Viedma.- (APP) El 2 de mayo de 1982, a las 16,01, el Crucero «General Belgrano» de la Armada Argentina fue atacado por el submarino nuclear HMS Conqueror perteneciente a la Armada Británica. Una hora más tarde la nave e hundía en el mar austral. De los 1.093 tripulantes, sobrevivieron 770, resultaron muertos 323 soldados, de los cuales 200 tenían entre 18 y 20 años. Fue un “crimen de guerra” porque el ataque británico se produjo fuera de la zona de exclusión determinada unilateralmente por Gran Bretaña alrededor de las Islas Malvinas. Eduardo Behrendt es hermano de Edgardo, uno de aquellos jóvenes que murió en ese hundimiento. Precisamente se impuso el nombre de «Héroe Nacional Edgardo Behrendt» a un aula de la escuela primaria Nro. 1 de Viedma. Eduardo actualmente mantiene en alto la memoria de aquellos argentinos héroes que perdieron su vida en el Atlántico Sur y sigue considerando que la acción de recuperar las islas fue legítima más allá que la haya llevado adelante una dictadura militar. Eduardo habla de todos estos temas en esta entrevista, así como su participación en el último viaje al cementerio de Darwin en Malvinas.

Leer nota completa

Origen:http://www.appnoticias.com.ar/