El recupero de activos es una asignatura pendiente, urgente e indispensable para avanzar en un proceso que genere un cambio verdadero y sostenible.