Cuando el adiestramiento identitario tiene lugar desde la firme voluntad de quienes ostentan el poder por perpetuar sus estructuras de privilegio, nos encontramos ante el ejercicio perfecto de domesticación de las masas, siervas de una sociabilidad abstracta y en absoluto “natural”.

Por

Luis I. Gómez Fernández

Cuanto mayor sea la presión legal ejercida para limitar los procesos naturales de maduración personal mayor será el número de aquellos que se sientan agredidos en su propia capacidad de discernimiento

Leer nota completa

Origen: Adjudicando identidades o la domesticación de las masas – Disidentia