Los conservadores ganan en el Reino Unido pero no llegan a la mayoría absoluta 

May no logra la mayoría para la que llamó a las urnas y se complica su futuro: ya se pide su dimisión y ha anunciado una comparecencia a las 11.

Libertad Digital

2017-06-08

Theresa May hace sus primeras declaraciones | EFE

La primera ministra Theresa May ha logrado que el Partido Conservador sea la fuerza más votada en las elecciones en el Reino Unido, pero ha fracasado rotundamente en su apuesta de conseguir una mayoría más amplia para negociar el Brexit desde una posición de fuerza. De hecho, May ha perdido la mayoría en la Cámara de los Comunes: con los votos escrutados correspondientes a 648 de los 650 escaños, los tories logran 317 escaños por 261 del Partido Laborista de Jeremy Corbyn.

El tercer partido son los nacionalistas escoceses del SNP con 35 diputados, 21 menos de los que tenía. Los Liberal Demócratas mejorarían hasta tener 14 escaños y el partido unionista de Irlanda del Norte, que puede ser clave para la gobernabilidad, ha logrado 10. La participación ha llegado al 68,7%, dos puntos y medio más que en los anteriores comicios de mayo de 2015.

El largo escrutinio se desarrolló con una gran igualdad hasta pasada la mitad del recuento. Sin embargo, poco a poco los conservadores comenzaron a adelantarse aunque en ningún momento han mostrado la fuerza para prever una mayoría absoluta marcada en los 326 escaños

El resultado final está muy cerca del pronosticado por un sondeo a pie de urna de las cadenas BBC, ITV y Sky, hecho público al cierre de la votación a las 23:00 hora española del jueves y hecha en 144 colegios electorales en todo el Reino Unido, que adelantó que los conservadores habían perdido la mayoría absoluta al obtener 314 escaños –16 menos que los obtenidos por David Cameron en las elecciones de 2015–. La misma encuesta otorgaba a los laboristas 266 escaños, 34 más que en las pasadas elecciones y pronosticaba el desplome del Partido Nacionalista Escocés (SNP) al caer desde los 56 asientos obtenidos en 2015 a los 34.

Un Parlamento ‘colgado’

La Cámara de los Comunes consta de 650 escaños, por lo que la mayoría absoluta está fijada en los 326 asientos y el resultado de estas elecciones supone lo que en Gran Bretaña se denomina un parlamento colgado (hung parliament), es decir, aquel en el que ningún partido puede gobernar en solitario.

A falta de dos escaños por decidir los tories han logrado 317 representantes en la Cámara de los Comunes, con lo que se quedan a 9 asientos de la mayoría necesaria para gobernar en solitario. Una mayoría que podrían alcanzar con los 10 diputados que han obtenido los unionistas norirlandeses, que de hecho ya han mostrado su predisposición al pacto.

Además, de los dos escaños que quedan por decidir al menos uno -Cornwall North, en el sur de Inglaterra- caerían, previsiblemente, del lado Conservador, ya que en las pasadas elecciones el candidato tory obtuvo una mayoría muy amplia y, además, el UKIP también fue muy votado. El otro diputado que queda por decidir es el de el distrito londinense de Kensington, en el que ya se han contado los votos dos veces y habrá un tercer recuento esta tarde. Al parecer el candidato de los tories habría logrado sólo 36 votos de ventaja.

A pesar de estas cifras, los Laboristas han anunciado su intención de formar gobierno, aunque no parece que haya una posibilidad real de que esto ocurra, ya que para superar a los conservadores tendría que lograr el apoyo -o al menos alguna abstención- de todos los demás partidos en la cámara: nacionalistas escoceses, galeses y norirlandeses por un lado, pero también unionistas irlandeses, liberal demócratas y el único diputado verde.

Por otro lado, tradicionalmente los diputados del Sinn Fein no toman posesión de sus escaños en Westminster, ya que para hacerlo hay que jurar fidelidad a la reina. En esta ocasión han obtenido 7 escaños que no ocuparían, pero en la práctica esto no cambia el juego de las mayorías en el que los unionistas irlandeses tienen todas las posibilidades salir ganando.

En cualquier caso, aunque los conservadores retengan el gobierno el futuro político de Theresa May se presenta especialmente complicado, tras una campaña que ha sido desastrosa y un resultado que sólo puede considerarse un fracaso. Algunas voces en el Partido Conservador han pedido ya su dimisión y se ha anunciado una comparecencia a las 11 de la mañana.

Primeras palabras de May y Corbyn

En su primera aparición después de la publicación de sondeos, Theresa May ha resaltado que el país “necesita un periodo de estabilidad”, agregando que siempre ha actuado teniendo en cuenta los intereses de la nación. “El país necesita un periodo de estabilidad, y sean cuales sean los resultados, los conservadores garantizarán esa estabilidad para que podamos estar unidos como país”, ha dicho.

Así, ha indicado que si su partido se impone en las elecciones “dependerá de los conservadores tener esa estabilidad, y eso es lo que se hará”, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Ante los datos de los sondeos, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha reclamado a Theresa May que anuncie su dimisión apuntando a su “pérdida de apoyos” en las elecciones. “La primera ministra convocó las elecciones porque quería un mandato. El mandato que ha logrado es que los conservadores han perdido escaños, votos, apoyo y confianza”, ha dicho. “Creo que eso es suficiente para que se vaya”, ha remachado, según ha informado el diario local The Guardian.

Elecciones esperadas

Unos 47 millones de británicos estaban llamados a las urnas para vtar la composición de la cámara baja del Parlamento de Westminster, después de que May decidiese el pasado 18 de abril adelantar estos comicios que debían realizarse en mayo de 2020. La premier, que llegó al poder hace casi un año, argumentó en abril que había optado por llamar a los ciudadanos a las urnas para contar con un mandato fuerte en las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) –Brexit–.

Las negociaciones sustanciales sobre el Brexit deberán empezar el próximo 19 de junio, casi tres meses después de que Londres activase el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece dos años de conversaciones sobre la retirada de un país comunitario.

Cuando el Parlamento quedó disuelto a principios de mayo, May llevaba a los laboristas de Jeremy Corbyn una ventaja de casi veinte puntos en los sondeos de intención de voto, pero en las últimas semanas la primera formación de la oposición británica consiguió estrechar considerablemente esa brecha.

La última encuesta de la campaña electoral antes del cierre de los colegios, publicada este jueves por el vespertino Evening Standard, otorgó la victoria a los conservadores con ocho puntos de ventaja sobre sus rivales laboristas. Según dicho sondeo, elaborado por la firma Ipsos Mori para ese rotativo, los tories recibirían un 44% del voto, frente al 36% de los laboristas, el 7% de los liberaldemócratas, y el resto a otras formaciones británicas.

Estas elecciones, que se celebran por el sistema de mayoría simple a una sola vuelta,han tenido lugar en medio de fuertes medidas de seguridad tras el atentado del pasado sábado en Londres, en el que ocho personas perdieron la vida, entre ellas el español Ignacio Echeverría, de 39 años, y 48 resultaron heridas.

 

Origen: Los conservadores ganan en el Reino Unido pero no llegan a la mayoría absoluta – Libertad Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s