Entrevista y halagos a Maduro en radio argentina evidencian la grieta mental que mantiene el odio

Radio Rebelde (Twitter)
Radio Rebelde es integrada por Luis D’Elía, quien fue Subsecretario de Tierras para el Hábitat Social bajo el gobierno de Kirchner. (Twitter)

En la mañana de hoy, 7 de agosto, de 7 a 9 a. m., la Radio Rebelde de Argentina entrevistó al presidente venezolano Nicolás Maduro en el programa Rompiendo Moldes. En la última parte del segmento, le preguntaron sobre el anuncio del presidente argentino Mauricio Macri para sacar a Venezuela del Mercosur y el retiro de la distinción de la Orden del General San Martín otorgado a Maduro por el gobierno previo. Al concluir la entrevista, entre risas, los locutores elogiaron al mandatario venezolano. Una vez que terminó el programa, siguió el tiempo complementario, mi experiencia con el taxista argentino chavista que sintonizó la radio.

Los radiolocutores preguntaron a Maduro sobre el anuncio de su par argentino de retirarle la condecoración que le otorgó su predecesora en la Casa Rosada, la Orden del Libertador General José de San Martín “por la violación sistemática de su Gobierno a los Derechos Humanos”. Maduro respondió en la radio que reniega de todo aquello que pueda venir, sea palabra u obra, de Macri o Temer, a esto se suma el retiro del Mercosur. También durante el gobierno anterior, Venezuela fue incluida en el tratado comercial de los países más australes de Sudamérica. Desde el inicio de su gestión, Macri ha prometido remover a Venezuela, pero aún no se ha concretado.

Agregaron que falta el respaldo de Uruguay para el retiro de Venezuela de Mercosur, pues el miembro restante –Brasil– ya adhirió. El país oriental se renegó hasta el momento, pero de acuerdo a los entrevistadores, ahora está en diálogo con su vecino más cercano -Argentina- para lograr apoyo y así sacar del tratado comercial al país declarado por sus detractores, cada vez más cuerpos diplomáticos del mundo, en conjunto con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro (uruguayo), como dictadura.

Una vez terminada la entrevista, una de las locutoras dijo: “es un capo”, elogio de la jerga local, refiriéndose a Maduro. También en el léxico de Argentina existe un término, “la grieta”, aduce a la división social ahondada por la política. Se ha vuelto una insignia de los Kirchner y sus seguidores. Marca una división irremediable; o estás de un lado o estás del otro. Por ende, ya que está en su mismo bando, merece halagos.

Esta polarización no le permite al otro ver cuando quien se opone a su perspectiva sufre, cómo es el caso de los venezolanos en las calles; no solo en las de su país, protestando, sino también afuera, migrando, dejando todo atrás, lo cual se evidenció cuando colmaron las calles de las capitales de varios países para votar en contra de la reforma constitucional donde Maduro busca agrandar su poder.

Escuché la entrevista abordo de un taxi.  Así que al terminar el programa, las preguntas se volcaron hacia mí. Enseguida me preguntó de qué lado estoy. El conductor empezó a despotricar contra el capitalismo y los EE. UU., nada menos que abordo de su Chevrolet, lo cual resalté como contradicción. Le pregunté qué es el capitalismo. Su respuesta fue: “la Coca Cola”. Reformulé la pregunta y cuestioné si no es un sistema a través del cual se hacen intercambios, por medio del cual accedió a su vehículo y a través del cual ofrece ese servicio. Entonces no pudo más que gritarme.

Replica el conductor que Venezuela tiene las reservas más grandes de petróleo del continente y que toda la crisis es porque EE. UU. se quiere apropiar de esos recursos. Le recuerdo que PDVSA es manejada desde el Estado y que el problema justamente es que en Venezuela, como en Cuba, el fracaso de las industrias es que -como dicta el socialismo de manual- en lugar de estar manejadas por expertos, técnicos especializados, las maneja el Estado, en el caso de ambas naciones a través de dirigentes militares, capacitados para la guerra, no para la producción. Y fue justamente a Cuba donde se exportó gratuitamente petróleo por años, dejando así un vacío en las arcas del Estado que llevó al mayor productor de petróleo a importar combustible.

No es casual que dentro del gremio taxista haya simpatizantes de políticas totalitarias, a fin de cuentas exigieron la prohibición de Uber, por miedo a la competencia.

Cabe mencionar que no es apenas una anécdota de un medio y una persona al azar. En la página de la radio aparece como información pública que la radio recibe fondos estatales. Es nada menos que “Auspiciada por la Secretaría de Cultura y Medios de Presidencia de la Nación” y “Declarada de Interés Provincial por res. N ° 1150/99 de la Secretaría de Comunicación Social del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Asociada a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación de la Ciencia y la Cultura.” Agrega que se pueden hacer aportes voluntarios, así lo financia “el pueblo” y no las corporaciones. Es decir, se puede hacer de forma directa o a través de impuestos sustraídos de manera arbitraria.

Así que el programa “Rompiendo Moldes”, en lugar de romper un molde lo que hace es forjarlo. Fanatiza a sus radioescuchas, mete en un molde a quien consagra héroe y en otro a quien llama enemigo. Y lo hace nada menos que con fondos públicos. No importa cuántas personas huyan de un régimen ni que más de 100 hayan perdido la vida protestando contra él, Maduro encaja en el modelo de lo que buscan como líder, odia a quien debe odiar y anuncia lo que aviva a las masas, con eso alcanza.

#LejosPeroNoAusentes
#LejosPeroNoAusentes Frente al monumento de los libertadores San Martín y Bolívar, protestaron venezolanos contra la dictadura de Maduro.  (Twitter)

Si deshumanizamos al distinto, cuando pierde la vida se considera un mal necesario para avanzar con la lucha y nos volvemos inmunes al hecho que miles huyan al exilio. En bandos, como en guerra, con militares a cargo de las industrias, no defendiendo a la población contra un enemigo foráneo sino atacando desde adentro, el Chavismo y consigo el Socialismo del Siglo XXI encuentra simpatizantes en Venezuela y fuera de ella, como el taxista, como los conductores de la radio y todos aquellos que defienden lo indefendible, entre ellos al dictador Nicolás Maduro.

 

Mamela FialloMamela Fiallo

Mamela Fiallo Flor traduce al inglés en el PanAm Post. Es profesora universitaria, traductora, intérprete y cofundadora del Partido Libertario Cubano – José Martí e integrante del Área de Estudios Políticos de la Fundación LIBRE.

Origen: Entrevista y halagos a Maduro en radio argentina evidencian la grieta mental que mantiene el odio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s