Como en 1890, pero sin Carlos Pellegrini

 

Después de tres años, decepciona la falta de grandeza del proyecto de los empresarios argentinos. Actualmente es la primera vez, desde 1890, que un presidente íntimamente ligado a la patronal industrial ocupa la Presidencia de la Nación.

No sólo en la Argentina, sino en las democracias occidentales, los lobbies de distintas cámaras empresariales – y de otros intereses también – son instrumentales en la elección de presidentes. Dinero para las campañas políticas, uso de las cadenas informativas, selección y financiación del equipo de colaboradores; las instancias de intervención son numerosas.

En Estados Unidos el lobby petrolero y el de proveedores del complejo militar, apostaron a la elección de ambos Bush, padre e hijo. Si salimos del área patronal, el partido laborista británico recibe, por estatuto, dinero del sindicalismo. El sindicato de docentes de Estados Unidos efectuó aportes sustanciales a la campaña de Hilaria Clinton en el 2016.

Pero no es lo mismo influir en la selección de un candidato presidencial y procurar su triunfo electoral, que poner uno de ellos.

Lula, si bien gremialista y no empresario, es otro caso de un miembro de una corporación que resultó electo.

INTERMEDIARIOS

En Argentina hemos tenido presidentes electos, y de facto. Los presidentes electos tuvieron diferentes profesiones: Roca y Perón militares, la mayoría abogados, Illia médico, algunos sin estudios completos. Pero todos ellos han sido políticos. Intermediarios, eventualmente, de intereses privados varios. Pero ninguno de ellos parte de un grupo de poder económico en sí, aunque hayan sido maleables a intereses corporativos.

Lisandro de la Torre es un caso de un miembro de una corporación – ganaderos medianos de Santa Fe -. Se postuló a presidente en dos ocasiones, ambas fallidas.

Así que, si bien las diferentes cámara empresariales han colocado, y colocan actualmente, ministros y secretarios de Estado, o ABA y ADEBA directores en el BCRA, es una novedad que los empresarios pusieran a uno de los suyos como presidente, sin intermediario alguno.

El Presidente Macri ha sido parte de la CAC (el Club de la Obra Pública), de Adefa, la cámara de terminales automotrices, y en menor medida de la Unión Industrial Argentina. Todas estas cámaras tienen líneas internas y sus miembros no coinciden en todos los puntos. De hecho, en estos días, el Sr. Urtubey, miembro de la UIA, hizo públicas sus diferencias con algunas de las políticas oficiales.

Aún así, hoy no gobiernan políticos profesionales, sino un empresario con su corte de gerentes y cueveros.

Sigue…

Origen: Como en 1890, pero sin Carlos Pellegrini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: