La persecución de científicos en el comunismo: una represión fanática que acabó en catástrofe

LA URSS EJECUTÓ A CIENTÍFICOS POR DEFENDER LAS TEORÍAS DE DARWIN Y DE MENDEL

Según cierta propaganda, la izquierda es sinónimo de tolerancia y de amor por la razón y la ciencia. Algunos incluso presentan las ideologías de izquierdas como una forma de pensamiento científico.

A lo largo de la historia ha habido numerosos intentos de censurar el pensamiento científico en aras de unos determinados puntos de vista, y no sólo religiosos, sino también ideológicos. El reciente intento de censurar a la ciencia calificándola de “sexista” no es nuevo. Ni siquiera es la primera vez que la izquierda intenta censurar la ciencia porque contradecía sus tesis ideológicas. Sin embargo, pocos autores se atreven a profundizar en esta cuestión. ¿Por qué?

Una teoría pseudocientífica alimentada por prejuicios ideológicos

Una excepción es Luis del Pino, periodista e Ingeniero de Telecomunicaciones, que en agosto de 2015 publicó en su blog un artículo muy interesante, con este título: “El oscurantismo comunista y la persecución de científicos”. En aquel artículo habló del lysenkismo, una teoría pseudocientífica que debe su nombre a un científico próximo a Stalin, Trofim Lysenko, que condenaba la genética por considerarla una “pseudociencia burguesa” y “fascista”. ¿Y en base a qué? Por una parte, la teoría de la selección natural de Darwin chocaba con el igualitarismo ideológico comunista. Además, una dictadura atea como la URSS era reacia a aceptar las leyes de la genética de Mendel, porque además de científico fue un religioso católico. Es el mismo prejuicio que muchos izquierdistas sostienen hoy contra cualquier científico cristiano, por muy prestigioso que sea.

La censura de teorías científicas y las purgas de científicos en la URSS

Como explicó Luis del Pino en aquel artículo, en agosto de 1948 Lysenko llegó a conseguir que la Academia de Ciencias Agrícolas prohibiese las teorías genéticas de Mendel y la teoría de la evolución de Darwin. Pero sus planteamientos no se limitaron a censurar teorías científicas en base a premisas ideológicas, como recordaba Luis del Pino entonces: Tres mil biólogos (¡tres mil!) fueron despedidos aquel otoño de sus puestos de trabajo en universidades y laboratorios por enseñar Genética o Teoría de la Evolución, empezando por los directores de numerosos centros y grupos de investigación”. En muchos casos, las represalias no se agotaron en la pérdida del puesto de trabajo: centenares de científicos soviéticos fueron enviados a prisiones, a los campos de concentración del Gulag e incluso a hospitales psiquiátricos, y otros incluso fueron ejecutados.

Los nombres de los represaliados serían hoy famosos si hubiesen sido condenados por la Iglesia, pero como fueron víctimas de una dictadura comunista, en muchos casos ni siquiera es fácil encontrar información sobre ellos. Os indico algunos de los purgados, principalmente citados por el doctor Vadim J. Birstein en su libro “The perversion of knowledge: the true story of Soviet science”, en el citado artículo de Luis del Pino y en otras fuentes que cito al final de esta entrada (obvia decir que la lista fue mucho más larga):

Sigue…

Origen: La persecución de científicos en el comunismo: una represión fanática que acabó en catástrofe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.