Honduras es el país más peligroso del mundo y San Pedro Sula, localidad de donde salieron los emigrantes de la caravana, la ciudad más violenta del mundo.

Por

Fernando Díaz Villanueva

Hace poco más de dos semanas unas siete mil personas partieron de San Pedro Sula, en la costa atlántica de Honduras. Días después atravesaron la frontera con Guatemala a la altura de Esquipulas. Pudieron hacerlo sin problemas ya que entre estos dos países existe un acuerdo de libre circulación de personas. Una vez en Guatemala pasaron por la capital y continuaron camino hacia México. El Gobierno guatemalteco quería quitarse cuanto antes el problema de encima y puso facilidades para agilizar el tránsito.

Sigue…

Origen: La caravana migrante como arma política – Disidentia