Clientelismo: el talón de Aquiles de la democracia 

Existe un elemento al que se presta menos atención aun resultando bastante relevante para el pobre funcionamiento de las democracias: el crecimiento desmesurado de subvenciones, ayudas, colocación de partidarios en puestos de la administración. Es lo que se viene a denominarse clientelismo.

Por

Juan M. Blanco

Se escucha mucho últimamente hablar de crisis de la democracia o, al menos, de un cierto descontento o desconfianza de la población con su funcionamiento. Y los motivos son variados. Desde la selección perversa de los gobernantes, realizada por los partidos sobre todo en Europa Continental y especialmente de España, a una paulatina desaparición de los controles y contrapesos que limitan la acción de los gobernantes y previenen contra la arbitrariedad, es decir, el debilitamiento de la separación de poderes.
Leer nota completa

Origen: Clientelismo: el talón de Aquiles de la democracia – Disidentia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.