El verdadero sentido de la existencia de esta empresa no se entiende sin conocer las aspiraciones de un reducido grupo de ultraconservadores en EE.UU.

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

El verdadero sentido de la existencia de Cambridge Analytica no se entiende sin conocer las aspiraciones que un reducido grupo de ultraconservadores se planteó hace cinco años. El donante multimillonario Robert Mercer,junto con su hija Rebeka, mentores de Bannon en el polémico portal Breitbart News coincidían con él en la necesidad de un cambio cultural en EE.UU. Con la preponderancia del tradicional hombre blanco y un cierre de las fronteras a la inmigración como mensajes básicos. Era el año 2013, en las postrimerías del mandato de Obama. Su otra gran creencia compartida era la capacidad de las nuevas tecnologías para cambiar la sociedad.

Leer nota completa

Origen: La conexión populista que desembocó en Cambridge Analytica