La nueva cultura del odio 

La transformación de las leyes objetivas en subjetivas ha sido promovida por grupos que usan el delito de odio como forma de imposición ideológica.

Por

Javier Benegas

El odio es un sentimiento corrosivo que suele perjudicar sobre todo a quien lo siente, porque neutraliza la capacidad de raciocinio, atrapando a la persona en un resentimiento permanente que le impide superar sus fobias o pasar página.

Afortunadamente, el odio suele ser también una pulsión íntima, que se oculta tras el velo del pudor. Esto significa que una cosa es odiar y otra muy distinta que los malos sentimientos nos dominen, convirtiéndonos en seres peligrosos para los demás. Así pues, la gran mayoría de las personas convive con sus odios y sus fobias de manera silenciosa.

El “derecho a odiar”

Antes, mientras el odio no desembocara en un acto reprobable, la sociedad aceptaba el “derecho a odiar”, entre otras razones, porque los sentimientos, buenos o malos, forman parte del ámbito privado de la persona. Y, quién más, quién menos, todos albergamos malos sentimientos en algún momento de nuestra vida sin que por ello provoquemos una tragedia.

Sigue…

Origen: La nueva cultura del odio – Disidentia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.