción de señuelos lumínicos nocturnos”. Más claro, echarle agua de mar…
 

Los sospechosos de siempre

Existen no pocas denuncias en la justicia tanto por el tema de la pesca ilegal como por la responsabilidad de algunos funcionarios políticos en otorgar permisos indiscriminadamente y no hacer cumplir la ley de pesca. Uno de los más salpicados por el escándalo es el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, quien ocupó el cargo de secretario de Ganadería, agricultura y pesca durante los años del menemismo y que precarizó el tema de la pesca a extremos nunca antes vistos. Una de las causas que se le ha abierto a Solá en el marco de su pésima gestión es la Nº 2751, en la que fue sobreseído por el juez subrogante del juzgado Federal de Mar del Plata, Facundo Caparelli en su último día como magistrado (1). Maturana se enoja cuando habla de este tema: “El fallo del Dr. Facundo Caparelli en la causa 2751 sigue dejando mucho olor a pescado podrido y serios daños colaterales (…) Esto demuestra que personas que deberían defender nuestros intereses Nacionales como los magistrados actuantes en esta causa fueron dejando de lado todo lo absolutamente legal en pos de la connivencia con el poder político y beneficios propios, sin importar siquiera los recursos de la Patria y el enriquecimiento ilícito de empresarios amigos del Sr Gobernador (Solá) por pescar con permisos de pesca firmados por el actual Gobernador los cuales son nulos e insanables bajo la Ley de Procedimientos Administrativos. También interpuse denuncias penales contra el actual presidente del Supremo tribunal de tierra del Fuego Dr Mario Arturo Robbio, actuante en la causa en su calidad de Magistrado Marplatense y contra el renunciante ex Juez Daniel Vázquez por su responsabilidad en la omisión de investigación de la misma en el periodo que estuvo a cargo del Juzgado Federal Marplatense”.
 
Por si no fuera suficiente, Maturana denunció al Fiscal titular de la Fiscalia Fed Nº1 Dr Gutiérrez por ” su connivencia en la no investigación de la causa” y contra Victor Montti (2) Ex Fiscal General Federal de Mar del Plata, quien lo querelló por sus acusaciones ” referentes a la causa y su connivencia con el poder político”. Se enoja Maturana: “¿Quienes son estos magistrados que trataran la apelación en la Excma Camara Federal de Mar del Plata? ¡ Los amigos del gobernador Felipe Sola!”. Y no se equivoca: El Dr Alejandro Tazza, quien le negó a Maturana el rol de querellante en la causa, tiene como abogado a Julio Razona, el mismo que posee Felipe Sola. Asimismo, la Dra Arrola de Galandrini es amiga personal de la abogada de Solá, Maria Cristina Marcos de Casas. Maturana lo sabe: ” la Dra Arrola de Galandrini tuvo varios encuentros con el Sr Gobernador Solá por el tema de ser parte del Supremo Tribunal de la Pcia de Bs As (sic)”. Sintetiza Maturana: “La falta de decoro y ética tiñe la justicia Federal de Mar del Plata que continúa en la persona de los camaristas garantizando la continuidad de la impunidad y la depredación del recurso pesquero .  Aquí no sólo liberaron al Sr Gobernador Felipe Sola -Willy- sino que dejan a los responsables que aún están pescando ilegalmente impunes de toda impunidad. Yo viví en Europa y ví cómo empezó el desastre, el festival del ingeniero Solá en la emisión de permisos de pesca sin control ni ley. Argentina padece de anomia por corrupción institucional. Vamos camino al desastre sustentable”. Una de las personas entrevistadas para el presente artículo, aseguró sin medias tintas que “Solá es parte interesada del tema, él tiene -a través de testaferros- 3 buques: el Barcalá I, el San Jorge Mártir y el San Andrés Apostol”. Esto va a aclarando el panorama.
 

Cronología de la desidia

Según los expertos del tema, de los 17 caladeros del mundo, se estima que 9 fueron totalmente devastados por causa de la sobrepesca. De los restantes, 4 enfrentan una amenaza equivalente. Los buques pesqueros arrojan 50 toneladas (50.000 kg) por día al mar de pescado apto para el consumo humano. A razón de 1 kg. Por persona y por día, en 30 días podría alimentarse a 5.000.000 de personas. Esto equivale a 250.000.000 U$S por año. El tratado de pesca firmado durante la pasada década, entre nuestro país y la Unión europea en 1994, provocó la devastación y la depredación de los recursos pesqueros nacionales. Según Maturana “con la complicidad de los funcionarios de turno, se violaron sistemáticamente las leyes y los convenios internacionales. La Unión Europea subsidió con 300.000.000 U$S el delito en Argentina, a la vez que Argentina también subsidiaba a las empresas piratas que triangularon permisos, pescaron ilegalmente especies para las que no estaban autorizadas y cometieron toda clase de tropelías. La unión europea también benefició su propio caladero por la reducción de la sobrepesca. Estas acciones obligan a la reparación del daño y al procesamiento de los responsables”. 
 
Para entender en detalle este problema, habrá que seguir parte de la cronología de la actividad pesquera de nuestro país:
 
    1922 – Finaliza la construcción del puerto de Mar del Plata, instalándose colonias de pescadores italianos en la ciudad. La flota de pesqueros ascendía a 220 barcos (a vela y a vapor). 
 
    1940 (circa) – Se declaró la jurisdicción nacional sobre la plataforma continental y el mar epicontinental. 
 
    1967 – Promulgación de un Decreto que permitió el ingreso de buques españoles, japoneses y soviéticos en las zafras del Calamar Illex. 
 
    1970 (circa) – Se registró una fuerte inversión en plantas procesadoras de filetes y harina de pescado. Capturas totales: 200.000 TN. 
 
    1973 – Firma del Tratado del Río de la Plata. Crea una zona común de pesca entre Argentina y Uruguay. Asigna amplias zonas del litoral bonaerense para la explotación mancomunada, en pesca costera y de altura, con vedas alternadas para la captura de la merluza; este Tratado originó daños importantes al recurso pesquero. La Ley 20.136, dispuso que los recursos del mar solo podían ser explotados por buques con pabellón argentino. 
 
    1980 – La Provincia de Buenos Aires, participa con el 90% de las capturas totales. La flota argentina en este período, estaba compuesta por 330 barcos (120 de altura, 20 congeladores y 18 factorías). 
 
    1982 – La Convención de los Derechos del Mar (CONVEMAR), otorgó a los países ribereños jurisdicción sobre la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de 200 millas. 
 
    1983 – Argentina firmó acuerdos de licencias pesqueras para buques extranjeros. Se constituyeron empresas mixtas y joint ventures; esto ocasionó la crisis de varias empresas marplatenses tradicionales. 
 
    1986 – Informe del INIDEP que _evalúa el período 1966-1983, concluía que el recurso merluza se encontraba en el nivel de rendimiento máximo sostenible. Se firmaron acuerdos marco con la URSS y Bulgaria. 40 buques factorías de más de 3.000 toneladas, pescarían al Sur del Paralelo 47, hasta el año 1992. Sobrepescaron la merluza y el bacalao australes, en completa ausencia de controles. 
 
En adelante, los informes técnicos del INIDEP, revelarán un progresivo deterioro de los stocks, desaconsejándose el ingreso de nuevos buques. 
 
    1987 – Comienza a operar el sistema de observadores embarcados, sistematizado en 1993 y luego suspendido. 
 
    1988.10.28 – La Resolución 956 de la SAGyPA, establece que a partir de entonces, las licencias nuevas excluyen la captura de merluza; no obstante, la cantidad de buques que depredaron este recurso se acrecentó. 
    1989-1991 – El Ing. Felipe Solá ocupa el cargo de Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca. 
 
    1990-2000 – La talla media de desembarque disminuyó de 44 a 40 Cmts. La biomasa total se redujo en un 50% en la zona Norte y en un tercio en la zona Sur. La capacidad reproductora de la merluza retrocedió a un 30%, encontrándose en un franco proceso de depredación. 
 
    1991 – La Provincia de Buenos Aires, participaba con el 60% de las capturas totales. La mortalidad de peces ese año fue superior en 25% al promedio de los años anteriores. El nivel de biomasa mermó y tuvo índices los índices más bajos desde el período 1983-1990. 
 
    1992 – Comienzo de las negociaciones con la Unión Europea para la redacción del Tratado de cooperación en materia de pesca. El Decreto 1493 y varias resoluciones complementarias, permitieron a los armadores argentinos arrendar a casco desnudo, buques poteros extranjeros para la captura del calamar; la facilidad se extendió por tres años y luego fue prorrogada. 
 
    1992-1993 – La producción total pasó de 700.000 Tn a 950.000 Tn. 
 
   1993-1998 – El Ing. Felipe Solá, vuelve a ocupar el cargo de Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. 
 
    1994.05.12 – Entra en vigencia el Acuerdo sobre las relaciones en materia de pesca entre la Unión Europea y la Argentina, por 5 años y renovable automáticamente por otros 2. 
 
    19994.09.22 – Inauguración oficial del INIDEP con asiento en la ciudad de Mar del Plata. 
 
    1995 – El informe del Proyecto “Observadores a Bordo” del INIDEP, constató un elevado nivel de descarte por exceso de materia prima a bordo. También verificó una diferencia del 61,9% entre la información recogida a bordo y el parte de pesca; la diferencia constituye el descarte. La FAO aprueba el Código de Conducta para la Pesca Responsable. La FAO informa que el descarte de pescado asciende al 30% de las capturas totales mundiales y que la degradación ambiental afecta principalmente a las zonas costeras. La sobrepesca es ya un gravísimo problema. Por ejemplo, la merluza superó en 44% a la captura máxima permisible (indicada en 398.000 Tn.). Se constatan triangulaciones de permisos de pesca en abierta violación a las leyes 24.315 y 24.922; buques cedentes, siguen pescando sin haber sido dados de baja como estaba previsto. Casi todos los barcos pescan merluza, aún con permisos para otras especies. Se verifican maniobras de transferencia de permisos de pesca de buques de menor porte a otros, más grandes. Buques congeladores aparecen convertidos en fresqueros. 
 
    1996 – La especie Merluza Hubbsi representó el 81% de las capturas de la flota fresquera. Se capturó un 48% más que la captura máxima permisible. El Ing. Felipe Solá emitió una Resolución, amparado en el D.817/92, autorizando a personal extranjero para ocupar puestos de trabajo en buques nacionales, en flagrante violación a lo dispuesto por la Ley Federal de Pesca 24.922. La Ley, dispone que el 75% del personal embarcado sea de nacionalidad argentina y que el 10% de su producción se descargue a tierra para ser procesado allí. La situación irregular continúa, todavía en 2004. 
 
    1997 – Incremento del 97.000 Tn. en las posibilidades de captura, violándose la Resolución 985/94 que regulaba el reemplazo de buques contemplado en el Acuerdo con la UE. Mediante argucias legales, los 16 buques “reemplazados” sobre un total de 25, continuaron pescando, pese a que debieron darse de baja. 
    1998.01.12 – La Ley 24.922, crea el Consejo Federal Pesquero (CFP), organismo que establecerá la política pesquera nacional en adelante. 
 
    1998-1999 – Crece fuertemente la cantidad de permisos otorgados a empresas españolas para la pesca de langostinos. 
 
    1999.04 – El CFP dispone la veda total para la captura de Merluza Hubbsi que no llegó a cumplirse acabadamente por la acción de varios intereses contrarios.
 
    1999.05 – La Reunión Interministerial de la FAO _evalúa la aplicación del Código de Conducta y constata el exceso de capacidad pesquera, la falta de controles y las subvenciones que contribuyen a la depredación en terceros países; así como la existencia de pesca ilegal. 
 
    1999.06.24 – La Ley 25.109 de Emergencia Pesquera, suspende hasta el 31 de diciembre la asignación de cupos por la cuotificación establecida en la Ley 24.922 para la merluza. Traslada la flota congeladora al Sur del Paralelo 48 y fuera de las 200 millas marinas y adjudica la captura de merluza disponible a la flota fresquera. 
 
    2000 – Presentación del informe encargado por el Consejo Federal Pesquero a la UBA, redactado por un equipo interdisciplinario dirigido por el Dr. Gregorio Flax a un costo de 400.000 dólares. La investigación realizada en medio de importantes obstáculos puestos por funcionarios de la Dirección Nacional de Pesca, constató numerosas irregularidades, aunque no derivó en causas judiciales. El informe original fue destruido deliberadamente e ignorado por las mismas autoridades pesqueras que lo habían solicitado. Los funcionarios Regúnaga, Georgiadis ,Quincke y Videla, se verían envueltos en las irregularidades por sus gestiones en la administración Solá- Menem. Causa 2.751 ante el Juez Federal de Mar del Plata, Robbio, que contiene denuncias por permisos falsos y otras graves cuestiones, similares a las contenidas en el Informe de la UBA; consta de 10 cuerpos de expediente y un imputado no procesado; la Causa se encuentra en Cámara a la fecha de febrero de 2004. 
 
    2001 – Depredación del calamar en la milla 201 (apenas en el límite de la Zona Económica Exclusiva). El Secretario de la SAGyPA, Berongharay declara ante la prensa: “Hay más de 300 barcos. Pero ahora no tenemos manera de detener la tremenda depredación del calamar” (21.02.2001). 
 
    01.08.31 – Inicio de la Causa 15.673 ante el Juzgado Federal de Mar del Plata, del Dr. Vázquez, por Roberto Maturana. Se trata en ella del charteo del calamar y de violaciones a la Ley Federal de Pesca 24.315; compromete al Ing. Felipe Solá, entre otros. Esta Causa es conexa a la 15.540 ante el mismo Juzgado y por el mismo causante, basada en la contaminación ambiental, dado que fue constatada la inexistencia de las plantas procesadoras de harina de pescado exigidas por la Ley, para procesar el descarte a bordo.
 
    2002 – El Subsecretario de Pesca, Daniel García, inició una serie de sumarios para determinar por qué el titular del área durante la gestión De la Rúa, Antonio Berhongaray, hiciera caso omiso del informe encomendado a la UBA; así como para establecer las circunstancias de su desaparición. 
 
    En el primer semestre de ese año, se capturó un volumen similar al de todo el año 2001: 36.000 toneladas. La capacidad potencial de captura, debido a la falta de controles, ascendía a 171.000 toneladas. 
 
    2002.07- Es emitido el Dictamen de la Auditoría General de la Nación N° 69/02 que analiza el sector desde marzo de 1998 hasta julio de 2001. Comprueba numerosas irregularidades y violaciones a la Ley Federal de Pesca y al Art. 41 de la Constitución Nacional. 
 
    2002-2003 – El sistema de monitoreo satelital MOMPESAT, reconocido en el mundo como el más seguro, fue deliberadamente dejado caer por el Subsecretario de la SAGyPA, Gerardo Nieto; acto que benefició a los buques que pescaron durante la veda de 2002-2003, produciéndose un desmesurado aumento en la capturas de merluza. 
 
Entre otras irregularidades, el Subsecretario Nieto – de procedencia santacruceña-, omitió aplicar las sanciones correspondientes a la empresa CONARPESA, cuyos buques fueran detectados dentro de la zona de veda, creada para la protección y cría de langostinos. Estos hechos de la violación de la zona de veda, fueron denunciados por empresas rivales. Nieto también omitió denunciar al anterior Subsecretario del área Marziale, por entregarle el cargo faltando el expediente del buque Santa Eugenia. Ese mismo expediente dio lugar a un dictamen de la Procuración del Tesoro de la Nación, decretando la nulidad de varios permisos de pesca. El dictamen de la PTN no fue remitido a la justicia. Las irregularidades se suman día a día y podría escribirse un libro con cientos de páginas si se quisiera detallar la cantidad de anomalías que se suceden sin prisa y sin pausa en este tema. Uno de los últimos documentos que llegó a manos de este periodista es un detalle de triangulaciones y transferencias proveniente del despacho del propio Nieto y que deja al descubierto algunas de las maniobras descritpas en este artículo. Algunas de las empresas que allí aparecen son harto conocidas por el ideario popular, como Conarpesa, estrechamente vinculada al presidente de la Nación, Néstor Kirchner y su esposa y salpicada en su momento por el impune crimen de Cacho Espinoza.
 

Concluyendo

Como hemos visto, el tema de la pesca genera enormes dividendos que han sido aprovechados por la “caja política” de la provincia de Buenos Aires. En su momento por Felipe Solá y ahora por Gerardo Nieto y su troupe. Ninguno de ellos ha podido desmentir los dichos de Maturana y algunos sólo han atinado a descalificarlo, llamándolo “mentiroso”. Son manotazos de ahogado. La realidad es que nadie puede negar lo que está documentado y que prueba un delito gravísimo en perjuicio de nuestro país en particular y del medio ambiente en general. Frente a esos documentos todos agachan sus cabezas. No hay explicación posible. Es un tema en el que se ha desplazado a las personas que realmente han querido trabajar de manera honesta, como Luis María Procaccini y Nélida Videla Sánchez y en el que se ha permitido que los corruptos de siempre se manejen de manera impune. En ese marco, llama la atención que el Gobierno nacional, tan proclive a protestar por los temas más triviales, nada haya dicho o hecho al respecto aún. Para Maturana, no hay ingenuidad posible: “Pensar en que el Gobierno no tiene culpa es absolutamente imposible, pues sabe muy bien que una empresa de buques congeladores es ganancia pura, sin inversión en tierra, exportable y evadible de todo control, fiscal también”. Lo cierto es que el tema de la pesca es muy rentable y, aparte del negocio que representa per se, está estrechamente relacionado con otro gran comercio: la droga. Quien escribe estas líneas estuvo esta semana almorzando en el mismísimo Congreso de la Nación con asesores de un conocido diputado que investiga el tema de marras y pudo informarse en detalle de algunas de las aristas de la cuestión. La información que maneja esta gente demuestra que Mar del Plata es una enorme asociación ilícita en la que jueces, fiscales, policías y políticos ocultan un secreto a voces: el tráfico de estupefacientes a relacionado a los buques pesqueros. Pero ese, indudablemente, será motivo de otro artículo… (continuará)
 
Christian Sanz
 
(1) Un día después de que lo sobreseyeran, Solá hizo elevar el pliego de Caparelli ternándolo a Juez de un tribunal en la Provincia. Cabe señalar que Caparelli tiene una causa penal en juicio por lesiones graves y esto le impediría ser ternado.
 
(2) Montti es el mismo que se negó a tomar declaración a Héctor Antonio y Jorge Antonio en el marco de la ” Operación Langostino”, la causa de incautación de droga importante del país que involucraba a su pesquera, Estrella de Mar SA, de la cual ambos eran los principales directivos.
 
 
 

3.- Felipe Carlos Sola, delincuente y alto e infame traidor a dios y la patria

¿Hace falta alguna otra prueba para aclarar que Felipe Solá fue funcionario durante la ‘Segunda Década Infame’ que padeció el país? Vaya la imagen para refrescar la pálida memoria colectiva del pueblo patrio.
 
El origen de este posteo está íntimamente ligado a Carlos Salomón Heller, quien ha empapelado algunos barrios de la Capital Federal con imponentes afiches que tienen una frase, más bien, defensiva, que reza algo así: “Resiste un Archivo”. Heller es candidato a diputado nacional por el Partido Solidario, el cual ya anduvo haciendo algunas alianzas con el cleptócrata kirchnerista Frente para la Victoria. Demás está decir que Heller, autoproclamándose como si fuera un impoluto de la política local, tampoco escapa a la tragedia de la politiquería entreguista que acosa a la Patria desde hace algunas décadas al presente. Y otro que pretende aparecer ante la opinión pública como “renovado” o, peor aún, como “salido de un repollo”, es Felipe Carlos Solá. Luego de haberse rodeado de miserables, quiere lavar su gastada imagen y deslumbrar a los desmemoriados diciendo que jamás apoyó a Carlos Saúl Menem ni al kirchnerismo. Como esta clase de oportunistas apela a la fantástica debilidad de la memoria popular, es probable que consiga un nuevo cargo en la alta política nacional, esta vez como diputado nacional. Desde la Agencia Informativa Ciriaco Cuitiño, hemos preparado un informe en el que denunciamos el trascendente aporte que para la causa de los traidores a la Patria y el poder mundial hizo el delincuente Felipe Carlos Solá cuando fue, en dos oportunidades, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación del agente internacional Carlos Saúl Menem. Gracias a su paso por dicha secretaría, hoy el Mar Argentino está a merced de la voluntad depredadora de los buques extranjeros que se llevan los recursos marítimos ante el silencio cómplice de las administraciones de turno.
 
Por si fuera poco, agregamos algunos datos más sobre el forajido Solá, todo lo cual constituye su, para nosotros, prontuario político. Muchas gracias:
 
Felipe Carlos Solá nació el 23 de julio de 1950.
 
Corrupto de larga data en la política argentina, fue discípulo de los traidores Carlos Saúl Menem, Eduardo Alberto Duhalde y Carlos Néstor Kirchner.
 
En 1989 y 1991, fue secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación del ladrón Carlos Saúl Menem.
 
Desde 1991 hasta 1993, se desempeñó como diputado nacional, también en pleno menemismo entreguista.
 
De 1993 a 1999, es decir, en la transición del primero al segundo mandato del agente internacional Carlos Saúl Menem, el servil Felipe Solá volvió a ser el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, y fue en esta etapa donde el delincuente Solá otorgó fraudulentos permisos de pesca a buques extranjeros depredadores para que estén en el Mar Argentino, a cambio, desde luego, de coimas y negociados millonarios.
 
En 1999, Felipe Carlos Solá fue vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, acompañando a Carlos Federico Ruckauf, hasta que promediando el 2002 éste renuncia como gobernador bonaerense para pasar a ser ministro de Relaciones Exteriores del entonces presidente Duhalde.
 
Desde el 3 de enero de 2002 y hasta diciembre de 2007, Solá fue gobernador de la Provincia de Buenos Aires, siendo reelegido en 2003, gracias a su estrecha colaboración con Eduardo Alberto “papa porro” Duhalde, que era, como se ha dicho, presidente de la Nación.
 
De marzo de 2003 hasta diciembre de 2007, respondió incondicionalmente a Néstor Carlos Kirchner, que había sucedido a Duhalde en la presidencia.
 
DESTRUCCION DE LOS RECURSOS MARITIMOS ARGENTINOS, GRACIAS A FELIPE SOLA
 
Una investigación realizada por el patriota y oficial marino mercante Roberto V. Maturana, éste decía que a partir de 1991, cuando asume en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, Felipe Solá, la provincia de Buenos Aires participaba con el 60% de las capturas totales, mientras que la mortalidad de peces ese año había trepado a un 25% más que en años anteriores. “La sobrepesca era ya un gravísimo problema durante la primera incursión de Felipe Solá en el sector”, arriesga Maturana. Por ejemplo, en 1995, ya durante su segundo período como secretario de Pesca del cretino ladrón Carlos Menem, “el informe del Proyecto “Observadores a Bordo” del INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), constató un elevado nivel de descarte por exceso de materia prima a bordo. También verificó una diferencia del 61,9% entre la información recogida a bordo y el parte de pesca; la diferencia constituye el descarte. El ingeniero Solá sabía que se tiraban al mar 50 toneladas diarias de pescado fresco”, continúa informando el investigador Maturana. Otra interesante opinión la vierte Guillermo Cañete, de Fundación Vida Silvestre, en una nota del diario “La Nación” del 28 de septiembre de 2008: “Hasta principios de los noventa sobraba pescado. Era una pesca centrada, básicamente, en la captura de merluza. Pero durante los noventa estalló la industria, se expandió geográficamente y se extendió a muchas otras especies. Por eso, hoy tenemos la mayoría de nuestros recursos explotados y, en algunos casos, sobreexplotados”.
 
Compromete al delincuente camaleónico Felipe Carlos Solá esta otra sentencia, proveniente de Ernesto Godelman, de CeDePesca: “Por aquellos años [en los cuales Solá fue secretario de Pesca de la Nación] se permitió la entrada indiscriminada de más de sesenta buques congeladores procedentes de la Unión Europea a pescar en aguas argentinas. Durante todo ese proceso hubo enormes irregularidades, por ejemplo, para el otorgamiento de los permisos de pesca. Ello incrementó sustancialmente la capacidad de pesca de la flota argentina”. De esta manera, “mientras que se esperaba que el ingreso de buques extranjeros significara la modernización de la flota local, lo que sucedió en realidad fue que la flota se amplió. Las empresas locales que debían transferirles sus propios permisos no dejaban de pescar, como estipulaba la ley. Entonces, la transferencia de permisos se convirtió, prácticamente, en una duplicación”. Fíjense el desastre administrativo que impuso el forajido traidor de Felipe Carlos Solá. Pero hay más datos escalofriantes. Ya en 1995, se sabe que los buques pescan con permisos triangulados, lo que significa violar las leyes 24.315 (*) y 24.922, y los buques cedentes continuaban -continúan- pescando sin haber sido dados de baja como estaba supuestamente previsto. La actual desaparición de las especies que ayer abundaban en el Mar Argentino, tales como la merluza de cola, la merluza hubsi y la merluza negra, entre otras, se debe a que Felipe Solá permitió impunemente que la mayoría de los barcos pesquen dichas especies aún portando permisos para pescar otras que no necesariamente eran merluzas. Es decir, hubo una sobrepesca monstruosa de merluza en los nefastos años 90 en materia de pesca, y hoy se paga muy caro. El oficial de Marina Mercante, señor Roberto Maturana, continúa increpando al delincuente depredador de recursos pesqueros Felipe Carlos Solá: “Se verifican maniobras de transferencias de permisos de pesca de buques de menor porte a otros más grandes. Buques congeladores aparecen convertidos en fresqueros. Todos con permisos firmados por la autoridad competente en la materia, la Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca”, y agrega: “En el 2000, un informe de la UBA [Universidad de Buenos Aires] solicitado por el Consejo Federal Pesquero a la UBA, denuncia irregularidades en los permisos de captura, y queda comprometida la administración Solá. El informe original fue destruido deliberadamente e ignorado por las mismas autoridades pesqueras que lo habían solicitado”.
 
Más allá de los números que la desastroza administración secretarial de Felipe Carlos Solá arrojara en materia pesquera durante el menemato, lo que aquí debe consignarse son 2 cosas:
 
En primer lugar, que Solá permitió y alentó la pérdida de la soberanía marítima argentina sobre sus recursos, y esto no es menor si se tiene en cuenta la fuente invalorable de riqueza que los mismos significan para la economía nacional y para el bienestar alimenticio de la población criolla. Nosotros no somos expertos en la materia, pero como parte de una estrategia geopolítica para el país, la plataforma marítima -mas todos los recursos que hay en ella- son parte fundamental de nuestra presencia en el mundo, cuyo descuido equivaldrá, indudablemente, al menosprecio de nuestra honorabilidad y al envilecimiento de nuestra soberanía. El terrible degenerado traidor Felipe Carlos Solá, sin visión estratégica, hipotecó la fauna marítima argentina, y eso merece poco menos que su condena a muerte. El otro punto a tener en cuenta está relacionado con lo anterior. En un mundo cuyas potencias imperiales están ávidas de recursos naturales por la creciente industrialización de las mismas, los países periféricos como el nuestro, que tiene todo por hacerse, se verán permanentemente acosados para cederles sus recursos, ya sea mediante métodos persuasivos o por la violencia (la guerra). Si funcionarios personeros de la sinarquía como Felipe Carlos Solá no hubiesen entregado la Patria como lo hicieron, el siglo XXI nos habría encontrado fuertes, sólidos y con un gran sistema defensivo, listo para ser empleado ante cualquier tipo de ataque. Lógicamente, abundaron los Solá, y casi en las postrimerías de la primera década del siglo XXI, nuestra nación (colonia, al fin) permite el sistemático saqueo de sus recursos, apañado por leyes nefastas y catastróficas que, al fin y al cabo, arrojarán como resultado la desertificación del país. O no, tal vez sean los primeros pasos concretos de la entrega territorial, acaso el estadio final de nuestro exterminio y disolución.
 
Esto le debemos al hoy reciclado Felipe Carlos Solá; el desamparo de nuestros recursos marítimos, las nulas ganancias económicas en ese sector y la futura pérdida de la soberanía sobre el Mar Argentino, ¿o acaso no escucharon hablar acerca de la pretensión vil de Gran Bretaña de extender sus millas marítimas de 200 a 350, trazado que le permitirá, si la ONU acepta esa propuesta colonial, acrecentar su influencia abarcando la isla de los Estados, en Tierra del Fuego? Por todo lo expuesto, Felipe Carlos Solá ya recibe la condena de los patriotas. (*) La mencionada Ley 24.315 es de 1994, y aprueba un acuerdo sobre las Relaciones en Materia de Pesca Marítima con la Comunidad Económica Europea para “promover la conservación y la explotación racional de las poblaciones de peces sobre una base sostenible, con arreglo a las disposiciones pertinentes de la convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”. Obviamente, tal “explotación racional” y “conservación” nunca se cumplieron.
 
 

4.- La Pesca Argentina, Ícono De La Corrupción Estructural De La Nación

La crisis de la pesca argentina está inducida por la sociedad, entre funcionarios, empresarios y gremialistas. Es cíclica y siempre perjudica a los trabajadores, quienes quedan fuera del decisorio, pauperizados, a pesar que dentro Consejo Federal Pesquero debe funcionar una Comisión Asesora integrada por representantes de las distintas asociaciones gremiales empresarias y de trabajadores de la actividad pesquera. Sin embargo, dentro del CFP no se denuncia la situación de explotación laboral frente a las ganancias millonarias de la corporación pesquera. No se puede hablar de la defensa del trabajador desde las filas sindicales, porque los sindicalistas son “panqueques” políticos entregadores sistemáticos de sus representados. Esta es también la historia de la Argentina. Así nos va.
 
Caso Barillari: el camino judicial para anular los derechos de los trabajadores
 
Desde esta convocatoria fraudulenta de Barillari se borraron más de 600 puestos de trabajo impunemente con la anuencia del Juez, Jorge Juárez, titular del JNC Nº 16 Secretaría 32. La empresa contaba con tres plantas de procesamiento en tierra (Caleta Olivia, Rawson y Mar del Plata). Concursada, se permitió dejar a sus trabajadores en la calle. Para mayor beneficio de Barillari, las deudas laborales de los trabajadores cooperativizados por tratarse como servicios de otras empresas, ni siquiera gozaron del privilegio laboral para el pago. Es decir, quedaron como deudas comunes, esas que nunca se cobran. De cualquier modo, los trabajadores de planta permanente no participaron del reparto de los millones de las ventas del patrimonio de la concursada antes de su liquidación. El juez permitió este fraude laboral y no lo denunció. Y más aún, la empresa tiene dudas ante ANSES y obras sociales sindicales. ¿Cómo pudo el juez permitir la venta de la empresa Pesca Angela del grupo Barillari por fuera de la convocatoria? ¿Cómo pudo permitir la venta de más de 16 camiones semirremolque frigoríficos también por fuera del concurso siendo la Ley de Convocatorias y Quiebras tan específica respecto a no permitir vaciamientos? Total los trabajadores estaban en Mar del Plata y en la Patagonia y ningún sindicato iba a facilitarles transporte para acampar frente al juzgado. Se deberá revisar judicialmente esta convocatoria y el desempeño de sus responsables que obraron en contra los derechos de los trabajares. Incluso la participación del juez, que avaló la expropiación de la planta de Caleta Olivia. La provincia de Santa Cruz también se presentó en el concurso y solicitó la verificación ante la Sindicatura de un crédito por la suma de $ 2.050.498,30. La suma reclamada por la provincia a Barillari incluía multas, cánones de pesca y costas impuestas a la empresa en diversas actuaciones administrativas. Con ese crédito se expropió la planta Caleta Olivia. Es decir, se facilitó a Barillari deshacerse de pagar la deuda al erario provincial. Total, ese dinero nunca se cobraría porque se había garantizado su accionar reincidente con los funcionarios e inspectores de turno. La cuestión es que ese monto se ejecutó del presupuesto provincial como inversión de alto contenido social. Pero hoy la planta es un edificio vacío al igual que el patrimonio de la concursada.
 
Barillari, no obstante, posee millones de la venta de sus buques al Grupo Baldino, de Pesca Ángela a Zona Común y los 16 camiones que vendió a Pablo Barbieri su socio en la “Nueva Barillari”. Lo llamativo es que el 30 de noviembre el 2012 el Banco Central emitió esta normativa sobre el directorio de Barillari: Resumen de la normativa del Bco. Central: Semana del 3 al 9 de diciembre de 2012 – 30 de noviembre de 2012 – Suspensión de Operaciones de Cambio – COMUNICACIÓN “C” 62361
 
A través de la Comunicación “C” 62361 el BCRA comunica que, sin su previa autorización, no se deberá dar curso a operaciones de cambio o, en su caso, a su anulación, a nombre o por cuenta de:
 
Antonio Barillari S.A. C.U.I.T. N° 33-52201055-9.
Jorge Calvo. Presidente. L.E. N° 8.372.954. C.U.I.T. N° 20-08372954-7.
Ezequiel Roberto Muti. Presidente. D.N.I. N° 28.174.101. C.U.I.T. N° 20-28174101-1
Luis Leonardo Barillari. Vicepresidente. C.I. N° 5.708.506. C.U.I.T. N° 20-15240418-3
Mario Daniel Celasco. Vicepresidente. D.N.I. N° 16.593.128. C.U.I.T. N° 23-16593128-9.
 
Asimismo, las Entidades deberán abstenerse de transmitir al exterior las operaciones que se hubiesen formalizado y que al 30/11/2012 se encontraren pendientes de aviso a los corresponsales. Esto quiere decir que hasta esa fecha seguían estos delincuentes operando con el exterior. El juez y el Síndico de la convocatoria deberían explicar a los trabajadores qué operaciones realizaron y por qué ellos no cobraron. Los ejecutivos de la empresa Barillari y sus funcionarios pesqueros facilitadores hoy gozan de una muy buena situación económica, como contrapartida a la situación de los trabajadores. ¿Por qué nadie va preso? Franco Barillari para lograr este andamiaje necesito de arquitectos contables que firmaron, de funcionarios de la secretaría de pesca, de jueces, síndicos. Con la colaboración de sindicalistas se apagó el reclamo de sus representados luego del vaciamiento “conformándose” ante los hechos en vez de oponerse legalmente de manera contundente a este fraude laboral. La circular del Banco Central es una invitación a investigar los patrimonios de cada uno de los suspendidos y sus vínculos con el vaciado de la convocatoria. A la fecha no hay castigo, solo impunidad de la que es parte ineludible el subsecretario de pesca de la Nación y empleado de Barillari, Miguel Bustamante, al tanto de toda la operatoria.
 
La Ley Federal de Pesca 24922 en su artículo 1º promueve el empleo de mano de obra argentina pero no a costa de los derechos de los trabajadores. Esta ley no deroga la ley de Contrato de Trabajo y ni tampoco la ley de Convocatorias y Quiebras. Su tutela está en manos del Subsecretario de Pesca de la Nación y del Consejo Federal Pesquero quienes son perfectamente justiciables por su violación sistemática. La pesca, al igual que otros sectores de la economía, manifiesta la disociación entre crecimiento del producto y del empleo.
 

La corporación pesca argentina: siempre dispuesta a la ronda de negocios

El crecimiento económico no se derramó en una mejora en la calidad de vida de los trabajadores del sector. Solo crecieron los patrimonios de los funcionarios y sindicalistas que siempre “cobran”. Los trabajadores tienen el derecho al igual que de sus representantes a tener una vida digna. Empero la corrupción estructural y la simbiosis entre administrador y administrado, dan ganancias a quienes deberían luchar por la dignidad ultrajada de sus representados. La corrupción que denuncio en la cual Miguel Bustamante es parte, esta semana fue nuevamente ratificada. El propietario del buque “EL SANTO”, Pino Quercia por diferentes motivos de la actividad mantuvo inactivo su buque. No envió a la subsecretaria la notificación de esa situación. Cuando el buque cambió el puerto de asiento se desayunó que la subsecretaria le había revocado de su permiso, el cupo de pesca de merluza que históricamente el buque poseía. Inmediatamente se comunicó con los funcionarios intermediarios locales de la caja mar argentino. Estos pusieron al corriente del pedido a su jefe, el subsecretario de pesca Miguel Bustamante. La respuesta no tardó: 60 mil USD valía restaurar el permiso de pesca de “EL SANTO”. Si al buque se le retiró del permiso el cupo de merluza, debe existir una resolución publicada de la secretaría de pesca con fundamentos irrevocables. El subsecretario de pesca Miguel Bustamante no puede vender a su antojo lo que no es de él, ¿o sí? Es ilegal y se llama COIMA. Esta charla con voz en cuello la relataban indignados empresarios amigos de Pino Quercia en el café La Fonte de Alem, se replicaba en el Doria y todo el puerto la repetía. El tarifario del subsecretario es vox populi. Unos armadores que pidieron reserva como fuente, me decían: “Mira, vos tenés razón pero si no pagamos nos revientan. Olvídate del gas oil preferencial. Con las multas nos ahogan. Los inspectores de pesca son hoy los nuevos ricos del puerto, vos te camuflas y no te conoce nadie. Nosotros no podemos ni hablar, solo pagar y estamos pensando que nos sale muy caro pues al final Yahuar y Bustamante no consiguen nada para nosotros, su caja gorda esta con las empresas grandes. Fíjate, lo del gas oil preferencial va terminar llenando hasta la 4×4 de Tony Solimeno y Moscuzza. ¿Quién te crees que va controlar esto de verdad? La Aduana que está arreglada no revisa que exportan en los contenedores, quien va decirle que no a estos tipos”. Así terminó la charla. La indignación de empresarios pequeños crece.
 
El reclamo de la industria pesquera se llevó lejos de la zona de conflicto para evitar los bombos de la gente que trabaja. Se reunieron los cajeros del mar para negociar los subsidios a la pesca para la corporación hace unos días. El ministro Carlos Tomada, presente en la reunión, no denunció la precarización laboral ni tomó medidas al respecto, ni exigió el pago de multas millonarias al Ministerio de Trabajo por la explotación laboral histórica de la pesca. El subsecretario Miguel Bustamante y el ministro Norberto Yahuar no anunciaron el recorte de cupos a las empresas precarizadoras ni exigieron que para acceder al gasoil subsidiado, trabajadores en blanco. Hasta viajó a Buenos Aires el Intendente de Mar del Plata que tiene horror a las manifestaciones en la calle. Gustavo Pulti es parte de la corporación pesquera. Es quien habilita las cooperativas ilegales que multiplican el trabajo esclavo. En Mar del Plata desde su gestión, creció el número de cooperativas que cambian de nombre con los mismos “capangas”.
 

Cómo terminar con el fraude laboral base de la corporación pesquera

Mientras no se investigue el manejo corrupto y millonario de las fiscalizaciones pesqueras, no se transparente on line todos los cupos por buque y cada trasferencia de estos, mientras no se coloquen cámaras en los buques prometidas desde el 2008 ni se hagan las descargas on line ni se cruce la información con AFIP-ADUANA y de allí con el MTSS, controlando cada planta y su personal donde se descargue el pescado, y todo sea repito, on line, nada servirá de nada más que para mejorar las cajas y facilitar más corrupción. En cambio, el ministro Yahaur nombró a su cajero en jefe de las fiscalizaciones pesqueras, Norberto “el Pato” Elías, como coordinador de la delegación de la subsecretaria de pesca de la nación, fuerza de choque del SIMAPE, nexo político de Felipe Sola-Juan Domingo Novero. La impunidad es total. ¿Dónde fue publicado este nombramiento? ¿O trabaja en “negro” y de onda?. ¿Se entiende que terminar con la corrupción es muy fácil? Las cámaras y el sistema se pagarían solas y trabajarían solo los que están legalmente habilitados para hacerlo. Cada buque descargaría solo el cupo que está autorizado y se terminarían las coimas a los inspectores para “ver otra especie que no sea merluza en el cajón descargado”. Los inspectores de pesca ya no tendrían sentido y sus cajas se destrozarían pasando a ser trabajadores rasos, como lo fueron antes de ser corruptos enriquecidos y enriquecedores de gremialistas mafiosos, clonados a empresarios precarizadores. Esa transparencia también impactaría en el bolsillo de los administradores pesqueros mermando sus ingresos magníficos.
 
¿Por qué los trabajadores no exigen a sus gremialistas que les expliquen por qué no se transparenta el circuito del pescado? ¿A quién conviene este manejo de precarizar el trabajo del mar Argentino?. Se debe terminar este país para pocos con pescado para pocos y millones para la corporación. Las empresas que precarizan empleos vulneran los derechos humanos de los trabajadores según toda la normativa constitucional vigente que protege contra este atropello. Mientras industriales recibirán gas oil preferencial y demás facilidades y prebendas de la mano de funcionarios que son administradores de ambos lados de la mesa. Funcionarios y sindicalistas millonarios hacen tiempo en reuniones interministeriales sin voz ni voto para los trabajadores que de pobreza agonizan.
 
Esta nota como es habitual, también la recibirá Jorge Bergoglio. En una oportunidad me respondió: “Maturana, ud. no se calle”. Tanto la Presidenta, como Norberto Yahuar, Miguel Bustamante y Francisco Barillari son responsables de la integridad física de este cronista y su familia.
 
 

5.- PRIMICIA: La causa contra el referente del Peronismo Federal en manos del Juez César Melazo

Felipe Solá ¿Investigado por enriquecimiento ilícito?
 
Un juzgado platense recibió un expediente que contiene la denuncia presentada en contra del ex gobernador con un detalle de las propiedades que posee. La imputación está basada en una nota periodística de febrero del 2004.
 
(La Plata – A1 NOTICIAS) El expediente en cuestión lleva el número 2375/10 y fue iniciado durante el mes de febrero de este año ante el juez Claudio Bonadío, luego de reiterados planteos de incompetencias, ingresó al Juzgado de Garantías Nº 2 de la ciudad de La Plata, a cargo de César Melazo. La ruta burocrática de la denuncia recorrió varios juzgados federales de la ciudad de Buenos y Aires y La Plata y en los últimos días de octubre recayó en dicho tribunal. En el mismo se brindan detalles de los inmuebles que podrían pertenecer a Felipe Solá y se trata de una presentación realizada por Felipe Bellio. En sus numerosas fojas, se plasma la imputación de Bellio basada en un artículo periodístico del diario Miradas al Sur, del 14 de febrero de 2010, donde se describe una supuesta connivencia entre Solá y el juez subrogante de Mar del Plata, Facundo Caparelli en una causa relacionada a la actividad del investigado cuando estaba a cargo de la Secretaría de Ganadería, Agricultura y Pesca del gobierno de Menem. 
 
En la nota de Miradas al Sur puede leerse que “el 29 de septiembre de 2004 el juez subrogante del juzgado Federal de Mar del Plata, Facundo Caparelli, cerró con su firma, a última hora del último día de su permanencia en ese juzgado” en la que estaba imputado el ex gobernador. El diario agrega que el mismo juez, al día siguiente de sobreseer a Solá fue premiado con un ascenso a juez penal provincial. En su momento, diputados del bloque del ARI solicitaron el inmediato juicio político al entonces mandatario provincial por “presunta connivencia” y la entonces diputada nacional Marta Maffei sostuvo que “Solá tendría con Caparelli una relación de prestación y contraprestación de favores”. El delito de enriquecimiento ilícito contempla penas que llegan de 1 a 6 años y en la causa que recibió el juez Melazo, se detallan varias propiedades que serían propiedad de Solá. Uno de los inmuebles es el campo de 14 hectáreas ubicado en el kilometro 7,5 de la Ruta 28, en jurisdicción de General Rodríguez, donde viviría junto a su pareja Helena. Figuran también una chacra de la localidad de Ugarte sobre la ruta 5, en cercanías de la ciudad de 25 de Mayo; la estancia “Las Artes” en Mercedes; el establecimiento “Las Marías” de Cañuelas y una importante casona en el porteño barrio de Balvanera. (A1 NOTICIAS)
 
 

6.- Después de 15 años, prescribió un causa penal contra Felipe Solá en la época menemista

Por:  | .nexofin@gmail.com – Lunes 17 de febrero de 2014 | 16:18
 
La Cámara Federal criticó “la lenta producción de medida de prueba” que terminaron en el cierre del sumario. Felipe Sola
 
La Justicia federal sobreseyó por prescripción al diputado nacional Felipe Solá en una causa penal que se había iniciado en 1998 cuando estaba el frente de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del gobierno de Carlos Menem. La Cámara Federal confirmó la prescripción de la causa y criticó a “la lenta producción de medidas de prueba” que terminaron en el cierre del sumario. Solá había sido denunciado en 1998 por un afiliado al Sindicato Obrero de la Industria del Pescado de haber entregado un subsidio de $ 1.400.000 manera irregular a la Asociación Mutual Puerto Marplatense.
 

Origen: Corrupción y destrucción de Argentina: 183 – Felipe Sola

Anuncios

Un comentario en “La pesca, la corrupcion y el medio ambiente – Felipe Sola y un escandalo millonario

  1. En algunas culturas por menos delitos que publica esta nota con nombres y apellidos, se aplica LA PENA DE MUERTE. Creo que es lo menos que tendria que aplicarse en la Argentina a estos miserablesy traidores a la Patria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s