Jorge Riopedre: A Ud debe interesarle Donald Trump

No importa si usted vive en la Patagonia, Zimbabwe, Canberra, Nueva York o algún lugar remoto presuntamente a salvo del Vesubio de Washington, Donald Trump, le recomiendo que tome en consideración todas las variables relacionadas con el presidente de Estados Unidos, en especial lo imprevisto, fortuito, contingente o aleatorio en el marco de las probabilidades.

Empresas encuestadoras de renombre, políticos veteranos, analistas, académicos y medios de prensa, nadie, o casi nadie le arrendaba las ganancias a Trump en las primarias presidenciales de Estados Unidos, un tipo sin tacto ni tregua frente a otros
17 candidatos de reconocida experiencia en ese complicado universo de la burocracia federal. Una anomalía en la tradición política de la Unión Americana.

Sin embargo, Trump los derrotó a todos, echando chispas por los ojos y fuego por la boca, desenlace apoteósico que se repetirá ante la candidata Demócrata, Hillary Clinton, el cinchete, el royal flush de Barack Obama para asegurar el continuismo político de su agenda contra la cultura dominante, el main stream, la revancha subterránea de los de abajo en cualquier época y lugar.

Ya presidente, siempre a la ofensiva, Trump arremete contra el soñoliento Washington con halagos, amenazas, debates, protocolo inédito, twits huracanados, en fin, la señal de una nueva era, la confirmación de un mundo nuevo; una licuadora gigantesca que no se sabe qué va a desovar, pero claro indicador de una división profunda de la población estadounidense.

¿Cuál es la clave de esta división? El cambio demográfico, la próxima hegemonía de una población mestiza o no blanca, lo cual implica inexorablemente un cambio cultural, una transformación gradual pero definitiva de tradiciones, valores, costumbres y sobre todo comportamiento, conducta ajena por completo al concepto puritano de los fundadores.

¿Cuál es el mayor conflicto de Trump? Colusión, la presunta confabulación con Rusia para alterar el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Sea cual sea la verdad el partido Demócrata ha encontrado en esta acusación el objetivo central de su estrategia para desbancar al presidente por medio de un juicio político.

Independientemente del resultado judicial de esta investigación es evidente que la premura de los demócratas por invalidar a Trump, es que ellos no cuentan con un liderazgo que le haga frente en las elecciones presidenciales de 2020. Temen que Trump sea reelegido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s