La URSS y la anticomunista dictadura Argentina – Parte I – II

Aquí un breve recorrido de la relación de la unión soviética y la dictadura argentina, declarada anti-comunista, en 1976.

A mediados de la década del ‘70, el mundo industrial enfrentaba dos problemas: la sobreabundancia de petrodólares, producto de la crisis del petróleo de 1973, y el exceso de stock por la recesión mundial. Pero alguien encontró la solución: se concederían préstamos a bajo interés a los países periféricos para que comprasen mercaderías importadas. Desde 1975 hasta 1981 la deuda externa de América Latina creció un 25% anual, representando en 1982 el 80% del PBI de la región.
Desde la muerte de Perón, en julio de 1974 y la asunción de su esposa María Estela Martínez . El frente peronista se fracturó y la actividad guerrillera se consolidó y agrandó. Los Montoneros decidieron “volver a la resistencia” clandestina, abandonando definitivamente la esfera legal, acercándose cada vez más al ERP y al terrorismo político, cuyas víctimas muchas veces eran civiles.
A principios de 1976, y a pesar de que las huelgas estaban prohibidas, importantes sectores del movimiento obrero recurrieron a ellas, así como a marchas de hambre, trabajo a reglamento y manifestaciones callejeras. Al borde de la cesación de pagos internacionales, el gobierno constitucional había perdido el control de las variables claves del manejo económico. Ante el caos económico, político y social,  los civiles fueron a golpear las puertas de los cuarteles. Así probaron la absoluta falencia del régimen constitucional y lograron que la opinión pública apoyase o se resignase nuevamente ante la opción militar.
El Comité Central del Partido Comunista Argentino apoyó al golpe de Estado de 1976 y la consecuente dictadura militar instaurada. Pocos días después del golpe, una publicación oficial del PC afirmaba respecto al nuevo presidente:
En cuanto a sus formulaciones más precisas (…) afirmamos enfáticamente que constituyen la base de un programa liberador que compartimos (…). El presidente afirma que no se darán soluciones fáciles, milagrosas o espectaculares. Tenga la seguridad que nadie las espera (…). El General Videla no pide adhesión, sino comprensión, la tiene”.
Esta posición se sostenía en una caracterización política que “presentaba a la dupla Videla-Viola como el ala de la democracia renovada, frente a un ala pinochetista, canalizada a través de Emilio Massera y Luciano Menéndez” y coincidió con el apoyo que el gobierno de la Unión Soviética brindó a la dictadura militar.
El Partido Comunista Argentino no fue afectado por las leyes 21.322, 21.323 y 21.325 que disolvieron algunos partidos y agrupaciones de izquierda, su actividad fue suspendida y, según el informe de la CIDH, al igual que otros nueve partidos políticos, fue objeto de un “comportamiento gubernamental flexible” y fue recibido en entrevistas por el gobierno militar. A pesar de esto, gran cantidad de militantes del PCA fueron perseguidos, torturados, asesinados y desaparecidos durante la dictadura.
Las relaciones fueron ampliándose entre Argentina y la URSS, hasta el punto de convertirnos económicamente dependientes de su mercado y cómo, a pesar de las fervientes declaraciones hechas en los primeros tiempos del golpe militar instaurado el 24 de marzo , proclamando abiertamente su vocación pro-occidental “anticomunista”, la Unión Soviética se convirtió durante esta etapa en el principal mercado receptor de los productos argentinos. Además, junto a Cuba, fue el principal defensor del régimen militar en los foros internacionales, a la hora de condenar al gobierno de facto respecto de las violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestro país. Todo esto sin tener en cuenta que el gobierno de Videla apoyo a la TRIPLE A ( Alianza Anticomunista Argentina) grupo para-militar de extrema derecha que se dedico a secuestrar y asesinar a referentes de la izquierda de ese momento.
El 24 de marzo de 1979 tropas soviéticas invadieron Afganistán, lo que llevó a EE.UU. a decretar un embargo cerealero a la URSS “cuando el presidente Carter  invitó a los aliados de EE.UU. a adoptar el embargo como castigo a la invasión , el gobierno argentino se negó a seguirlo y vendió, a precios bajos, a la Unión Soviética, todas las cantidades de trigo y de granos que quiso adquirir. El rechazo se fundaba en la voluntad de independencia de la política exterior argentina, en su renuencia a tomar sanciones contra una nación cuya conducta no la afectaba directa o indirectamente”.
Así, la dictadura de Videla se aseguro los votos en la ONU de Cuba y la unión soviética contra una sanción por la violacion de derechos humanos y Videla, que en Argentina decía estar combatiendo al “marxismo apátrida y ateo”, ordenaba a su representante en la ONU votar en contra de cualquier condena a La Habana y le vendía granos a precios de amigo a la URSS.
Apuntes inspirados en la publicación de Martín Guevara “Verdades polvorientas”
http://martinguevara.over-blog.es/article-verdades-polvorientas-117905363.html
Fuente: Internet y recuerdos de viejos estudios.

Parte II

Al día siguiente del golpe de 1976 los dirigentes del PCA tomaron una posición abiertamente favorable al régimen, posición lógica si tenemos en cuenta que ninguno de los partidos políticos apoyaron el derrocamiento de Isabel Perón (muchos al derrocamiento de López Rega) Ilógica posición la del partido comunista si se tiene en cuenta que la dictadura venía a combatir al comunismo y, supuesta mente a alinearse con EE.UU. Julio Laborde, editor responsable de la revista Tribuna Popular, en el número que salió a la venta el día 8 de abril, afirmaba respecto al nuevo presidente: “(…) En cuanto a sus formulaciones más precisas (…) afirmamos enfáticamente que constituyen la base de un programa liberador que compartimos (…). El presidente afirma que no se darán soluciones fáciles, milagrosas o espectaculares. Tenga la seguridad que nadie las espera (…). El General Videla no pide adhesión, sino comprensión, la tiene”
Como dije en la publicación anterior, esta alineamiento con EE.UU de la dictadura duro poco, ya que la dictadura encontró en Rusia un comprador de granos prolifero y Rusia un aliado en el plano internacional. Por eso, ni el PCA ni la Unión Soviética utilizaban la palabra dictadura para calificar al régimen de Videla. La prensa soviética, por ejemplo Radio Moscú, destinaba parte de sus emisiones a denunciar los crímenes cometidos por la dictadura chilena, mientras que elogiaba o simpatizaba con los generales Videla y Viola. Por otro lado, Sovestskoya Rossia decía “a pesar de todas las esperanzas de la reacción el golpe de estado de marzo en la Argentina no fue semejante al chileno”
En efecto, en 1980 y 1981, cuando el gobierno de Carter trató de lograr una condena a Argentina en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Cuba se opuso tenazmente y ayudó a crear un bloque de países para frenar la moción a pedido de la URRS
Debo aclarar que la “alianza” con Rusia no comenzo con la dictadura, sino con Campora y Perón cuando se firmaron varios convenios, entre ellos uno de cooperación científico-técnica y un convenio de suministro de maquinaria, pero todo acabo cuando asumió la presidencia Estela Martínez, ya que la nueva presidenta se negó a ratificar los convenios firmados con la URSS.
“los argentinos y los cubanos trabajaron juntos para bloquear la moción de condena durante todo el período de la junta militar”. Al final, la junta militar argentina y Cuba lograron que se aprobara una resolución débil, en que se condenaban las desapariciones en general pero sin mencionar a la Argentina.
¿Por qué Castro apoyo a la dictadura militar argentina, incluso cuando Cuba estaba dándole refugio a guerrilleros de izquierda de ese país?
¿Porque Castro nunca, ni en su discurso de despedida de su gran amigo Ernesto “Che” Guevara hizo mención una vez sobre las detenciones, desapariciones, torturas y muertes en Argentina? 
Castro temía que una condena de la ONU por violaciones a los derechos humanos en Argentina sirviera como precedente para una condena similar contra Cuba.
Porque la junta militar estaba ayudando a Cuba a bloquear una propuesta de Estados Unidos a favor del disidente ruso Andrei Sakharov
Porque la dictadura argentina había quebrado el embargo norteamericano de granos a la ex Unión Soviética en 1979, tras la invasión rusa a Afganistán, y el régimen argentino estaba haciendo grandes negocios con Moscú ya que exportaba más del 50% de sus granos a la Unión Soviética.
Luego, en 1982 vendrá la guerra de Malvinas, donde la Unión Soviética critico a EE.UU por apoyar a los Britanicos, dejando de lado el TIAR . Cuba por su parte llegó a ofrecer apoyo militar a la junta militar en el conflicto.

Publicado por 

 

Anuncios

Un comentario en “La URSS y la anticomunista dictadura Argentina – Parte I – II

  1. Las incongruencias Argentina nunca han tenido limites. Mientras Chile combatia al comunismo, la Argentina negociaba con los Rusos y Cuba. La incongruencis reciente es de otro argentino, el Papa Francisco que en vez de unir las aguas, las agita, en vez de unirnos en la Fe cristiana, se dedica a la politica popular y corrupta que compara a la Bonafini con Jesucristo. El arregla todo con bendiciones y crucifijos. Critica al capitalismo, cuando el Estado Vaticano es inmensamente rico junto a su Banco y sucursales por todo el mundo. Todo es Made in Argentina por donde se lo quiera mirar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.