En Venezuela se mueren a diario niños por inanición, en muchos casos recién nacidos porque no hay ni leche de fórmula para darles. El espectáculo en los hospitales es dantesco: madres esqueléticas pariendo bebés que nacen con grave desnutrición en quirófanos sin medicinas y sin el instrumental adecuado.

Por

Fernando Díaz Villanueva

De unos meses a esta parte todas las noticias que llegan de Venezuela tienen que ver con la emergencia humanitaria que atraviesa el país. Lejos quedaron las protestas multitudinarias del verano pasado, cuando el chavismo aplicó su último giro de tuerca para mantener a la camarilla bolivariana eternamente en el poder. Fueron, y ahora lo vemos con más claridad, el último grito desesperado de una democracia agonizante.

Leer nota completa

Origen: Venezuela: la hambruna inducida – Disidentia