La causa de la muerte de Nisman se relaciona con la denuncia contra la expresidente. Quedará resolver si el kirchnerismo lo mandó a matar o si las internas de inteligencia «le tiraron un muerto» a Cristina Fernández.

A partir de hoy, para el Estado argentino el fiscal Alberto Nisman fue asesinado. (Twitter)

En la tarde de hoy, la Cámara Federal dictaminó que la muerte del fiscal Alberto Nisman fue un homicidio. Lo que era de conocimiento general desde enero de 2015 ahora es oficial, tras la firma del magistrado Julián Ercolini, que se expidió en este sentido con base en las pruebas presentadas por la Fiscalía.

El año pasado, Gendarmería Nacional presentó sus pericias que confirmaban que la muerte fue producto de un homicidio, por lo que el reciente fallo de Cámara no es ninguna sorpresa. La madre de las hijas de Nisman, la también funcionaria judicial, Sandra Arroyo Salgado, mantuvo desde un primer momento la tesis del homicidio. Sin embargo, durante el final del kirchnerismo no era muy claro que el fallo de hoy, que resulta lógico, podía ser dictaminado.

Ante la muerte de Nisman, la primera carátula judicial del caso fue la de “muerte dudosa”. Aunque la exmandataria, que había sido denunciada días antes por Nismanpor encubrimiento del atentado de la AMIA, no abrazó una única teoría ante la opinión pública, los voceros del kirchnerismo salieron a insistir con la tesis del suicidio.

Esta estrategia fue utilizada en varias oportunidades por el último Gobierno, que cuando había un tema lo suficientemente polémico como para abrazar una teoría descabellada, el régimen utilizaba voceros que sí la defendían. Una de las voces en este caso fue la del famoso actor Gerardo Romano, que no se cansó de repetir en todos los medios de comunicación que Nisman se había suicidado.

Leer más ….

Origen: Asesinato de Nisman: la página más negra del kirchnerismo