De handy somos

A veces, en esta Argentina hermosa en la que nos toca nacer, hay que cruzarse con uno de éstos para entender que todo límite es subjetivo. Siempre se puede ser un poco más imbécil.

El domingo, un señor de nombre Fabián Roberto Penín se puso a interferir – aunque técnicamente no es una “interferencia”: la frecuencia está abierta porque el VHF civil no se encripta- las comunicaciones en Aeroparque, autorizando el despegue directo (es decir, que el avión que estaba esperando autorización ocupe la cabecera de pista y efectúe la carrera de despegue inmediatamente después) de un 737 de Aerolíneas que iba a Bariloche.

Sigue..

Origen: diazpez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.